El guitarrista y compositor ha vendido sus piezas más preciadas en un evento organizado junto al guitarrista de Dragonforce, Herman Li, para la lucha contra el ELA de Jason.

El músico lleva tiempo luchando contra el ELA y a través de esta iniciativa -en la que el Herman Li, cuyos conocimientos de plataformas como Twitch (en la que se llevó a cabo junto a Reverb), estuvo como co-organizador- buscó seguir financiando lo costosa que es la investigación médica para la curación de dicha enfermedad.

Para esta labor también se han unido a la hora de hacer un vídeo a modo de introducción otras personalidades reconocidas del rock y el heavy metal como Paul Stanley, Nita Strauss, Marty Friedman, Steve Vai, Tosin Abasi y hasta, en su momento antes de fallecer, Eddie Van Halen.

Las guitarras de Jason Becker vendidas

El material que ha vendido Jason Becker para esta manera de recaudar fondos han sido la de 22 trastes que aparece en la portada de ‘Cacophony’, álbum que definió el speed metal sinfónico, y que también fue con la que grabó su disco en solitario ‘Perpetual Burn’, otra de 24 trastes que aparecía en la portada de este último álbum mencionado y con la que grabó ‘Boy Meets Guitar’ (ambas por cerca de 140.000€) y una última guitarra que apareció en la portada de la revista Guitar For The Practicing Musician, la signature de Becker Peavey “Numbers” (que tuvo un precio que rondó los 55.000€). Se pueden ver en las siguientes fotos respectivamente:

El propio Jason Becer declaró su gratitud por todo el apoyo y amor recibido tanto para él como para su familia y que, la venta de sus guitarras sea algo triste y algo que no haría pero que le hace feliz ver a otras personas tocando su música y que tengan un significado para otras personas. “Ahora no puedo tocarlas, pero otros pueden. Eso es bueno. No quiero que ni mi familia ni yo tengamos que preocuparnos por el dinero a ser posible”, finalizaba Becker antes de dar las gracias de nuevo.

Por su lado, Herman Li se pronunció acerca de lo caro que es combatir el ELA y más en un país como Estados Unidos, por ello el objetivo principal es que Jason no tenga que preocuparse por el dinero más y, de ese modo, pueda focalizar su energía en la música y en su salud. “Ha sido genial ver a la comunidad guitarrera alrededor de Jason. Él nos ha inspirado mucho y estoy orgullosos de que tengamos la oportunidad de devolvérselo”, terminaba el guitarrista de Dragonforce.