A pocos días del reconocimiento de MusiCares y de su actuación en los premios Grammy, el batería presenta una demanda contra sus compañeros de Aerosmith.

Aerosmith no quiere que Joey Kramer regrese

Son muchos los medios que se han hecho eco en las últimas horas de la demanda que el batería fundador de Aerosmith, Joey Kramer, ha presentado en contra de sus compañeros, alegando que no le permiten regresar al grupo después de una discapacidad temporal.

El batería sufrió heridas leves en la primavera del año pasado – supuestamente una lesión en el hombro – pero al parecer, ya estaba listo para regresar para los conciertos de la banda como grupo residente en Las Vegas en otoño del 2019. Krammer no se encontró con una buena bienvenida y fue sometido a una nueva política de banda en la que tenía que hacer una audición para demostrar que era “capaz de tocar a un nivel apropiado” para recuperar su puesto. Al final y a regañadientes tuvo que pasar por dicha audición a principios de este mes de enero, y la banda no quiso que volviera porque “no tenía suficiente energía”.

En su demanda Krammer solicita su reingreso en la banda para evitar un “daño irreparable”. Horas después de darse a conocer la noticia de la demanda, el batería explica en un comunicado su situación y deja claro que “no se trata de dinero. Me están privando de la oportunidad de ser reconocido junto con mis compañeros, por nuestras contribuciones colectivas de por vida a la industria de la música. Puede que no se repita el Premio a la Persona del Año de MusiCares ni el Grammy honorífico por nuestra carrera”.

El próximo 24 de enero Aerosmith tendrá el reconocimiento como Persona del Año 2020 por MusiCares, mientras que el próximo 26 de enero actuarán en el Staples Center de Los Ángeles como parte de la ceremonia de los Grammy.

La banda responde a la demanda de Kramer

El resto de miembros de Aerosmith – Steven Tyler, Joe Perry, Tom Hamilton  y Brad Whitford –  han emitido un comunicado en respuesta a la demanda presentada por el batería de la banda, en el que alega que la banda le ha prohibido actuar en la ceremonia de los próximos premios  Grammy. Durante los últimos ocho meses, la banda ha estado actuando con un batería suplente, el técnico de batería de Kramer John Douglas.

“Joey Kramer es nuestro hermano; su bienestar es de suma importancia para nosotros. Sin embargo, no ha sido capaz de actuar emocional y físicamente con la banda, por su propia decisión, durante los últimos 6 meses. Lo hemos echado de menos y lo hemos alentado a que se una a nosotros para tocar muchas veces, pero aparentemente no se ha sentido preparado para hacerlo”, explica Aerosmith.

En el comunicado de la banda estadounidense se señala que: “ahora Joey ahora ha esperado hasta el último momento para aceptar nuestra invitación, cuando no tenemos tiempo para los ensayos necesarios durante la semana de los Grammy. Le estaríamos perjudicando a él, a nosotros mismos y a nuestros fans para que actúe sin el tiempo adecuado para prepararse y ensayar. Para agravar esto, decidió presentar una demanda el viernes por la noche del fin de semana anterior a los Grammy, sin tener en cuenta cuál es nuestra situación a la hora de prepararnos para cubrir estos importantes eventos. Desafortunadamente no puede actuar, pero por supuesto lo hemos invitado a estar con nosotros para los Grammys y en el MusiCares. Estamos unidos mucho más allá de estar en el escenario”.

Una fuente cercana a la banda confirmó a la revista People que Kramer, además de hacer una audición para Aerosmith, no ha ido a ensayar en los últimos meses a pesar de las invitaciones constantes de la banda.