Slash es una auténtica estrella de rock y su poder de convocatoria así lo confirma. Para su último videoclip ha contado con mucha ayuda de sus fans.

Los fans se vuelcan con Slash y su banda

Cuando llegó el momento de hacer un vídeo musical para el nuevo single de Slash ft. Myles Kennedy and The Conspirators, “Mind Your Manners” (incluido en su último trabajo “Living The Dream”) la banda decidió renunciar a una grabación de gama alta con excesiva producción. Slash quería imágenes en bruto, reales y creadas por sus seguidores. Con la ayuda de Cinebody, los fans que tenían entradas fueron invitados a la grabación  del show del grupo en el Hollywood Palladium para crear un vídeo muy especial.

Como resultado, el vídeo “Mind Your Manners” es una descarga de adrenalina dentro de una turba de seguidores. La banda recibió más de 600 videoclips por parte de casi 100 fans. Estos vídeos que fueron editados junto con imágenes del equipo de cámaras profesionales dirigidas por Clifton Collins, para crear una auténtica “vista de mosh-pit” del concierto en el Hollywood Palladium. El lanzamiento del vídeo “Mind Your Manners” ha tenido un éxito sin precedentes. El número de visitas en poco tiempo ha sido más que notable. 30.000 visitas en Instagram en 45 minutos, 90.000 en YouTube y 350 veces ha sido compartido en Facebook. Y subiendo confirme van pasando los minutos.

Una forma innovadora de hacer videoclip

La revista Rolling Stone citó a Slash en una de sus publicaciones sobre esta nueva y revolucionaria forma de capturar el verdadero sentimiento de un evento en directo. “Fue genial involucrar a los fans para hacer este vídeo. Hicieron un trabajo increíble. Tener a Clifton para grabar y editarlo todo junto fue simplemente perfecto”. Jeff Varner, socio de Revelation Management Group, se dio cuenta del valor de poner la cámara en las manos de los fans de Slash. “Notar el calor del concierto, los viajes íntimos en automóvil, mezclarlo con otros fans, verlo a través de sus ojos. Ese es el tipo de acceso que fue imposible de capturar hasta que llegó Cinebody. A Slash le encantó”.