Tras un cambio de formación, Zenobia, vuelve con aire más renovado y con un sonido más ochentero que vienen de la mano de Ernesto, teclista de la banda.

Nos cuenta Javi, batería, que el cambio de formación no ha afectado a la banda, se veía venir. No un miembro hace el grupo y cuando se toman caminos diferentes a veces es mejor para ambas partes. Al grupo la pandemia le ha afectado de lleno en la grabación de su último trabajo. Provocando un retraso en la salida de éste y teniendo que hacer a la banda ingeniárselas para darle promoción durante mas tiempo para hacer la espera más llevadera.

Este es vuestro sexto trabajo tras un cambio en vuestras filas importante con la salida de Víctor y Salva. ¿Cómo ha sido para vosotros el proceso de composición en esta ocasión?

Pues parecido a los demás trabajos de Zenobia, juntamos ideas y las vamos dando forma, en esta ocasión casi todo el peso de la composición musical corrió a cargo Ernesto y Mario y de las melodías vocales y letras se encargó Jorge. Después de ponerlas en común con los demás miembros de la banda e incluir sus aportaciones, pasamos al estudio donde Dan, nuestro productor, hace su magia.  Lo cierto es que desechamos muchas ideas que ya teníamos, puesto que no venía al caso seguir con ellas y nos centramos en componer material totalmente nuevo. Creo que fue una gran decisión.

“nos centramos en componer material totalmente nuevo”

Aparte del tema musical, ¿ qué ha significado para Zenobia la marcha de Víctor de Andrés -por la repercusión que tenía a nivel mediática- y para el resto de miembros a nivel personal?

Sinceramente nada en especial, por Zenobia han pasado muchos músicos. Verdad es que siempre esperas que una formación dure lo máximo posible, pero al final las bandas son como una pareja sentimental, cuando no se camina en la misma dirección, es mejor dejarlo. Nadie es imprescindible. La repercusión sabemos que ha sido notable, pero Zenobia existía ya bastante antes de la llegada de Víctor, él sólo participó en la composición de un cd, Alma De Fuego II, y como bien dices al principio de la entrevista este es nuestro “VI” trabajo. Él tenía su legión de fans y Zenobia la suya, la unión fue beneficioso para ambas partes, supongo que habremos ganado todos al final. Cierto es que cuando se llega a este punto, las relaciones personales quedan un poco tocadas y nos olvidamos de todo lo conseguido hasta la fecha, pero el tiempo aplaca todo, creo que se hicieron grandes cosas juntos. Pero Zenobia es mucho más que un músico te lo aseguro.

Zenobia

Zenobia (Foto: Sonia Moreno)

¿Os esperabais que sucediese esto? ¿El hecho de que la escisión de otro grupo (Mägo de Oz) repercuta en vosotros os ha molestado?

Sí lo esperábamos, lo vimos venir, se ven actitudes, comportamientos diferentes, sensación de mal estar, como que íbamos en diferentes direcciones, y al final salen las cosas.

No, ahora mismo estamos muy contentos y satisfechos, tenemos un nuevo trabajo que está funcionando muy bien, con las mejores críticas de los medios especializados y con una respuesta de nuestros Fans increíble, sin comparaciones, alabando a los nuevos componentes de la banda y disfrutando de nuestra música. A lo mejor hasta nos ha venido bien, cada uno estamos haciendo Heavy Metal donde queríamos. Como se suele decir, cada uno en su casa y Dios en la de tod@s.

¿Os costó encontrar reemplazo? ¿Cómo fue el proceso de reclutamiento de nuevos miembros?

No no, para nada, nos sentamos y decidimos lo que queríamos y lo que no, y también decidimos de que fuesen dos guitarristas. A partir de ahí empezamos a pensar en músicos que estuviesen dispuestos a seguir esta “locura”, entre ellos estaban Mario, que ya formaba parte del proyecto en solitario de Jorge, y Marcos, nuestro pipa, conductor, vamos que los teníamos al lado. Sabíamos de sobra de su calidad como músicos y su forma de ser como personas, se les propuso la idea y aceptaron embarcarse en Zenobia, a partir de ahí a trabajar, y creo que han aprobado con nota.

Volviendo al nuevo trabajo, hace algo más de un año publicasteis el single “Malefic Circus”. ¿Por qué habéis decidido no incluirlo en ‘VI’?

Básicamente porque pertenece a otra etapa de Zenobia. Como mucho se podría haber incluido como bonus track, pero no nos convencía la idea, lo que más no sugería era regrabar el tema y adaptarlo a dos guitarras, y ya perdería toda su originalidad, creo que está mejor así. Puede que más adelante en algún recopilatorio o rarezas, no sé.

Habéis dado una vuelta de tuerca a vuestro sonido metiendo más electrónico. ¿En qué os ha inspirado para conseguir es toque?

Yo creo que toda la culpa es de Ernesto, y lo digo en el mejor de los tonos. Como he dicho, él y Mario han sido los compositores prácticamente de todo lo relativo a la música. Su trabajo ha sido sobresaliente y basta una escucha para ver lo importantes que son los teclados en este nuevo trabajo. La verdad es que ha cambiado bastante el sonido de la banda, pero no la esencia, creo que sigue sonando a Zenobia, enseguida reconoces a la banda, y eso es muy bueno.

Durante la grabación del álbum habéis ido publicando “VI- El Documental”, una forma de acercaros más al público. ¿Tenéis en mente publicarlo en un futuro DVD?

No, de momento no hay nada pensado en ese aspecto, el documental fue una consecuencia del confinamiento, algo que surgió para no perder el tirón que ya habíamos empezado con la promoción de VI y que desgraciadamente se nos corto con el tema de la pandemia.

“el documental fue una consecuencia del confinamiento”

En el sexto capítulo de “VI- El Documental’ dice Jorge que la pista “Laberinto” es la más cinematográfica. ¿Qué os lleva a definirla así?

La composición del tema. Si le das volumen o te pones unos buenos auriculares, está lleno de matices cinematográficos, una composición que bien podría servir para acompañar imágenes en la gran pantalla de películas futuristas, no sé, a mi si me cuadra.

¿Qué sentimientos queríais expresar con las letras y las composiciones de este nuevo trabajo?

Las letras de Zenobia siempre se han caracterizado por tener un fondo positivo y de superación. En este trabajo hay letras que tratan de eso evidentemente, pero también hay una preciosa balada de desamor, un tema dedicado a la amistad verdadera, otros más épicos, otro nos cuenta la historia de Drácula, para todos los gustos….

Zenobia

Zenobia (Foto: Sonia Moreno)

¿Qué os ha llevado a escoger las colaboraciones que habéis tenido en ‘VI’?

En el proceso de grabación se van viendo muchas cosas que en el proceso de maquetación pasan desapercibidas. Digamos que en el estudio con Dan Díez, nuestro productor, es cuando ya afinamos al máximo y se intenta sacar el mayor partido a las composiciones. En este caso esos temas pedían otro tipo de voces y con ello otro tipo de interpretación, y se decidió contar con Itziar y con Isabel, dos grandísimas profesionales, amigas de la banda, que por otra parte ya colaboraron con Zenobia en el disco de Baladas.

A mitad de vuestra grabación se produjo el confinamiento, en ese momento os destrozan los planes futuros y a corto plazo para el disco. ¿Cómo lo afrontasteis en ese momento?

Mal, justo una semana antes creo recordar, habíamos lanzado el vídeo clip, primer single de VI, “Buscando Una Luz”. Jorge, Marcos y yo estábamos promocionando el disco en los medios especializados en la capital y otras ciudades. No podíamos imaginar hasta dónde podría llegar el asunto de la pandemia. A partir de ahí vimos cómo se desmoronaban todos nuestros planes de lanzamiento y promoción y nos pusimos manos a la obra para reinventarnos y no dejar que cayese todo el trabajo hecho en el olvido. Seguimos con otros dos lanzamientos en clips y lyric, “Sigo Rugiendo” y “El Último Bastión”, nos sacamos de la manga el vídeo casero de “Vuelve”, y creo que el mejor acierto fue la edición de “VI El Documental”, hablando de cómo se compuso y explicando uno a uno sus temas a través de cómo los vemos y sentimos los componentes de Zenobia.

Habéis lanzado este disco en verano. ¿Os hubiera gustado moverlo más adelante por la situación en la que nos encontramos para que tuviera una mejor recepción?

En realidad, tenía que haber salido en primavera, y para ello trabajamos, pero el confinamiento nos truncó todos los planes. Al final decidimos poner una nueva fecha y modificar nuestras actuaciones de presentación, pensando que el tema de la pandemia se controlaría mucho antes, pero no ha sido así. Arriesgamos y así lo hicimos. A toro pasado quién sabe qué hubiese sido mejor, puede que hasta posponerlo para verano del 2021, pero hecho está y los conciertos llegarán, para entonces nuestr@s Fans se lo sabrán de cabo a rabo, espero, jaja.

Después de casi 20 años de existencia, ¿en qué punto se encuentra Zenobia ahora y hacia dónde va el rumbo de la banda?

Ahora mismo estamos super motivamos, deseando presentar en directo nuestros nuevos temas y a nuestros nuevos compañeros, defender VI como se merece, queremos presentarlo en el mayor número de salas y festivales posibles. Tenemos un hij@ nuevo, y queremos sacarlo a que le dé el aire fresco.

Almu de Andrés