Pocos han sido hasta ahora los conciertos de géneros afines a esta editorial los que se han celebrado una vez instalados en la “nueva normalidad”, pero todos ellos tienen un elemento en común: la frialdad.

Con el fin de sacar al público a espacios abiertos donde minimizar riesgos, y usando como slogan aquella reconocida canción de Ilegales “Tiempos nuevos” (tiempos salvajes),  surge la iniciativa municipal de acercar a la ciudadanía sonidos frescos que brotan de zonas poco transitadas, intersecciones, fronteras e incluso abismos. Y es en el marco del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, uno de los sitios donde tienen lugar esos aquelarres y, en concreto, el que nos ocupa, dedicado al post-rock.

Fue en la primera edición del Stonefest de Piedras Blancas, hace ya siete largos años, cuando se les vio juntos en un escenario a Acid Mess y Toundra. Los derroteros de ambas bandas han sido muy diferentes y esta sería una ocasión para certificarlo. La cola que se apreciaba a la puerta una hora antes de su apertura, dejaba claro que sólo un centenar de afortunados podrían gozar de esta sesión y que el resto tendría que desahogar su pena oyéndolo extramuros en las cervecerías cercanas. A la entrada, control de mascarilla, toma de datos en documento oficial, un par de dosis de gel hidroalcohólico y a seguir la flecha hasta una de las sillas estratégicamente colocada para garantizar la separación de metro y medio entre asistentes.

Toundra (Foto: José Antonio Fernández)

Como si de una oposición se tratara, las distancias hacían imposible la interacción. La incertidumbre se apoderaba de los asistentes. Caras serias, sorprendidas, expectantes… La temperatura respecto a la calle ha bajado unos cuantos grados. A las ocho en punto, y de manera teatral, suena por megafonía las últimas recomendaciones de las autoridades sanitarias. Pónganse los cinturones de seguridad (pero no toquen mucho las sillas) que despegamos.

Acid Mess vuelve a derrochar magia 

Cinco años han pasado ya desde que los locales Acid Mess presentaran su último trabajo ‘II’ que tan buenas críticas recibiera, y donde el rock y la psicodelia con toques stoner que practicaban, les colocaron en el punto de mira underground regional y nacional. Con un sonido con margen de mejora, de esa primera etapa nos ofrecieron “Atomic Garden” “Freedom Woman” y la celebrada “Madre Muerte”.

 

Ya metidos en faena, más de uno tuvo que agarrarse a la silla para aguantar el volantazo que dieron en la segunda parte del concierto, al salirse del sendero y abrir su propio camino donde dar cabida a ritmos de lo más variado: desde el progresivo al folk, de la psicodelia a los ritmos latinos, o del garaje al punk. Aprovechando que ya disponen de nuevo disco bajo el brazo, aun sin publicar, ‘Sangre De Otros Mundos’ (Spinda Recods), nos dejaron catar la nueva versión de su conocida “Hechicera” y en primicia, “Futuro Sin Color” a dos voces y “Fuego Al Templo”.

Acid Mess (Foto: José Antonio Fernández)

Cuarenta minutos bien aprovechados, para mostrar su pasado y su futuro en esta nueva singladura, donde esperemos que se despejen las sombras y encuentren vientos favorables.

La tarde más fría de un cálido verano 

Con quince minutos de “descanso” y con la recomendación de no levantarnos de la silla, comenzaría el turno de los madrileños Toundra. La setlist escogida para la ocasión refleja la esencia de la banda, una exquisita panoplia de lo mejor de sus publicaciones de la última década, desde ‘II’, ‘III’, ‘IV’ y, como no, ‘Vortex’. Y precisamente con uno de sus mejores temas, el que fuera primer single de ‘Vortex’, la musculosa “Cobra”, comenzaría el show. El sonido, ahora sí, es cristalino.

Tras “Tuareg”, llegarían los sonidos más crudos y furiosos, con “Bizancio”, a ratos agresivos, con momentos delicados y siempre intensos. Le seguiría “Kitsune”, tema complejo que mantiene una atmósfera densa y uniforme de principio a fin. Había pasado ya más de media hora y el público seguía más frío que un beso de tu ex. Los esfuerzos de Esteban por hacer saltar una mínima chispa, resultaron infructuosos.

Toundra (Foto: José Antonio Fernández)

Toundra tiene una manera peculiar de contar sus historias a través de las guitarras imaginativas de Macón y Esteban, y una base rítmica sin igual, maquinada por Alberto y Álex. Sin prisa pero sin pausa, esas historias explotan y sumergen al oyente en un torrente de sensaciones que sólo los grandes grupos consiguen hacer sentir. “Cielo Negro” y “Magreb” son claros ejemplos de ello.

En un momento dado, Esteban se sienta en cuclillas mientras mira con incredulidad a la estoica concurrencia preguntándose, cómo es posible que jugando las cartas de siempre, acabe perdiendo la partida? Y es que es difícil asumir que las reglas han cambiado. Acostumbrados a muchedumbres, las vistas serían desoladoras.

Toundra (Foto: José Antonio Fernández)

Con un lacónico “nos vamos yendo”, encaran el tramo final con ‘Mojave’, un tema diferente, con partes muy épicas, como la ocasión y entorno se merece, para cerrar con “Cruce Oeste” con Alberto al sintetizador y Álex en la máquina de ritmos. No hubo bises. No se pidieron “otres tres”. Apenas treinta segundos de aplausos y comenzó el desalojo, de uno en uno, de atrás hacia adelante, por otra puerta diferente… tan ordenado… tan marcial…  tan frio… No hay merchand, no hay corrillos donde comentar la jugada, no hay feedback con la banda… es todo tan frío…

Toundra (Foto: José Antonio Fernández)

El formato resultó tan encorsetado que aniquiló cualquier resquicio de emoción, adulterando el resultado esperado. Alguien decidió que ocio y cultura es incompatible con responsabilidad y respeto, por lo que se envuelve al participante en una burbuja y lo convierte en asintomático social, imponiendo unas reglas de juego que duran lo que se tarda en aprenderlas.

En resumen: las bandas pusieron de su parte, la organización cumplió con su cometido, y el sistema se encargó de inocular a los asistentes, asumiendo su responsabilidad a la entrada y devolviéndosela a la salida. Bienvenido a los “Tiempos Nuevos” o nueva normalidad aplicada a la escena musical.

Toundra (Foto: José Antonio Fernández)

Texto y Fotos: José Antonio Fernández

Promotor:Tiempos Nuevos OVD – Ayto Oviedo

Día:2020-07-31

Hora:20:00

Sala:Patio Edificio histórico Universidad de Oviedo

Ciudad:Oviedo

Teloneros:Acid Mess

Puntuación:7