El artista venezolano Abraham Sarache lidera un trío (próximamente cuarteto) que constituye un proyecto de lo más atrevido debido a sus particularidades sonoras.

El rock progresivo se mantiene en la escena underground, a pesar de que, como comenta el propio Sarache, hay bandas que hacen al género más visible. Sin embargo, parte de su encanto reside en sus rarezas, en las dificultades que rodean a su ejecución y a que no pertenecen a un entorno mainstream ni logran gustar a las grandes masas. Un ejemplo de la magia del prog es precisamente el proyecto de Abraham Sarache, que utiliza un instrumento de la música folclórica venezolana en lugar de una guitarra eléctrica, y que se compone de canciones que son realmente especiales en su complejidad. Hablamos con el artista sobre la situación actual de su banda, las dificultades que atraviesan los músicos de la escena y los futuros planes para esta agrupación.

‘Kaleidoscope Of Dreams’, su último EP

Has publicado dos EPs en lugar de un LP para mantener la atención del público centrada en un número menor de canciones. Teniendo en cuenta que todas las canciones destacan más por ser una cantidad pequeña, ¿estás satisfecho con la recepción que están teniendo? ¿Cuál consideras la más valorada por el público?

Estamos muy satisfechos con la recepción que el nuevo EP está teniendo. Hasta ahora la canción más comentada es “Wabi-Sabi”, una cancion de 9 minutos con tres secciones, un montón de cambios de métrica y un aire épico diferente a lo que solemos hacer.

Abraham Sarache (Foto: Mak Álvarez)

Tienes ya un número considerable de nuevas canciones para vuestro próximo proyecto. ¿Cómo organizas el proceso de selección y descarte?

Normalmente yo (Abraham) selecciono las canciones que más me gustan y que tienen más potencial a mi parecer, luego le mando unos demos al bajista y baterista para que tengan una guia al crear sus líneas. Finalmente, cuando nos juntamos en el ensayo, evaluamos como va sonando todo. Una vez la canción funciona tocada en vivo y la sentimos como nuestra, ya se realiza una grabación más seria que sera el demo para el disco que escucharán.

Después de los dos EPs (que cuentan una misma historia), ¿podremos escuchar un larga duración como próximo proyecto?

Cuentan las dos caras de una misma moneda, no son la misma historia en sí. Creo que el siguiente paso será un par de singles con colaboraciones, y para el 2021 posiblemente un disco más extenso de 9-13 canciones.

La historia detrás de esos EPs habla sobre los aportes para la sociedad por parte de las nuevas generaciones. ¿Nos puedes adelantar algo sobre la temática de las últimas canciones que has compuesto? ¿Cuentan una historia similar a las anteriores?

El primer EP habla sobre la parte negativa, el segundo sobre la positiva. El siguiente concepto es sobre el arrepentimiento que algunas personas tienen antes (o después) de morir por no haber hecho cosas que siempre quisieron y que dejaron para después. Me gustaría usar esa perspectiva como tema base.
Con respecto a vuestro sonido, dices que te gusta el cuatro venezolano pero no como se toca en su entorno folclórico.

Cómo se vive el prog

¿Cómo ha sido el proceso de encajar un instrumento folclórico como el cuatro en una banda de rock progresivo y hacerlo a tu manera?

Ha sido largo, trabajoso y emocionante. Desde el momento que toque mi primer cuatro acustico, sabía que había encontrado un sonido diferente para el rock y metal. Lo demás fue ensayo, error, inversión de tiempo y dinero hasta moldear su sonido a mi estilo musical.

Abraham Sarache (Foto: Facebook)

Te encargas tú mismo de gran parte del proceso compositivo, por tanto tus influencias marcan mucho el sonido de la banda. Teniendo en cuenta la originalidad de vuestro estilo, ¿cuáles dirías que son tus influencias más marcadas?

A Perfect Circle, Deftones, Alice in Chains, Sonata Arctica y Porcupine Tree.

Comparas vuestro sonido con el rock alternativo y el prog de los 90. ¿Consideras que todavía existe una escena potente con respecto a esos subgéneros?

El prog en los últimos años ha sido un género bastante pequeño pero se ha mantenido a flote debido al apoyo de sus seguidores. También las figuras más representativas como Devin Townsend, Steven WIlson, Ayreon, por nombrar algunas, están propagando el género a más multitudes, y eso ayuda a tener más visibilidad y relevancia.

Como miembro de una banda de prog, ¿crees que se le da al género suficiente representación en los festivales europeos?

No mucha, pero últimamente veo muchas más bandas con influencias prog en carteles grandes, pero es obviamente por sus esfuerzos y seguidores, no por los organizadores de festivales.

En referencia al público, opinas que la escena es pequeña pero agradecida. ¿Te sientes arropado y apoyado por tus seguidores?

La verdad es que sí. La gente hoy en día tiene la impresión de que uno necesita likes, plays en YouTube, seguidores en Facebook y redes sociales. ¡No! Lo que los músicos necesitamos es que vayas a nuestros conciertos y compres nuestro merchandising y nuestros discos. Tenemos suerte de tener gente que nos apoya de esa manera.

¿Podrías comparar desde tu punto de vista la escena underground en la que participas con la escena de grandes bandas, estadios y festivales multitudinarios?

Lo único que puedo decir (sin haber estado en una banda de llenar estadios) es que si compras música a bandas underground estás apoyando una futura gira, grabación de disco o algo relevante, mientras que las bandas de estadios no necesitan más apoyo.

Abraham Sarache (Foto: Facebook)

Has dicho anteriormente que haces música para inspirar y reflexionar. ¿Crees que la música es una buena herramienta para calar un mensaje en la sociedad?
Sí, siempre lo ha sido.

¿Qué viene ahora?

Tocareis en Madrid, Barcelona y A Coruña próximamente. ¿Es vuestra primera vez aquí? ¿Qué nos tenéis preparado?

Es la segunda mini gira española que hacemos, la primera fue en 2016. Pues venimos cargados de mucha energía ya que estuvimos parados casi un año por falta de baterista y por fin conseguimos a la persona adecuada, además estamos estrenando nuevo EP.

Posteriormente, estaréis tocando por diversos países de Europa. ¿Cómo compararías la escena y el público de los distintos países dónde ya habéis tocado? ¿Te gustaría poder dar directos en otros continentes?

Pues hay planes de hacer Sudamérica en algún punto y no nos cerramos a nada. En general nuestro público es bastante homogéneo y similar en todos los países.

Una vez termine la gira de este año, ¿volveréis directamente al estudio?

Tomaremos una pequeña pausa para valorar todo lo que ha pasado este año. Simplemente va a ser un año lleno de sorpresas y retos. Tener el honor de poder tocar en el Totum Revolutum en Barcelona y Progpower Europe en Baarlo ya pone bastante presión sobre nosotros.

¿Nos puedes adelantar algo sobre vuestros planes de futuro o todavía no habéis definido nada?

Tengo la intención de incorporar un cuarto miembro a la banda, pero deber ser alguien que complemente lo que hacemos y aporte algo más. Tengo en mente un tecladista o guitarrista, o alguien que toque ambos instrumentos. También estamos organizando nuestra primera gira por Reino Unido, lo cual es un gran paso para nosotros.

Olga Vidal