Dissaverage es una banda no tan conocida de las que existen en el panorama nacional. Por ese motivo, hemos querido mostraros quiénes son los albaceteños en nuestra sección Tour Life y hemos hablado con su batería, Andrés Valenciano, para que nos cuente cómo son sus experiencias en los conciertos con el grupo.
  • Nombre del músico: Andrés Valenciano (batería)
  • Grupo: Dissaverage

¿De quién es la persona que te despides con más dificultad cuando te vas a tocar?

Normalmente suelo hacer amistad con la gente más próxima a mí en los conciertos, en mi caso con los baterías de las demás bandas, siempre hay grandes charlas con ellos y es interesante compartir puntos de vista con otros músicos de tu mismo instrumento.

Pero entonces, ¿de quién te cuesta despedirte?

¿Cuál es la mayor cantidad de gente ante la que has tocado y dónde?

En un concierto bastante cercano, el 16 de Septiembre en la carpa Viva la Feria, en la Feria de Albacete se congregaron unas 1 500 personas. Fue una experiencia inigualable, lo disfrutamos como niños pequeños.

¿Cuál es la cantidad más pequeña de gente ante la que has tocado y dónde?

Nuestro concierto más pequeño fue en una sala de Aranjuez, dónde tocamos para la gente del bar, el fotógrafo, algunas poquitas personas que se pasaron y los colegas que llevamos. La anécdota de ese bolo es que vendimos un montón de merchan, los pocos asistentes acabaron encantados. A pesar de la gente que había nosotros lo dimos todo.

¿Tienes roadies o te toca cargarlo todo con tus propias manos y pies?

Me toca cargarlo a mí. Por suerte mis compañeros son bastante solidarios conmigo y me ayudan en todos los bolos, a cargar y descargar siempre, montar prefiero hacerlo yo tranquilamente y chequearlo todo.

Dissaverage Tour Life

¿Cuál es la mayor cantidad de dinero que has cobrado por un bolo? Puede ser positiva o negativa. La cuestión es que haya muchas cifras.

Lo máximo que he cobrado en un bolo han sido 140.

¿Cuál es el equipo técnico con el que sueles tocar?

Mi batería es una Pearl Masters Custom BCX compuesta por bombo, dos timbales aéreos y dos bases, platos Meinl, dos crashes, hi hat, china y multitud de platos de efecto, todo ello montado en un rack de marca Pearl.

¿Tienes patrocinio de alguna marca o sale todo del sudor de tu frente?

Me gustaría conseguir patrocinador algún día, pero de momento todo mi equipo sale de mi bolsillo.

¿Te avienes a tocar con material de otras bandas o alquilado si la situación lo demanda o siempre tienes que llevar lo tuyo?

Me suelo adaptar bastante a lo que me encuentre en cada concierto, hasta cierto punto. Me gusta tener garantías de que por lo menos vaya a tocar cómodo. Me suelo llevar a todos los bolos mis herrajes, platos, caja y sillín.

¿Cuál es tu rutina de calentamiento antes de salir a tocar?

Suelo hacer algún ejercicio para estirar y calentar las muñecas, ya sea con baquetas o solo con mis manos.

¿Qué es lo primero que haces al bajar del escenario?

Nada más terminar de tocar me ocupo de desmontar mi equipo, si alguien me quiere saludar en el mismo momento que acabo el concierto por supuesto que charlo un rato con esa persona, pero me gusta dejármelo todo bien recogido antes de estar con la gente.Tour Life Dissaverage

 

¿Cómo reaccionas cuando alguien se sube al escenario?

Intento no sobresaltarme y seguir haciendo mi trabajo como batería. No me gusta que la gente suba, a no ser que sea con nuestro consentimiento. Aunque a veces ocurren anécdotas graciosas, como la vez que se nos subió un muchacho al oír que tocábamos “Psychosocial” de Slipknot y se marcó un feat con nuestro cantante (y además quedó bastante bien).

¿Prefieres una gira como Dios manda estando un mes fuera de casa o ser un “weekend warrior” que solo hace conciertos solo los fines de semana?

Por mí a saco, un mes o dos fuera de casa si hace falta. Aún no me he visto en una gira tan gorda, pero me encantaría que fuera así.

¿Has tocado alguna vez estando enfermo? ¿Cómo superaste aquel concierto?

Alguna vez me ha tocado hacerlo y es horrible, tenía un catarro de mil demonios y salvé el bolo no sé ni como. Echándole ganas y aguantando.

¿Cuál ha sido tu situación más vergonzante sobre el escenario?

Hay unas cuantas. Baquetas voladoras, platos voladores, dar entrada para la canción que no era… Cosas que pueden pasar. Una vez perdí un china, se cayó fuera de la tarima de la batería con herraje incluido y, claro, al acabar la canción me tuve que bajar a por él. En fin, cosas del directo.

¿Qué es lo más glamuroso que has hecho estando de gira? Ducharse no cuenta

Acogerme al calor de la gente, salir al escenario y ver que la gente aplaude y está deseando ver lo que vas a hacer la siguiente hora, para mí eso es lo más grande y satisfactorio.

Dani Bueno