Además de ser una canción muy exigente a nivel vocal, existen otros motivos por los que el cantante de la banda británica no quiere interpretarla desde hace años en directo.

Todos los seguidores de Deep Purple saben que la banda británica hace lustros que no interpreta en directo su clásico tema “Child In Time”. Muchos lo achacan a las exigencias vocales del vocalista Ian Gillan, pero existen otros motivos.

Ian Gillan no quiere cantar ‘Child In Time’

El tema de casi diez minutos “Child In Time” de Deep Purple, publicada en 1970 en su álbum ‘In Rock’, no forma parte desde hace varios años del repertorio en directo de la mítica formación británica. Sobre 1995 dejó de ser una de las habituales de sus actuaciones y la última vez que la interpretaron fue en 2002. El bajista de Deep Purple, Roger Glover, habló sobre por qué la banda ya no toca en vivo “Child in Time”. Aunque una de las razones puede ser más que obvia, otra no parece tan importante.

Glover reconocía a Noise 11 en una reciente entrevista que Gillan tiene problemas con esta canción: “Bueno, sí. … Trazó una línea: “No voy a cantar más esa canción”. Y esa fue una decisión personal. Y tenemos que cumplir con eso porque él es nuestro cantante, y lo respetamos”.

Es lógico pensar que la técnica vocal de la canción es uno de los motivos. “Escribió esa canción cuando teníamos 24, y cuando tienes 24, puedes hacer las cosas de manera muy diferente a cuando tienes 74. … Y a medida que Ian se hizo mayor, trató de hacerlo, pero no queríamos hacer trampa y que un sampler, una guitarra o algo así tocara la armonía superior”, reconoce el bajista de la banda británica.

Pero no es el único motivo, y Glover ofreció otra razón relacionada con “la política de la banda” en los días en el que la relación de Gillan con el ex guitarrista Ritchie Blackmore no pasaban por sus mejores momentos.

“Ian Gillan, una noche, no pudo continuar y dijo: ‘Tengo un resfriado. No puedo cantar “Child In Time” esta noche'”, recordaba Glover. “Y Ritchie continuó y comenzó a tocar los acordes iniciales. Por supuesto el público se volvió loco e Ian se vio obligado a hacerlo. Así que se convirtió en una causa más que conocida. Gillan dijo: ‘Eso es todo. No voy a cantar esa canción nunca más ‘. Y no es que no esté orgulloso de ella, es solo que no quiere cantarla”.