Los Suaves han paralizado toda actividad anunciada para los próximos meses dada la larga recuperación que su vocalista y líder, Yosi, tiene por delante. El pasado 23 de julio Yosi sufrió un accidente durante un concierto en La Magdalena y la banda se vio obligada a posponer todos los compromisos de agosto y septiembre. Ahora se posponen todos los conciertos pendientes indefinidamente, atendiendo a la dificultad de Yosi para recuperarse de sus lesiones y la necesidad de un tiempo prudencial para volver a estar en condiciones de subir a un escenario.

Los Suaves han paralizado toda actividad anunciada para los próximos meses dada la larga recuperación que su vocalista y líder, Yosi, tiene por delante. El pasado 23 de julio Yosi sufrió un accidente durante un concierto en La Magdalena y la banda se vio obligada a posponer todos los compromisos de agosto y septiembre. Ahora se posponen todos los conciertos pendientes indefinidamente, atendiendo a la dificultad de Yosi para recuperarse de sus lesiones y la necesidad de un tiempo prudencial para volver a estar en condiciones de subir a un escenario.

La banda cancela las fechas del 1 de octubre en Madrid, el 7 de octubre en Dublin, el 14 de octubre en Ávila, el 4 de noviembre en Murcia, el 5 de noviembre en Granada y el 19 de noviembre en Barcelona. A partir del próximo martes el grupo anunciará el procedimiento de devolución de entradas. Queda en el aire, pues, la celebración del concierto del 17 de diciembre en Ourense, titulado “El Juicio Final”, que debía suponer la finalización definitiva de la actividad de Los Suaves.

No quedará afectado el festival que se debía celebrar el 5 de noviembre en Granada y donde Steve Harris de Iron Maiden iba a telonear (!) a los Suaves con su otra banda, British Lion. Así mismo, el concierto de Dublin de este próximo 7 de octubre, donde no tocarán Los Suaves, tendrá un sustituto: el Drogas hará un concierto en el mismo recinto para que quienes tuviesen previsto.

Esta es la carta de Yosi a sus seguidores:

A todos mis suaves

Como sabéis, en la madrugada del pasado 23 de julio, sufrí un accidente en Santander, durante el concierto de Los Suaves en La Magdalena. Quiero dar las gracias en primer lugar a todos los que os habéis interesado por mi salud y devolveros todo el cariño que estoy recibiendo. Necesito que sepáis que cada día siento todo el ánimo que me enviáis. También tengo que agradecer los cuidados de los médicos y del resto del personal sanitario que me atiende desde entonces. 

Estas palabras van especialmente dirigidas a mis seguidores “suaves”. Soy consciente de que, en esta ocasión, además de la música nos unió un sentimiento de angustia e incertidumbre, porque hasta el día de hoy no pude comunicarme con vosotros en primera persona. La gravedad de mi estado de salud me lo impidió. 

Ahora, por fin, aún no entero pero sí con fuerzas para mantener este contacto, tan necesario emocionalmente, me dirijo a todos los que durante 36 años me mantuvisteis sobre un escenario y ahora viviréis conmigo una nueva experiencia. Se trata de un impasse que debo hacer hasta que recupere mi salud y me encuentre con la entereza necesaria para veros de nuevo. Estoy trabajando para recuperarme y volver a cantar con todos vosotros. 

Este paréntesis tiene fecha de inicio pero no tiene fecha final a ciencia cierta –nunca mejor dicho, palabra de los médicos que aún no pueden decirme cuándo estaré totalmente repuesto-. Así que sólo me queda el deseo de que en algún momento se haga realidad el verso “hoy, adiós es un grito que quiere decir bienvenido” y que un adiós no sea una despedida sino un hasta luego… Y vamos a versionar juntos a Charles Chaplin para decir que la vida es un concierto de rock que no permite ensayos… Y por eso esperamos poder cantar, reír y bailar juntos antes de que el telón baje…. Sempre suaves”.

Yosi Domínguez. Los Suaves.