El guitarrista Adrian Smith recuerda su reincorporación en la banda casi a comienzos del nuevo siglo y el trabajo del álbum 'Brave New World'.

El guitarrista de Iron Maiden, Adran Smith, recuerda en una entrevista su regreso en la banda y cómo se amoldó a sus compañeros guitarristas. Con ‘Brave New World’ la banda británica comenzó una nueva etapa con tres hachas a las seis cuerdas que ha continuado hasta la actualidad.

Tres guitarristas en Iron Maiden

En una nueva entrevista con el programa “My Planet Rocks” de Planet Rock, el guitarrista Adrian Smith de Iron Maiden recordaba su reincorporación a la banda y cómo se tuvo que distribuir las partes de guitarras con Dave Murray y Janick Gers. “Sí, podría haber salido terriblemente mal, ¿no?”, reconocía Smith. “Quiero decir, imagina eso con tres Yngwies Malmsteen o tres Ritchie Blackmore. No funcionaría”.

“Dave y yo nos completamos. Al principio, pensé que tal vez Jan y yo haríamos medio set cada uno o algo así. Pero a Steve Harris se le ocurrió esta loca idea”, relata el artista británico. “Me gustaría haber estado en la habitación cuando sugirió de tener tres guitarristas. […]” 

“Bajamos a Portugal”, continuó recordando Smith. “Comenzamos a juntar algunas ideas en ese almacén. Era como un club de moteros, había allí muchas motos. Estábamos todos de pie y mirándonos, y alguien dijo: ‘¿Alguien tiene alguna idea?’ Así que dije: ‘Tengo un riff’. Tenía ‘The Wicker Man’ y comenzamos a tocarlo, y simplemente hizo clic. Así que continuamos desde allí”.

Smith reconoce que la configuración de tres guitarristas ha sido más fluida de lo esperado: “Funciona. Sorprendentemente, funciona. En el material antiguo, hay tantas armonías, solos al unísono, riffs, quiero decir, es mucho trabajo. De hecho, funciona muy bien con tres guitarras, especialmente en directo”.