Somos muy aficionados a hacer pequeños recopilatorios, no lo podemos esconder. Hoy os traemos una pequeña selección de 10 de nuestros temas favoritos en uno de los géneros más populares hoy día… ¡Os animamos a que vosotros también lo hagáis dejando vuestra lista en los comentarios!

Metallica – The Four Horsemen / Megadeth – Mechanix

Guste o no, todo empieza aquí. Las bandas básicas para cualquier recién iniciado en el mundo del thrash metal son Megadeth y Metallica, por mucho que casi todos las critiquemos de vez en cuando. Y qué mejor canción para representar a ambos que una que comparten, cada uno con su respectiva versión. Si hay una discusión popular casi tan extendida como que “si eres de Metallica o de Megadeth”, esa debe ser si prefieres “The Four Horsemen” o “Mechanix”. Personalmente, y como en casi todos los demás aspectos, servidor prefiere Metallica.

Sepultura – Mass Hypnosis

Es imposible hablar de thrash y no hacer referencia a los hermanos Cavalera. En un escenario en el que parecía que Suramérica estaba algo apartada del circuito de este tipo de música, Sepultura consiguieron hacerse oír a base de unos primeros álbumes absolutamente devastadores. La relevancia de los brasileños en este estilo es indiscutible, y discos como “Beneath the Remains” se postulan no sólo como básicos en este género sino como obras fundamentales de la historia del metal. Además, si nunca te has levantado silbando ese solo mentalmente, raro será.

Aura Noir – Condor

Y de Brasil nos vamos  Noruega. Como no podía ser de otro modo con semejante escenario, ha llegado el momento de hablar de cuando el thrash metal se encuentra con el black. Nunca he sido un fan devoto de ese tipo de música (excepto por bandas concretas como Emperor), pero debo confesar que el blackened thrash es algo que es difícil ignorar si eres fan de los sonidos sucios. Probablemente los primeros trabajos de Aura Noir sean más icónicos, pero para muchos su disco definitivo es “The Merciless”. Esta es una buena prueba de ello.

Coroner – Semtex Revolution

A los fans del metal progresivo que reniegan del thrash, casi siempre hay por dónde engancharlos. Y es que si eres amante de la complejidad compositiva, no tardarás en enamorarte de cualquier álbum de Coroner. El thrash metal técnico es uno de los sub-géneros que más variedad ofrecen al oyente, y las bases de este estilo fueron prácticamente sentadas por ellos.

Vektor – Cosmic Cortex

Algunos dirán que me estoy precipitando al incluir a una banda tan joven como Vektor en una lista así, pero sinceramente opino que esta banda está a otro nivel. Tan sólo cuentan con dos álbumes, pero tan sólo con eso ya son capaces de darle un buen repaso a la mayoría de bandas de thrash metal. Discípulos musicales de los comentados inmediatamente antes y unos Voivod que tampoco quedarán fuera de esta lista, su técnica es inmejorable y demuestran unas habilidades compositivas de otro planeta. Cuando publiquen su tercer álbum se va a declarar un día de fiesta interestelar.

D.R.I. – Thrashard

Los padres del crossover thrash, sin lugar a dudas. Una banda que, junto a Suicidal Tendencies o Stormtroopers of Death ha influenciado a agrupaciones de las más relevantes del estilo hoy día como son Municipal Waste. Su mezcla de thrash con hardcore punk fue toda una revolución, y junto a otros compañeros de estilo consiguieron crear toda una sub-cultura que a día de hoy sigue más que viva.

Tankard – Die With a Beer in Your Hand

Nunca hay que olvidar el factor diversión en el thrash. Es vital. Y una de las bandas que mejor lleva a cabo la tarea de que no caigamos en ese error, son los germanos Tankard. Aunque también sean demoledores, sus letras sobre cerveza nos recuerdan que no hay que tomarse la vida demasiado en serio.

Havok – D.O.A.

Aunque muchos renieguen de ellos, es indudable que los americanos Havok han tenido un papel crucial en la revitalización del thrash durante la década pasada. Estaremos de acuerdo en que no se pueden equiparar a los grandes clásicos, pero han conseguido publicar trabajos de una calidad increíble como “Time is Up” o “Burn”. Este es uno de sus temas bandera.

Slayer – Jesus Saves

Ese cambio de velocidad, esos versos que parecen trabalenguas, esos solos de carnicero… Slayer hoy pueden ser un chiste comparados con lo que llegaron a ser en sus inicios. Apenas tres minutos de pura maldad contienen la esencia de por qué los de Hanneman se convirtieron en uno de los mayores titanes que haya pisado la tierra. Y luego se despeñaron estrepitosamente. Pero eso ya es otra historia.

Voivod – Ripping Headaches

Los reyes de la locura. Disonancias por un tubo, estructuras sin pies ni cabeza, compases de amalgama, voces desquiciadas… Si no has escuchado Voivod, no conoces el significado de la palabra “demencia”. Y si en algo casi todos estamos de acuerdo, es que las primeras veces que se les escucha no se puede reaccionar de otra manera que no sea “¿por qué hacen eso? ¿qué acabo de escuchar?”. Poco a poco te vas haciendo a ellos y entonces ya no hay vuelta atrás. Comprendes que son unos malditos genios.