El gobierno de Irán sigue con su cruzada contra el metal y detiene y condena a la banda de death metal de su país Arsames, activos desde hace casi dos décadas.

Aunque parezca una broma de mal gusto, tocar heavy metal en ciertos países es incluso hasta ilegal. No solo eso, sino que incumplir dichas leyes puede llevar a la cárcel a los miembros de una formación durante varios años. Es lo que le ha ocurrido a la banda de death metal de Irán Arsames en su país.

 Detenidos y condenados por tocar death metal

El gobierno de Irán continúa su cruzada contra la música heavy metal en su país, tratando de censurar a las bandas y encarcelarlas por el crimen de tocar heavy metal. La última formación que ha sufrido estas leyes en sus carnes es la banda iraní de death metal Arsames.

A principios de este mes, los miembros de la banda fueron arrestados. Según el documento de detención que portaban las autoridades del país islámico, “La banda Arsames fue detenida y condenada a 15 años de cárcel por estar en una banda satánica de metal y estar en contra del gobierno islámico”.

La banda Arsames está activa desde 2002, a pesar de que el death metal se considera ilegal en su país. El gobierno reconoce el metal en cualquiera de sus vertientes como “música satánica”, y no está permitido tocar dicho estilo en el país. El grupo ha tocado en varios festivales en toda la región, y en países como Turquía, Dubai y Armenia.

Según publica Metal Injection, después de ser arrestados, los miembros de la banda pagaron una fianza y actualmente se encuentran en sus hogares a la espera de juicio. Sin ánimos de hacer más ruido que le pueda perjudicar a la banda, dicho medio ha intentado contactar con los músicos de Arsames para obtener más información y trasladarle todo su apoyo.