Sería imposible nombrar a las diez “mejores” bandas de stoner, elegir y decir que hay diez mejores a otras nos llevaría a caer en debates sin fin. Aquí dejamos diez bandas que quizá no sean mejores o peores que algunos de sus colegas, solo son una mezcla de bandas que han escrito su propia historia

Cada una de las bandas aquí mencionadas merece ser descubierta por los que aún no las han encontrado en el mar infinito de propuestas musicales y los que ya los escucharon en su mejor momento o en cualquier tiempo pasado, valdría la pena volver a darles una escuchada nueva. Algunos redescubren y se maravillan con bandas que ya conocían al escucharlos años después pero ya con la experiencia de haber probado y conocido otros sabores musicales.

Fu Manchu

Para muchos la banda emblemática del stoner rock del sur de California y del mundo entero, Fu Manchu, existe en un mundo creado por ellos mismos, víctimas de su propia creación sonora. Dominados por los riffs de guitarra extra crujientes, una apariencia vintage y una sensación de haber quedado atrapados en la década setentera. Fu Manchu surgió de los restos de la banda de hardcore de la costa oeste llamada Virulence, que se fundó en 1985 y publicó un álbum en 1989.

 

Fu Manchu

Fu Manchu

La banda que parecía tener una alineación sin problemas era: el cantante principal Ken Pucci, el guitarrista Scott Hill, el bajista Greg McCaughey y el baterista Rubén Romano, pero después vendrían los incesantes cambios, en 1990, Pucci dejó Virulence y Glenn Chivens se convirtió en su nuevo vocalista principal, y este cambio de formación coincidió con las intenciones del grupo que buscaba ir rumbo a una nueva dirección creativa.

Optaron por algo drástico, cambiando su nombre a Fu Manchu, pero entre otras entradas y salidas de integrantes, la banda tuvo que adecuarse y  dejarse llevar para ser liderados por el guitarrista y cantante Scott Hill, el único miembro que se ha mantenido constante a lo largo de su existencia, el sonido de Fu Manchu es quizá el más vivo y más arrogante que el de muchos de sus colegas y con una devoción menos obvia por la marihuana,  pero su obsesión con los sonidos vintage es antigua y más adictiva, igual que su influencia metalera de la vieja escuela.

 

Sus figuras de guitarra simples pero masivas ciertamente es lo que los marca como una banda que cuenta en gran parte con un estilo único. Debutando con ‘No One Rides For Free’ en 1994 de forma fortuita, Fu Manchu comenzó a avanzar en el estudio con ‘The Action Is Go’ de 1997. Pero ‘King Of The Road’ de 1999 y ‘California Crossing’ de 2002 fueron definitivos en su sonido y perspectiva de hasta donde llegarían en la historia de la escena stoner. Si bien su popularidad mediática se desaceleró en la década de los años 2000, ‘Gigantoid’ de 2014 y ‘Clone Of The Universe’ de 2018 mostraron que continuaban entregando demasiada calidad a sus fanáticos.

Down

Down resultó ser el proyecto paralelo de otras bandas que se encontraban en recesos con sus proyectos originales. Lo interesante del asunto es que se había creado un “Dream Team” que estaba conformado con talento por todos lados. Corrosion Of Conformity aportaba a su guitarrista Pepper Keenan y la banda Crowbar ponía a otro guitarrista en Kirk Windstein, al bajista Todd Strange y al baterista Jimmy Bower; todo eso con la voz y liderazgo de Phil Anselmo de Pantera.

Down

Down

La banda tomó la decisión de unirse a mediados de los, ya lejanos, años noventa. Gracias a que Pantera estaba en un breve descanso, entre sus lanzamientos de ‘Far Beyond Driven’ y ‘The Great Southern Trendkill’, los otros miembros de Down aprovecharon su amistad con Anselmo, la cual ya tenían desde hace mucho tiempo y decidieron romper su tiempo de inactividad armando una banda que parecía invencible.

Down decide en 1995 grabar ‘NOLA’, una abreviatura de Nueva Orleans, de donde provienen todos los miembros originales del grupo, la banda hace el trabajo con el sello East West lanzando el debut de lo que se dejaba ver como un gran proyecto. Si bien muchos hasta la fecha asumen que la banda es un heavy metal extremo, la verdad es que contenía más elementos del rock clásico, a diferencia de lo que hacían los integrantes con sus bandas habituales, quizá una influencia en común y la principal del grupo era Black Sabbath.

De ahí que esos tintes clásicos y la oscuridad de sus letras le dieran los argumentos para entrar en el gusto stoner, cuando quizá el término no estaba tan afianzado. La “Super banda” finalmente se convirtió en una especie de grupo de culto en Estados Unidos, pero después de una gira nada sustancial, poco se supo del grupo; los miembros ya habían regresado a sus proyectos originales de tiempo completo, aunque la mayoría llegó a suponer que Down era una excepción. Anselmo, Keenan y Bower se reunieron para trabajar en nuevo material en 2001, con el bajista de Pantera, Rex Brown, tomando el lugar de Strange en la alineación.

La discografía terminó siendo corta, compacta, pero letal. Después de ‘NOLA’, en marzo de 2002 muchos vieron el lanzamiento del tan esperado segundo disco: ‘Down II: A Bustle In Your Hedgerow’. Un tercer volumen, ‘Down III: Over The Under’, siguió en 2007, incluyendo Anselmo y Keenan con Windstein, Bower y Brown. En 2010, la banda lanzó un gran trabajo en audio y video en vivo, ‘Diary Of A Mad Band’. ‘Down IV’ apareció como una serie en EP, comenzando en 2012 con ‘Down IV, Pt. I: The Purple EP’ y continuando en 2014 con ‘Down IV, Pt. II’.

Solo algo tan poderoso e inverosímil como la misma banda podría destruirla, separarla o quebrarla y ese fue el mismo Phil Anselmo al abandonar el proyecto cuando tuvo aquel incidente donde se le ocurrió hacer el saludo nazi en un concierto.

Queens Of The Stone Age

Formados a partir de las cenizas de los íconos del rock stoner Kyuss, Queens Of The Stone Age reunió al carismático cantante y guitarrista del grupo Josh Homme, al baterista Alfredo Hernández y al temperamental bajista Nick Oliveri junto con el nuevo guitarrista y tecladista Dave Catching.

Queens Of The Stone Age

Queens Of The Stone Age

Los orígenes del proyecto se remontan a Homme, quien a raíz de la desaparición de Kyuss en 1995 se mudó a Seattle para hacer una gira con los Screaming Trees; pronto comenzó a trabajar con una línea rotatoria de músicos, incluidos los Van Conner, Matt Cameron de Soundgarden y Mike Johnson de Dinosaur Jr., grabando originalmente bajo el nombre de Gamma Ray. Después de volver a bautizar al grupo ya como Queens Of The Stone Age, Homme reclutó a Hernández para trabajar en su LP debut homónimo, en Loosegroove.

Además, fruto de las extensas giras, Homme compiló una serie de álbumes para el sello independiente Man’s Ruin; los diversos volúmenes de ‘Desert Sessions’ que presentan las colaboraciones de Homme con una variedad de músicos similares, algunos de grupos como Soundgarden, Fu Manchu y Monster Magnet.

El grupo construyó y sigue construyendo un sonido incomparable, bastante saludable y por demás contagioso, los elogios de publicaciones tan famosas como Rolling Stone y colaboraciones con múltiples músicos de todos los estilos existentes les han dado buenas giras y estar en los más importantes festivales del orbe compartiendo escenario con las más importantes bandas de renombre.

Red Fang

Red Fang, con sede en Portland, Oregón, captura el espíritu fuerte y rápido del rock clásico con sus pesados riffs y jams influenciados por el mejor stoner. El cuarteto, compuesto por Bryan Giles, Aaron Beam, David Sullivan y John Sherman, hace que las guitarras sean el foco de su marca de rock and roll. sin inventar nada, sin trucos, evitando cualquier inclinación progresiva y poniendo énfasis en los riffs.

El sonido de esta gran banda está unido por una sensación de urgencia punk que estimula a los más exigentes oídos del stoner. Invocación de extraordinarios jams a la menor provocación, en continua acción y todo eso hace que las canciones se muevan al galope. La banda hizo su debut en 2009 con un álbum homónimo lanzado por Sargent House. Para seguir demostrar que no eran una banda con suerte, se dio el seguimiento y entablaron una asociación poco probable y se dirigieron al estudio con el productor y músico Chris Funk.

 

Red Fang

Red Fang

La arriesgada medida le pagaría con creces a la banda, que lanzaría su segundo álbum, ‘Murder The Mountains’, en Relapse en 2011. La banda volvió para triunfar con su tercer álbum, ‘Whales And Leeches’, que llegó en el otoño de 2013. La banda actuó en un show inolvidable en el Late Show con David Letterman, el director musical Paul Shaffer incluso se sentó con el grupo, cosa rara, y en 2016, lanzaron su muy esperado cuarto LP de estudio, ‘Only Ghosts’, nuevamente a través de Relapse.

 

Siempre será agradable que bandas como Red Fang existan, experimenten y consigan metas independientemente del éxito comercial que puedan cosechar, más en estos tiempos de tanta variedad musical con las plataformas donde grandes propuestas de calidad musical van quedando en el olvido al sucumbir por grandes propuestas de publicidad y marketing.

Kadavar

Sumergidos en las tradicionales, en las melancólicas y pesadas bandas como Hawkwind y Led Zeppelin, el trío alemán llamado Kadavar, sin pedir disculpas, convierte los mejores estilos del rock duro de los ‘70 en oro puro de stoner metal contemporáneo. Conocidos por sus explosivos shows en vivo, la banda toca cientos de fechas al año, girando por todo el globo terráqueo y lo ha hecho desde su debut en 2010.

El gran trabajo de Kadavar vale la pena regocijarse en vivo, pero en estudio la calidad es portentosa, ya que cada álbum se vende mejor que su predecesor, gracias a su incansable trabajo y calidad de producción. Su tercer álbum, ‘Rough Times’ de 2017, ha sido de los trabajos más admirados por la prensa en Alemania, y ese mismo, llegó al top 20 en las listas de Heatseekers de EE. UU.

Kadavar 2019

Kadavar

Nacidos en Berlín, la banda de Christoph Lindemann (guitarra, voz), Simon Bouteloup (bajo) y Christoph Bartelt (batería), los rockeros retro inmaculadamente barbudos lanzaron su debut en Teepee Records en 2012. La banda firmó un acuerdo con Nuclear Blast el año siguiente, el hogar de bandas afines como Witchcraft y Graveyard. El verano de 2017 vio el lanzamiento de un par de grandes y reconocidos singles, “Die Baby Die” e “Into the Wormhole”, antes de la llegada de su cuarto trabajo de estudio, Rough Times.

Después de tocar en más de 300 shows en menos de año y medio, Kadavar ingresó a su estudio recientemente renovado en mayo de 2019 para cambiar un poco las cosas. Resurgieron con un álbum que era el más negro sonoramente; equivalentemente e inspirado en las viejas bandas sonoras del horror, como Nosferatu de Werner Herzog y con su ya mencionado doom metal y un stoner aderezado de ese fino vintage europeo de primera clase.

Crowbar

La banda de metal de Nueva Orleans Crowbar originalmente estaba compuesta por el vocalista y fino guitarrista Kirk Windstein, el guitarrista Matt Thomas, el bajista Todd Strange y el baterista Craig Nunemacher. Alguna vez conocidos como The Slugs, el sonido lento, fuerte y pesado de la banda ha sido etiquetado alternativamente como sludge metal y sludgecore, pero realmente vienen con sonidos más adecuados al stoner metal, incluso se han hecho comparaciones tanto vocal como musicalmente con Pantera, Melvins.

Debutaron en 1992 con ‘Obedience Through Suffering’, posteriormente firmaron con Pavement Music y publicaron álbumes que incluyen ‘Crowbar’ de 1993 y ‘Time Heals Nothing’ de 1995. El baterista Nunemacher posteriormente abandonó la banda y fue reemplazado temporalmente por Jimmy Bower, Bower también tocó la batería en Down, el proyecto paralelo para Phil Anselmo de Pantera y Pepper Keenan de Corrosion Of Conformity que también contó con Windstein y Strange de Crowbar.

Crowbar

Crowbar

El guitarrista Sammy Pierre Duet, anteriormente de Acid Bath, se unió en Broken Glass en 1996 luego de la partida del guitarrista original Thomas. Bower eligió reenfocarse en Eyehategod después de tocar en ‘Odd Fellows Rest’ en 1998, y fue reemplazado por el baterista Sid Montz para ‘Equilibrium’ en 2000. Sin embargo, esa asociación fue de corta duración; el baterista original Nunemacher se reincorporó más tarde ese año, casi al mismo tiempo que el bajista Strange.

Tiempo después Jeff Okoneski se hizo del bajo, haciendo su primera aparición en ‘Sonic Excess’ en su forma más pura de 2001. Después de otra ronda de cambios en la agrupación, Duet, el baterista Tony Costanza y Okoneski abandonaron el grupo a cambio del guitarrista Steve Gibb, el baterista Tommy Buckley y el bajista Pat Bruders, Crowbar regresó en 2005 con ‘Life’s Blood For The Downtrodden’.

Seis años más tarde, la banda lanzó la feroz ‘Sever The Wicked Hand’ en 2011, y tres años más tarde, la más inquietante ‘Symmetry in Black’ en 2014. ‘The Serpent Only Lies’, el undécimo trabajo de estudio de la banda, cayó en 2016. Crowbar lo dice sin complicaciones: “Cualquiera que conozca Crowbar está familiarizado con los numerosos cambios de alineaciones a lo largo de los años”.

Pero también han dejado en claro que la última alineación conformada por Strange, Buckley, Brunson y Kirk es la más sólida. “El grupo de chicos en nuestra alineación actual en términos de musicalidad, lealtad y amistad, es nuestra formación más sólida hasta la fecha”. Veremos cuanto tiempo se dicen lo mismo.

Truckfighters

Los Truckfighters de Suecia son de esas bandas que uno no se explica como su fama no ha trascendido a niveles más fructuosos. Realmente gozan de un gran número de seguidores, pero el asunto de ser parte de una escena a un nivel discreto es de extrañarse. Sin duda para calificar o describir a los suecos primero debes de ver y vivir un show en vivo de ellos.

La energía desplegada por la banda y sobre todo el talento y despliegue de show de su guitarrista Dango es imperdible.

Truckfighters

Truckfighters

Se formaron a principios de la década de 2000, especialistas en ese llamado doom y stoner puro, de ese stoner que nos recuerda y hace revivir a mediados o finales de los ‘90, música de la que te recuerda a los Dozer, Kyuss y Fu Manchu, en particular. La banda liderada por Dango y Oz se mantiene estable a pesar de la infinita cantidad de bateristas que han estado en la banda.

Después de un parcial retiro al parecer la banda regresó para quedarse, ellos mismos describen que no hay planes a largo plazo, solo se dejaran llevar por el momento que están viviendo como banda y las cosas las van a ir disfrutando conforme vayan sucediendo dentro de sus giras. Por no decir todo lo que envuelve estar en una banda y sus aventuras musicales.

Si alguna vez hubo alguna duda de la grandeza de los Truckfighters, en los últimos años se le ha mostrado al público, prensa y especialistas lo que la banda hace y quiénes son realmente. Truckfighters regreso sintiendo la necesidad de tocar todos los shows y en cada uno dar el mejor espectáculo para satisfacer el impulso interno y el de sus fans sin perder la motivación. Definitivamente hoy más que nunca demuestran que tienen un sonido muy marcado y muy portentoso, por algo son la banda favorita de Josh Homme.

Corrosion Of Conformity

Corrosion Of Conformity, se formó en Carolina del Norte por idea del guitarrista Woody Weatherman a principios de los años ‘80. En sus primeros años, la banda se hizo conocida por su sonido provocador, siendo una de las primeras bandas de fusión punk-metal, sus letras políticas inteligentes y su disposición a separarse de las convencionales facilidades del hardcore y metal simple.

En los años ‘90, se nota un cambio a un sonido más despojado y deliberado, una especie de Black Sabbath filtrado a través de algo más profundo los alineó lo suficiente con las grandes cabezas del metal alternativo para brindarles una medida de popularidad general. En 1983 con el thrashero ‘Eye For An Eye’ influenciado por Black Flag, con una alineación de Weatherman, el baterista Reed Mullin, el vocalista Eric Eycke y el bajista Mike Dean despegaron, para posteriormente comenzar a construir un seguimiento de culto con ‘Animosity’ de 1985.

Entrevista Corrosion Of Conformity

Corrosion Of Conformity

Pero llegó la inestabilidad interna y los cambios en la alineación encontraron a Eycke reemplazado por el vocalista Simon Bob. Tomó varios años para que se uniera una nueva alineación, con Weatherman, el guitarrista Pepper Keenan, Mullin, el vocalista Karl Agell y el bajista Phil Swisher, pero cuando se hizo, el resultado fue ‘Blind’ de 1991, un trabajo poderoso, enfocado y más metalero que registró y que aumentó su audiencia a pasos agigantados.

La agrupación se encontraría con un público más amplio cuando lanzaron Wiseblood de 1996, que continuó y amplió su éxito en la radio. Después de un largo descanso de la grabación y una gira mundial con Metallica, la popularidad de la banda creció enormidades, llevándolos a giras prodigiosas.

Orange Goblin

Los brillantes de Orange Goblin nacen en Londres, Inglaterra, se especializan en un metal duro y stoner metal con bases de rock y blues en el espacio más profundo de la realidad, con un tono similar al de los experimentados pesos pesados, ​​como Kyuss, Electric Wizard, Fu Manchu y Witchfinder. Originalmente operando bajo el nombre de Our Haunted Kingdom, la banda emitió un single dividido en 1996 (con Electric Wizard) a través de Rise Above Records, antes de adoptar su apodo actual.

A partir del ‘Frequencies Planet 10’ de 1997, Orange Goblin se estableció como un acto en vivo formidable y una banda de estudio cambiante, entregando fuertes tonos sónicos que se construyeron sobre una base de stoner metal y hard rock clásico, pero también erizados de cierta energía punk.

Orange Goblin

Orange Goblin

Después de hacer olas significativas en el underground, la banda alcanzó su pico comercial en 2012 con el lanzamiento de su séptimo LP aclamado por la crítica, ‘A Eulogy For The Damned’. Esfuerzos posteriores como ‘Back From The Abyss’ y ‘The Wolf Bites Back’ continuaron tocando los bordes del espectro de la música pesada, pero mantuvieron la inclinación de la banda por emparejar riffs sísmicos con rock espacial borroso y groove-metal punzante.

En 2018, la banda emitió su noveno trabajo, ‘The Wolf Bites Back’, que fue producido por Jaime Gómez Arellano (Ghost, Paradise Lost), y contó con una aparición especial del legendario guitarrista de Motörhead Phil Campbell.

Kyuss

Surgidos de Palm Desert, California, Kyuss (pronunciado “Kai-uss”) a decir de los expertos y conocedores, es ampliamente reconocida por ser una de las bandas pioneras de la escena del Stoner en la ya mencionada década de 1990, cierto es que  la banda disfrutó de poco éxito comercial durante su breve existencia, pero al público que llegó lo enamoró con esa combinación de guitarras sucias y al mismo tiempo afinadas, a menudo tocadas a través de un amplificador de bajo para obtener el máximo sonido de la tierra.

La intensidad palpitante, jams espaciales, sinfonías galopantes de thrash metal y tambores orgánicos se convirtieron en un modelo a seguir, en la mayoría un modelo copiado, pero nunca totalmente replicado por innumerables bandas que lo intentaron. Kyuss la integraban en 1990 el vocalista John García, el guitarrista Josh Homme, el bajista Nick Oliveri y el baterista Brant Bjork; Kyuss comenzó a tocar en las llamadas “fiestas del desierto” y alrededor de las ciudades aisladas del desierto del sur de California.

Kyuss

Kyuss

La banda gradualmente construyó su legión de seguidores locales, comenzó a ganarse una reputación como una banda feroz en vivo, así como el respeto de muchos músicos. Uno de ellos, el cantante y guitarrista de Masters of Reality, Chris Goss, quien decidió producir el segundo álbum de la banda, esa fue la colaboración que dio sus frutos en el impresionante ‘Blues For The Red Sun’ de 1992.

Pronto, este disco, sería aclamado por críticos y fanáticos por igual, el álbum tomó por asalto el mundo del metal subterráneo y estableció el sonido característico de Kyuss de una vez por todas; la pesadez de Black Sabbath y la magia de Velvet Undergound parecía haber conjurado un parto y haber tenido un hijo bastardo impregnado de destellos psicodélicos, surcos masivos y una sorprendente sensibilidad para el punk, el metal y el thrash. Ese hijo bastardo se llamaría Kyuss.

Probablemente, en este listado, dejamos fuera a bandas que podrían considerarse legendarias, y seguramente dejamos fuera a propuestas relativamente nuevas que a ciencia cierta tomarán la estafeta en su momento para seguir lidereando y conservando el sonido stoner para taladrar los oídos más exigentes. Las bandas que están aquí ya han aportado su granito de arena al rock, al stoner y a la música, eso ya las convierte en leyendas.

Tim Drake