Dentro de la programación tan amplia y variada que ofrece Marenostrum este verano todavía pandémico, se incluía una actuación muy especial de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba.

La banda sevillana sigue su andadura a pasos agigantados, y si hace un par de años desarrollaban su arte en los bajos fondos, se ha convertido en un fenómeno que cada día aglutina más seguidores que se rinden a los pies de su kinkidelia.

El parón de conciertos debido a la propagación de la covid provocó que tuvieran que cortar de raíz toda su programación en pleno ascenso de popularidad después de su excelente debut, pero han aprovechado este tiempo para terminar de perfilar su nuevo y segundo trabajo de estudio. ‘Hilo Negro’ sigue manteniendo la seña de identidad de DMBK, al mismo tiempo que experimentan su genuino sonido mucho más allá de su homónimo disco de estreno.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

Las ganas que había de disfrutar de estas nuevas canciones eran tremendas, y se reflejó en una gran entrada para este show en Fuengirola. Si bien no llenaron la totalidad de la capacidad de este enorme recinto en tiempos de pandemia –unos 6.000, que viene a ser el 25 % del total- se calcula que un millar de asistentes acudieron a una cita que, adelantamos, cumplió con creces las expectativas. Derby Motoreta’s Burrito Kachimba enredó a sus seguidores en su hilo negro a las primeras de cambio.

Otra cita con la kinkidelia

Málaga se ha convertido en un fuerte bastión para DMBK y el recibimiento fue a lo grande mientras sonaba la intro “KBMD” y el escenario se convertía en un mar de humo. Con “The New Gizz” comenzó la locura y no tardaron en meterse al público en el bolsillo. Esas luces cargadas de colorido para ambientar su atmósfera psicodélica arropan a una banda que inició la presentación de su último trabajo a lo grande, encadenando un buen puñado de temas en los primeros compases del show.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

“Porselana Teeth”  y “Caño Cojo” eran el anticipo de la fiesta que se viviría en otra noche para el recuerdo, en la que llegó el olor de whisky barato y tabaco Winston de las discotecas de antaño. A pesar de que la mayoría de la gente estaba encajada en sus asientos, no faltaron los ánimos y gritos de júbilo en cada minuto de su actuación. “El Valle” y “RGTQ” seguía manteniendo la llama en alto, antes de que Dandy Piranha tomara la acústica para interpretar junto con sus compañeros “La cueva”, el tema que cierra su último disco.

Aquí es donde se comprueban que todas las canciones de ‘Hilo Negro’ tienen su valor, y que no se ha dejado nada en el aire en busca del éxito rápido y fugaz. A lo largo de todo su set descargaron todos los temas de esta nueva entrega (también los de su debut).

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

“Gitana” terminó siendo uno de los momentos de mayor clímax de toda la noche. Con todos sus componentes arrodillados en la tarima, la primera y aflamencada parte iba introduciendo a los presentes en su mundo sicodélico y andalusí antes de romper con un ritmo frenético que levantaría a cualquier muerto de su tumba. Fue una de las interpretaciones más aplaudidas de la noche y logró poner los pelos de punta a más de uno.

Sin respiro

La primera traca de canciones de ‘Hilo Negro’ terminó con “Turbocamello”, con mucha aceptación entre los presentes, pero cuando comenzaron a tocar “Grecas”, volvió la revolución. No sirve de nada hacer comparaciones entre sus dos discos, pero los seguidores necesitan su tiempo para encariñarse con el nuevo material.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

La banda abandonó el escenario mientras se colocaban dos sillas destinadas a que su vocalista, acompañado de uno de sus guitarristas, iniciara la pasional “Somnium Igni- Pt.1”, en la que respectan el juego de distorsiones de la grabación original. Poco a poco fueron retomando sus puestos el resto del grupo para encarrilar el final de esta canción a la que le siguió “Somnium Igni – Pt.2”, que musicalmente poco o nada tiene que ver. Esos son los actos camaleónicos de DMBK dignos de mención.

Final frenético

Llegados a este punto le resultaba difícil al público mantenerse en sus asientos y con su ya convertido en clásico “Aliento de Dragón” algunos se ponían de pie para disgusto de los controladores y el personal de seguridad. “Dámela” y “13 monos” no hacían más que aumentar la intensidad en alza del concierto antes de terminar este primer bis con “Samrkanda”, otra vieja conocida para los seguidores.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

Todavía quedaba más, y el tramo final vino encabezado por “Nana del caballo grande”, esa versión tan propia del clásico de Camarón de la Isla de ‘La leyenda del tiempo’ que llevan a su terreno a la perfección. Con la potente “La piedra de Sharon” se vislumbraba el final del concierto, y el despiporre en la platea era casi incontrolable. La última bala con “El Salto del gitano” no ayudaba a que los asistentes hicieran público su éxtasis por la entrega de principio a fin del grupo sevillano.

Como se ha hecho habitual durante la pandemia, Dandy no saltó al público y con una conga al ritmo de “La Cachimba” de Los Chichos se despedía de un público que lo había dado todo bajo unas restricciones que se encaminan a su fin.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (Foto: Satur Romero)

Es difícil adivinar los ingredientes ideales para que una receta musical cale tan hondo entre el público con esta rapidez, pero Derby Motoreta’s Burrito Kachimba lo ha conseguido y parece que esto no ha hecho más que empezar. Aunque nunca hay que olvidar el trabajo pasado, presente y futuro de una banda de talento que cree con honestidad y humildad en su propuesta. El cielo es el límite.

Texto y Fotos: Satur Romero

Promotor:Oh Salvaje / Marenostrum

Día:2021-08-26

Hora:22:00

Sala:Marenostrum

Ciudad:Fuengirola, Málaga

Puntuación:9