Muchas son las historias que esconden los nombres de las bandas más míticas, hoy os contamos la que esconde Korn, además de repasar algunas de sus más que remotas anécdotas.

Como buena banda de metal que se preste la historia de Korn esta llena de anécdotas que rozan lo surrealista. Entre ellas está la de su líder y vocalista. Jonathan Davis se planteó en varias ocasiones dejar la banda lo que le llevo a tomar la decisión de consultar a un psíquico para preguntarle cual sería la decisión correcta. El psíquico le dijo que ni se le ocurriera dejar la banda. Sería fan de Korn?

El hijo de Rob Trujillo, bajista de Metallica, estuvo tocando el bajo con Korn para la gira que hicieron por Sudamérica en 2017 sustituyendo a Reginald “Fieldy” Arvizu por “circunstancias imprevistas”. Tye Trujillo tenía solo 12 años.

Tye Trujillo

Tye Trujillo

La fe de Brian “Head”

Debido a la fuerte adición a las drogas del guitarrista de Korn, Brian “Head” y tras escuchar a su hija cantar las canciones con letras sexuales de su propia banda, llevaron a “Head” a una situación extrema, convirtiéndose al cristianismo después de encerrarse en una habitación consumiendo crack durante un día, jurando que si recibía ayuda divina abrazaría la fe y dejaría las drogas las cuales consumía incluso estando con su hija a la que apenas veía por las largas giras.

Parece ser que su plan dio resultado lo que hizo que dejara la banda. La web de Korn lo anunciaba de esta manera , “ha escogido a Jesucristo como su salvador, y desde ahora dedicará su música a ese propósito”.

En 2012 volvería a unirse a Korn hasta la actualidad, sin haber recaído en sus adiciones pasadas.

Para no banalizar con lo sucedido el 24 de abril de este año se estrenó el documental Loud Krazy Love en donde se puede ver todo este proceso de transformación.

El nombre de Korn

Sin duda una de las anécdotas más curiosas es el porqué escogieron el nombre de Korn para la banda. De todos es sabido que el maíz es un alimento muy usado en los EEUU, pero casi mejor que sean las palabras del propio Jonathan Davis las que cuenten la historia.

“Estábamos en una fiesta en Bakersfield (California) y había dos chicos homosexuales hablando. Hablaban de una vez que uno le estaba comiendo el culo al otro, que al parecer tenía diarrea, y se cagó en la boca del primero. Cuando este abrió la boca tenía un grano de maíz (corn en inglés) en la lengua.  Así que me dedicaba a ir por ahí diciendo “corn” a la gente que conocía la historia para repugnarles. Simplemente se me quedó grabado en la cabeza. Lo escribí como lo haría un niño pequeño; en vez de “corn”, “Korn”.

Tal vez ahora cuando veas el logo de Korn o simplemente escuches su nombre tu percepción cambie. Esperamos que tus experiencias culinarias con el maíz siga siendo igual que antes.

Sin duda los nombres de las bandas de metal contienen información más allá de su diseño. Korn ha sido la primera banda que os hemos traído pero habrá una serie de artículos para seguir recorriendo las historias que se encuentran detrás de los nombres de las bandas de metal.

Aser Rodríguez