Borknagar presenta ‘True North’, decimoprimer trabajo discográfico en casi 25 años de trayectoria.

El nuevo álbum llega marcado por los cambios de formación de la banda, que se despidió este año de Baar Kolstad a la batería y Vintersorg en el apartado vocal. Pero los músicos no son lo único que ha cambiado en los últimos tres años. Para Øystein G. Brun, guitarrista y miembro fundador, se ha tratado de un viaje profundamente personal, viaje que ha servido para abrir una nueva etapa creativa y emocional dentro de la banda noruega.

Brun asegura que este disco le ha valido para volver a retarse a sí mismo: “Se ha tratado de hacer frente a nuestras adicciones personales. En mi caso, necesito metas de forma constante, mantenerme activo y crear algo”. En ese sentido, remarca que ha acometido los obstáculos a la hora de dar forma a ‘True North’ de forma natural. La banda ya contaba con un puñado de canciones, por lo que se sentó para comenzar a elaborarlos con mayor profundidad. “Fuimos nosotros tres, Vortex, Nedland y yo”.

Borknagar entrevista

Borknagar (Foto: Jørn Veberg)

“Cuando era joven estaba en contra de todo. Ese enfado ya no está tan presente, pero lo más importante es que la música sea honesta”

Naturalidad que Brun traslada a los propios cambios de formación: “Desde fuera los cambios han podido parecer de mayor impacto, recuerdo las reacciones de la gente sobre todo cuando Vintersorg dejó el grupo. Pero para los que nos hemos quedado no ha sido tan diferente, los tres formamos el núcleo creativo de la banda desde hace ya un tiempo”. En casi 25 años de carretera y el registro de 11 álbumes de estudio, la banda ha tenido que hacer frente a situaciones similares con anterioridad, y toma esta nueva etapa como una transición natural. “De algún modo, nos ha servido para centrarnos todavía más en la creación artística”.

‘True North’ sigue la estela de sus trabajos más recientes, donde el black metal más salvaje ha desaparecido y composiciones más luminosas marcan la tónica dominante. Brun indica que el paso del tiempo transforma a todo artista de forma inevitable: “Ya no tengo 20 años, ahora tengo 44. Cuando era joven estaba más enfadado, en contra de todo, ese enfado ya no está tan presente”. Remarca que, a la hora de componer, no pienso en estilos, sino que trata de asegurarse de que la música sea honesta. Concepto que lleva más allá a la hora de reflexionar sobre los cánones estilísticos de la música metal.

“Cuando hablamos de voces guturales y blast beats, no los percibo como elementos para hacer black metal, sino como una explosión de energía con la que reflejar mi relación con la naturaleza”. En ese intento por capturar el aspecto más salvaje de la naturaleza Brun percibe el black metal como un estilo y señala que con cada álbum Borknagar ha tratado de dar un paso hacia adelante y ampliar sus horizontes. Lograr un equilibrio dentro de la variedad sigue siendo lo fundamental, según el experimentado guitarrista.

Entrevista Borknagar

Borknagar (Foto: Jørn Veberg)

“Cuando era un niño no fui al parvulario ni nada parecido, pasé mi infancia en el bosque. Ese era mi patio de colegio”

El proceso de gestación del nuevo trabajo ha sido un reto para la banda en conjunto, pero Brun ha sido el más afectado en el aspecto emocional, debido a la pérdida de su padre. “Realmente significaba mucho para mí. Él fue quien me introdujo en la música, le gustaba el rock progresivo de los años 70, y también me inculcó el amor hacia la naturaleza”. La oscuridad se cernió sobre él y su familia, que han sentido la pérdida de muy cerca. Por ello, la canción “Wild Father’s Heart” supone el tributo de Brun hacia su padre, en forma de balada.

El artista noruego reflexiona sobre la pérdida y lo importante que la música ha resultado para hacerle frente: “Resulta frustrante, porque durante todos estos años he construido mi casa, mi estudio, un puñado de álbumes… pero no he podido salvar a mi padre. La sensación de no ser capaz de hacer nada por él estuvo muy presente, intenté canalizar esa frustración a través de la música”. Por ello califica el disco como un trabajo ciertamente oscuro, pero a su vez positivo.

Otro de los aspectos más significativo en la música de Borknagar es la propia naturaleza. Brun creció y se formó como persona en el campo: “Cuando era un niño no fui al parvulario ni nada parecido, pasé mi infancia en el bosque. Ese era mi patio de colegio”. A día de hoy, el guitarrista sigue viviendo en el entorno rural, un lugar que le sirve para encontrar paz, inspiración y soledad. Alcanzar la cima de una montaña, contemplar el entorno y vivir ese momento, está entre las experiencias más significativas de su vida:

Borknagar 2019

Borknagar (Foto: Jørn Veberg)

“El mero hecho de estar ahí, sintiendo las tierras altas y, a su vez, percibiendo el aullido del viento, es muy bello porque puedes observar todo lo que te rodea. Pero también es un lugar peligroso y amenazante, el tiempo puede cambiar en cuestión de minutos de clima veraniego a tormenta invernal hasta el punto de matarte”. Ese contraste, que podría equipararse a una montaña rusa emocional, ha cogido un peso significativo en las nuevas composiciones de la banda.

“Trato de compartir todas estas vivencias mediante las canciones con el público, ya que esto es quien soy y lo que quiero contarles con mi música”. Brun echa la vista para recordad su gira más reciente por Sudamérica, donde vivió un momento similar escalando las pirámides mayas. “Sentí lo mismo que en casa. Por tanto, no es un vínculo que se remite a Noruega, es algo universal”. Naturaleza y cultura inspiradoras, por tanto, para Brun en cualquier rincón del planeta.

El apartado lírico es otro de los ámbitos en el que la banda ha cambiado de dirección. Se trata de un intento por ser más cercanos a la realidad y capturar un espíritu más auténtico y orgánico. Detalla Brun: “Existe suficiente belleza y magia en la naturaleza, pero no necesitamos reflexiones filosóficas de forma constante. Esta vez buscábamos algo que fuera más directo, lo cual se ha trasladado también al material gráfico”. La portada es el fruto del trabajo colaborativo entre Thor Erik Dullum y Marcelo Vasco, una imagen directa que refuerza la línea general de la producción del álbum.

Borknagar True North

Adentrándonos en el propio título y el concepto que se se esconde tras él, Brun subraya la importancia de abrir el abanico de interpretaciones y tratar de que los títulos de sus discos tengan diversas lecturas. En esencia, ‘True North’ se trata de un término que se utiliza en la navegación, concepto que el compositor escandinavo trató de expandir: “Cuando era un niño me gustaba salir de noche y sumergirme en el bosque, un lugar que en el hemisferio norte puede convertirse realmente oscuro. Había un dicho: “si te pierdes en el bosque, trata de encontrar la estrella polar, trata de encontrar el norte verdadero”.

De ese modo podías orientarte, saber donde estaban norte, este, oeste… y volver a casa”. Expandiendo en la relación que este concepto establece con la actualidad, Brun señala que vivimos en un mundo donde muchas cosas están cambiando. “Siento que la generación de mis hijos es una de las primeras que tiene una visión del futuro realmente pesimista”. Pesimismo que achaca a la inestabilidad y la inseguridad, mayores hoy en día. Por eso, remarca la importancia de tener algo a lo que agarrarse, una constante que siempre esté ahí. “En mi caso podría ser la guitarra. Eso es para mi ‘True North’ o el norte verdadero”.

Una de las canciones más señaladas del nuevo disco es “Voices”, corte escogido para el cierre, que se sale de la tónica general de ‘True North’ y explora pasajes más íntimos. La pieza final partió de una idea de Vortex, quien escribió el tema partiendo de las líneas vocales, para añadir después baterías y guitarras. Brun apunta que: “En el metal suele ser muy típico escribir primero riffs y partes de percusión, para después dar paso al apartado vocal. Pero en este caso hicimos lo contrario y ha otorgado a la canción un gusto diferente”.

En cuanto a las letras, remarca que se trata de un tema que “reflexiona sobre la toma constante de decisiones que forjan nuestras vidas”. Un a pieza con espíritu triste, pero también filosófico, nostálgico y, a su vez, esperanzador. Volvemos una vez más, al contraste en el que se refugia Borknagar a la hora de crear y transmitir su arte al público. Un contraste que, según Brun: “es reflejo de la propia vida, a veces hermosa, otras veces dolorosa”. “Voices”, como símbolo del nuevo espíritu de Borknagar y clausura de su flamante ‘True North’. Su presentación se limitará por ahora a una sola fecha en España, el viernes 6 de diciembre, en la Sala But de Madrid, dentro de la séptima edición del festival Madrid Is The Dark.

Mikel Yarza