Con un nuevo disco titulado "Any Way the wind Carries", los suecos Port Noir son el pleno ejemplo de que reformular e innovar es algo aun plenamente posible en el mundo del rock y el metal. Muy influenciados por The Mars Volta y Cult of Luna, entre otros, la banda se presenta ante nosotros con la humildad de quien sabe que tiene todo el trecho aún por andar.

Con un nuevo disco titulado “Any Way the wind Carries”, los suecos Port Noir son el pleno ejemplo de que reformular e innovar es algo aun plenamente posible en el mundo del rock y el metal. Muy influenciados por The Mars Volta y Cult of Luna, entre otros, la banda se presenta ante nosotros con la humildad de quien sabe que tiene todo el trecho aún por andar. Hablamos con Andreas Hollstrand.

¿De donde salen Port Noir? ¿Quien sois?

“Nosotros empezamos en noviembre de 2011. Todos nos conocíamos de otras bandas y vivimos en una ciudad bastante pequeña, así que naturalmente acabamos haciendo algo juntos. Por ejemplo, Love Andersson  estaba en el curso superior al mío en el instituto y ese tipo de cosas. Estábamos en un periodo en el que nuestras bandas no estaban funcionando y nosotros queríamos movernos hacía adelante. Nos encontramos en un bar, lo hablamos y me ficharon como bajista para una banda que estaban montando. Al final hablamos de hacer algo totalmente nuevo entre los tres. Hablamos de las bandas que nos gustaban y que nos motivaban y a la semana siguiente estábamos creando una demo. Esa demo era “Sun dè Man”, que fue también nuestro primer vídeo”.

Tenéis un toque muy oscuro pero a la misma vez un enfoque muy pop y muy comercial en otras canciones. Una mezcla entre Cult of Luna y Abba en algunos momentos, vaya.

(Risas) “Teníamos claro que queríamos tocar rock con influencias metal. Bandas como The Mars Volta fueron una gran influencia para nosotros al principio, por poner un ejemplo. Todos venimos de pasados metaleros así que de ahí viene la parte metalera. Eventualmente comenzamos a experimentar con otros elementos y géneros y fueron saliendo cosas distintas. Siempre terminamos poniéndonos de acuerdo en hacia dónde tiene que ir la canción pero todos tomamos caminos distintos para llegar hasta ese punto”.

“La gente nos atribuye influencias muy diversas. A veces leemos cosas en las críticas que nos alucinan. Nos comparaban con Tool. Tenemos influencia de ellos pero no sonamos ni remotamente como ellos. No sabemos ni lo que tocamos así que lo resumimos en que tocamos rock o rock alternativo. Tocamos lo que nos gusta y de momento nos funciona”.

Las estructuras son muy pop: tres minutos y medio o cuatro como mucho. ¿Tenéis ese elemento en mente cuando componéis?

“Si, aunque varía de una ocasión a otra. En ocasiones hacemos versiones más radio-friendly de nuestras canciones. No siempre puedes hacer canciones de siete o diez minutos, a veces tienes que hacer concesiones para que la gente pueda acceder a tu música. Para el anterior disco, “Puls” tuvimos canciones más elaboradas y ahora queríamos algo más simple y fácil de digerir”.

¿De dónde sacasteis el contacto con Anders Friden de In Flames?

“Pues nosotros subimos nuestro primer vídeo a Youtube. Teníamos 200 ‘likes’ en Facebook, la mayoría de amigos nuestros. Después de subir el vídeo a Youtube, a la semana siguiente, Anders nos contactó. Nos preguntó si teníamos un sello o un manager y que si nos parecía bien quedar. Pensábamos que era una broma de algún otro miembro de otra banda. Al final entendimos que si, que era el cantante de In Flames, y quedamos con él un par de semanas después. En cuestión de meses teníamos un sello discográfico”.

“Anders tenía claro que quería dejarnos hacer lo que quisiéramos. El sacaba el disco, pero no tenía nada que ver con la composición o el sonido. Nos dio feedback sobre las canciones pero no interfirió.”

¿Qué planes de gira tenéis?

“No tenemos ninguna gira confirmada. Quizá hacemos algo en primavera pero no está confirmado todavía”.