Descubrimos el álbum ‘Sons Of Saturn’, el trabajo debut de Black Lotus, para hablar con ellos en profundidad sobre este nuevo proyecto. La banda, a la que podríamos enmarcar dentro del doom metal, ha conseguido un sonido particular donde encontramos influencias del metal, rock e incluso stoner que ha despertado nuestra curiosidad.

Los ocho temas de los que se compone ‘Sons Of Saturn’ no son, para nada, tema baladí. Y es que este equilibrado álbum está dotado de una dramaturgia particular, por lo que también en esta ocasión nos hemos decidido a preguntar…

¿Qué escenario nos presenta ‘Sons Of Saturn’?

Se trata de nuestro particular tributo y reivindicación de los cultos solares que el cristianismo fue asimilando y eliminando poco a poco para hacerse con la hegemonía frente a los cultos practicados en la antigüedad, imponiendo su visión monoteísta del cosmos. Al final de todo, Saturno/Cronos, centinela del tiempo, se impondrá inexorablemente y todos los demás cultos sucumbirán y serán olvidados. No es un álbum conceptual, pero hay una narrativa coherente con cada uno de los temas.

Black Lotus Entrevistato

¿Creéis que Finlandia tiene más posibilidades para un género como es el doom metal? ¿Fue quizás la experiencia lo que os hizo escoger a Inverse Records como sello discográfico?

En realidad el hecho de sacar el álbum a través de un sello finlandés como Inverse Records fue fortuito. Fue el sello quien nos eligió a nosotros. No sabemos muy bien como dio con nosotros. Imaginamos que fue a través de la difusión que hicimos por las redes del single “Sons of Saturn”. Joni Kantoniemi, propietario del sello, nos contactó vía email transmitiéndonos lo mucho que le había gustado el tema y que estaba interesado en hacer un trato para lanzar el álbum a través de su sello.

“sacar el álbum a través de un sello finlandés como Inverse Records fue fortuito. Fue el sello quien nos eligió a nosotros.”

Pero, desde luego, no es casual que alguien de Finlandia se haya interesado por nuestro estilo, ya que además de ser un país donde la música más popular es el metal, es un lugar en el que estos estilos de corte más oscuro tienen mucha tirada. Tuvimos alguna otra opción para lanzar el álbum a través de algún sello nacional, pero creímos que nuestro sonido tiene su público mayoritario en el norte y centro de Europa. A pesar de su modesta capacidad, el sello ha hecho un gran trabajo de difusión. De todos modos, seguimos trabajando para que el disco se escuche tanto a nivel nacional como internacional. No nos cerramos a nada.

Nos encontramos ante un disco de contrastes que sin embargo, suena muy equilibrado, con temas de transición como “The Pyre” o el cierre “Return To Erebus”. ¿Cuándo se toma la decisión de cerrar cada canción del álbum, antes de enviarla a estudio? ¿Ha sido un trabajo compositivo lineal, de tema a tema, en orden?

Los temas se fueron componiendo y madurando poco a poco. No hubo una premeditación a la hora de componerlos ya que, como te comentaba, no se trata de una álbum conceptual aunque sí que estaba bastante obsesionado en darle una coherencia formal, sobre todo en cuanto a sonido y atmósfera. De ahí los cortes cinemáticos entre canciones, que sirven para relacionar los temas y darle ese aspecto de continuidad. El orden definitivo lo decidimos mientras grabamos el álbum en el estudio.

Componemos de forma natural. Carles, por ejemplo, trajo algunos riffs o partes de posibles temas y a partir de ahí se fueron trabajando y madurando entre todos en el local de ensayo salvo excepciones, como “The Sandstorm” o “Kings”, que son temas principalmente de Cristian, pero que se acabaron de matizar en el local, donde cada uno pone su parte. De forma espontánea, cada uno ha desempeñado un rol. Carles y Cristian han creado las principales melodías del álbum, yo he desempeñado un rol más catalizador, de ordenar un poco las ideas y conseguir un sonido y concepto coherente para la banda y el álbum.

Entre los oscuros matices de vuestro proyecto, percibimos influencias del heavy metal y el stoner. ¿Es esta una apertura hacia el público menos habituado al doom?

Como comentaba, la composición de los temas es espontánea y nace de las influencias de todos y cada uno de los miembros de la banda. Yo insistí en que el heavy metal de corte clásico fuese el hilo conductor de todo, pero sin cerrarnos a otros estilos que nos apasionan dentro del rock y el metal. No pensábamos en absoluto en agradar a un público concreto.

Nos gusta tocar aquello que nos gusta escuchar, y como nuestros gustos son diversos el sonido es rico en matices, pero siempre intentando que suene coherente y evitar pastiches. Pensábamos en algo pesado, oscuro pero melódico a la vez, y al final se nos ubica con más facilidad dentro del doom metal o el stoner metal, pero no ha sido premeditado en absoluto, simplemente surgió de ese planteamiento. Quizá de ahí que a pesar de estar relacionados con el doom metal, nuestra propuesta pueda gustar a cualquier amante del rock en general.

Entrevista Black Lotus

Por otro lado, esto también puede representar un handicap para ciertos puristas en cada uno de los géneros. Puede que nuestro sonido le parezca demasiado heavy a un amante del stoner o demasiado stoner para el amante del doom, o quizá demasiado doom para el amante del heavy metal. El caso es que nosotros amamos todos esos sonidos, así que pensamos que mucha otra gente se puede sentir satisfecha con esa diversidad.

Este álbum debut no solo cuenta con un sello finlandés, sino que ha sido masterizado por Brad Boatright, de Audiosiege, en Portland. ¿Cómo está siendo esta estrategia de posicionamiento internacional?

El hecho de que se haya masterizado en Portland fue una propuesta de Javi Félez, quien grabó nuestro álbum en sus estudios Moontower de Barcelona. Audiosiege es posiblemente el estudio de mastering dónde más álbumes de metal pesado se hayan masterizado jamás. Un montón de bandas que son referentes para nosotros han masterizado allí, como por ejemplo Pentagram, Corrosion of Conformity, Obituary, Sleep, Yob, The Obsessed, etc… así que en cuanto surgió al ocasión no lo dudamos.

Si el estudio hubiese estado ubicado aquí en Barcelona lo hubiésemos hecho aquí, es decir, el posicionamiento internacional ha surgido en la medida que nuestras necesidades has sido cubiertas por medios internacionales, no de forma premeditada. Si nuestro estilo tiene gran acogida en el exterior es lógico que el proceso se haya hecho con medios de fuera. Estaríamos encantados que hubiese el mismo interés a nivel nacional, estamos deseando que se nos escuche por toda la península.

“Si nuestro estilo tiene gran acogida en el exterior es lógico que el proceso se haya hecho con medios de fuera”

“Sons Of Saturn”, canción que da nombre al álbum, es una oda a algunos de los cultos paganos de la antigua Grecia y Roma que fueron erradicados, ¿es quizás esto un reflejo oscuro y metafórico de nuestra realidad? ¿es esta una canción, al igual que un álbum, puente de conexión entre dos realidades que suceden en dos tiempos distintos, pasado y presente?

Como te comentaba al principio, escribí esa letra básicamente como homenaje a esos antiguos cultos. Si es cierto que es un concepto atemporal. Básicamente “el tiempo” es un concepto humano, de ahí su deificación. La realidad es una, es decir que no existe de forma lineal. La existencia de la humanidad, su evolución, sus cultos, su sociedad y cultura a escala cósmica no representan ni medio suspiro para el universo suponiendo que se le pudiese otorgar al mismo un principio y un final. Nuestra existencia es volátil aunque vivamos nuestras vidas como si fuésemos eternos.

“Tempus Fugit, Carpe Diem” como rezaba el poema de Horacio, es el otro mensaje de la canción. Es una llamada a la humildad. Hagas lo que hagas acabarás en el hoyo. No importa el dinero o el poder que acumules. Así que mientras estás en este mundo vive tu vida lo mejor puedas, dejando vivir a en paz los demás. Incluso si puedes hacer algo por los demás, aún que sea música humilde como la nuestra, quizá seas recordado cuando ya no estés y quede algo de ti en el mundo material que otros puedan apreciar. Es una forma de permanecer en el recuerdo… al menos por un tiempo.

Una vez ya estaba (casi) todo hecho, ¿qué sentisteis al ver al fin publicado y a la venta, en formato físico, vuestro álbum? ¿Qué vemos plasmado en su portada?

Fue como si viésemos la cara de nuestro primogénito después de un largo parto. Además, se da la circunstancia de que yo también esperaba el nacimiento de mi hija. Tanto una cosa como otra fueron procesos duros, extenuantes pero que proporcionan una felicidad enorme. El concepto de la cubierta del álbum está basado en el tema de la canción con la que decidimos bautizar el álbum. En ella intentamos representar la idea de que en el momento del fin de todas las cosas todos los templos caerán, solo Saturno/Cronos permanecerá por encima de todo, sentado en su trono.

Black Lotus Sons Of Saturn portada

¿Cómo fue la presentación de vuestro ‘Sons Of Saturn’ en la Sala Monasterio junto a Acherontia? ¿Tenéis alguna fecha para este 2019 ya confirmada a parte del Fiestoner? ¿Qué sala y/o ciudad os gustaría visitar?

Compartir escenario con Acherontia fue un lujo, son unos tipos estupendos y tienen un directazo. Así que nos dejaron el terreno muy bien abonado. En cuanto a nuestra actuación, creemos que sonó bastante bien, pero quizá nos autoimpusimos demasiada presión y los nervios se notaron. Queríamos hacerlo muy bien en lo musical y se nos olvidó un poco la idea de transmitir un show completo.

Creo que poco a poco a medida que vayamos rodando, nuestros directos serán cada vez mejores. Estamos trabajando para dar un buen show completo, dónde aparte de lo musical, la puesta en escena sea algo importante y que acompañe a la atmósfera del disco. Por eso estamos deseando tocar allí donde se nos quiera ver y escuchar, estaremos tan contentos de tocar en Barcelona, Madrid como en cualquier otro punto de la geografía mundial por pequeño que sea.

¿De qué manera os han influenciado vuestros anteriores proyectos? ¿Con qué veníais aprendido de ellos a la hora de sacar este disco debut como Black Lotus?

En lo musical, la influencia no es tan estilística, ya que nos planteamos este proyecto como algo más oscuro y clásico, algo que no habíamos hecho antes la mayoría de nosotros. Pero quieras o no, haber tocado con otros músicos te hace siempre aprender cosas nuevas que vas incorporando a tu estilo a la hora de tocar o incluso componer. Estoy seguro de que los componentes de Black Lotus estamos aprendiendo los unos de los otros y esto nos servirá en un futuro ya sea en este proyecto o en otro.

¿Hasta qué punto os consideráis unos “románticos”? ¿Sacaréis vinilos de ‘Sons of Saturn’? ¿Pensáis que se está volviendo a apreciar, que está en alza, este tipo de producciones?

Bueno, vivimos una época de “revival” en la música y la cultura popular. Hay quienes entre tanto mundo digital echan de menos las cosas tangibles. Supongo que el auge del vinilo es un síntoma de ello, por no hablar del cassette, que se ha puesto últimamente otra vez de moda. Entre nosotros se juntan dos generaciones. Los Millenials y la Generación X. Carles es el mayor del grupo y luego voy yo en edad, así que somos los que consumimos más música en formato físico. Yo especialmente compro bastante vinilo y la publicación de nuestro álbum en formato vinilo es uno de nuestros retos. Nos gustaría encontrar un sello que nos ayudase en este aspecto, ya que es algo que Inverse no ha podido asumir.

“nuestro álbum en formato vinilo es uno de nuestros retos. Nos gustaría encontrar un sello que nos ayudase”

El videoclip de ‘Sons of Saturn’ nos muestra un escenario apocalíptico, pero muy real, lleno de fenómenos naturales ¿habéis experimentado alguna vez algún fenómeno de este tipo? ¿Qué os hizo relacionar esta naturaleza salvaje al completo simbolismo del álbum?

Saturno es símbolo del tiempo en el que se desarrolla la creación, la vida en todos sus aspectos, el poder que hace germinar las semillas que luego darán cosechas y todo ello está a merced del poder de los elementos. De ahí los cultos solares que hacían ofrendas para que los dioses les fuesen propicios. Yo una vez experimenté un terremoto a pequeña escala en Perú sin graves consecuencias aquel año, pero en fechas similares del año siguiente, fue una catástrofe de grandes dimensiones en el país y se cobró muchas vidas. Si hubiésemos hecho el viaje un año después nos hubiese tocado ya que nos movimos por Ica, donde se produjo el epicentro. Eso te da una idea de la volatilidad de tu existencia.

No sé si alguno de mis compañeros ha vivido algo en relación a esto. Por otro lado, experimentamos diariamente catástrofes que no se aparecían fácilmente a priori como el cambio climático o la influencia devastadora de nuestro estilo de vida en otras especies o el medio en general. La idea es que es la vida la que se adapta al mundo y no el mundo a los seres vivos. Al hombre se le ha olvidado esto. Al tigre, a la ballena, a la serpiente, al gusano, al lobo o al búho no.

¿Qué os hizo decidir lanzar un disco completo antes que un EP? ¿Cuáles son los pros y contras de esto?

Francamente, fue la duración de los temas que teníamos y que queríamos incluir en el álbum lo que marcó su duración. Casi todo son temas largos pero que creemos tienen un desarrollo suficientemente interesante para no hacerse pesados y mantener el interés del oyente. Estuvimos a punto de dejar fuera “Protective Fire”, lo que hubiese sido un gran error ya que se ha visto que le da un punto de dinámica importante al disco y es uno de los temas que más gusta al ser más directo y con un estribillo más pegadizo.

Finalmente, para quien aún no se haya enterado… ¿cómo describiríais vuestro álbum en un tuit?

Es un disco en el que quedan reflejadas nuestras variadas influencias musicales sin pretensiones de que salga un producto concreto que sale sincera y espontáneamente de nuestras mentes y corazones. ¿Demasiado largo para un tuit? Pues qué tal… un disco de heavy doom épico-atmosférico…

Blanca Fuerte