Una posible reunión con sus antiguos compañeros de Immortal es el tema central de una reciente entrevista con Abbath, su antiguo líder.

La ruptura de Abbath con sus compañeros de Immortal todavía resuena en la actualidad. Son muchos los seguidores de los nórdicos que desean una reunión de una de las formaciones más importantes del black metal, y sobre ello respondió el protagonista de la historia en una reciente entrevista.

Abbath recuerda su salida de Immortal

Olve “Abbath” Eikemo y su amigo de la infancia Harald “Demonaz” Nævdal dieron vida a Immortal en 1990. Como muchos fans de la banda noruega saben, Abbath rompió relaciones musicales con el resto de sus compañeros hace seis año. y el resto del grupo sufrieron una amarga ruptura. El artista de Bergen recuerda aquella etapa en su vida en una reciente entrevista con el periódico noruego Dagbladet. “Los otros muchachos de la banda dijeron que tenía un problema de drogas y alcohol”, rememora Abbath. “Pero nunca los molesté con esas cosas. Solo lo usaron como una excusa para deshacerse de mí”.

Abbath estaba casado con la hermana de Demonaz, y tuvieron un hijo llamado Torbjørn que en la actualidad tiene 26 años y es batería. El caso es que Abbath y Demonaz no se han hablado desde que el primero abandonó las filas de Immortal. “Eso me pone triste”, reconoce Abbath en esta entrevista. “Mi hijo y Harald rara vez se ven, pero Harald sigue siendo su tío”.

¿Reunión?

Cuando se le preguntó si creía que alguna vez podría reunirse con Immortal, Abbath respondía que “¿reunión con Immortal? Hmm. Recibí un mensaje de texto del batería de Immortal, Horgh, y me decía que era genial que estuviera sobrio. Harald y yo no hemos hablado en absoluto. Pero ya no hay mala sangre por mi parte. Me doy cuenta de que yo era parte del problema. Las cosas son geniales para mí ahora. Pero, ¿estoy abierto a una reunión Immortal? Sí, por supuesto. Pero tiene que ser algo especial. Solo desearía que pudiéramos sentarnos y hablar sobre las cosas cuando todo se fue al infierno, en lugar de involucrar a los abogados”.