Pocos artistas definen el heavy metal clásico con la elegancia y majestuosidad del británico Biff Byford. Aunque el líder de Saxon ha pasado un año complicado.

El pasado mes de septiembre fue sometido a una operación a corazón abierto con triple bypass como resultado. El resto de conciertos de Saxon celebrando su 40 aniversario fueron inmediatamente pospuestos. Pero Byford es duro de roer -o de infartar- y ni corto ni perezoso edita en estos días su primer disco en solitario, ‘School Of Hard Knocks’, un trabajo en el que colabora con Fredrik Åkesson de Opeth, Nibbs Carter de Saxon, Nick Barker, Alex Holzwarth de Rhapsody y Phil Campbell, su viejo amigo de Motörhead.

¿Como te encuentras tras el susto de hace unos meses?

Estoy bastante bien. Estoy haciendo algo de deporte y poniéndome en forma de nuevo.

¿Tenías una condición cardiaca previa o fue una total sorpresa?

Fue una sorpresa por completo. No tuve ningún gran dolor ni nada por el estilo. Me sentía un poco raro y fui al médico. Pero vaya, no fue un ataque al corazón como los de Hollywood.

“no fue un ataque al corazón como los de Hollywood”

¿Tenías el disco ya finalizado antes de todo esto?

Sí, estaba casi todo hecho.

Llevabas mucho tiempo queriendo hacer un disco en solitario. ¿Cuándo comenzaste a coleccionar ideas para el disco?

Es algo que ha estado en mi cabeza desde hace algún tiempo. Comenzamos a grabar en enero de 2019 y pero llevaba trabajando en ideas bastante más tiempo. Es una cosa que veo como un pequeño descanso de Saxon tras la gira del 40 aniversario.

Saxon Madrid 2018

Saxon (Foto: Paco García)

Un amigo me comentaba “¿qué necesidad tiene Biff de hacer un disco en solitario en este punto de su carrera?”. Así que te lo pregunto yo. ¿Por qué?

Es una labor de amor, realmente. Tenía muchas canciones que no cuadraban con el estilo de Saxon. No lo he hecho hasta ahora pero Nigel Glockler hizo un disco en solitario, Paul tiene otra banda con la que toca de vez en cuando… Después de la celebración de los 40 años tenía sentido hacerlo.

El disco es más hard rock de los ‘80 que heavy metal clásico. ¿Estarías de acuerdo en eso?

Es un disco propio, no un disco de Saxon, así que hay que tener en mente eso. Las canciones a las que te refieres son “Welcome To The Show”, “School Of Hard Knocks” y “Black And White”, por ejemplo. Son todo canciones que he compuesto yo a solas y ese es mi estilo compositivo. Ese rollo a lo “Wheels Of Steel” o “747 (Strangers In The Night)”. Con Saxon componemos canciones más orientadas al heavy metal clásico e incluso en éste disco puedes encontrar algunas con ese perfil como “Pedal To The Metal”, que es muy cercana a Saxon.

¿Te sientes cómodo dentro de ese toque más hard rockero o simplemente necesitabas cambiar de carril brevemente?

Es una colección de canciones que cubre los estilos que me gustan. Es un disco en solitario sin demasiada agenda oculta. Es algo en lo que llevaba algunos años pensando y finalmente está ahí fuera. No hay una razón oculta por la que lo estoy editando. Simplemente son canciones que compuse y letras que compuse empaquetadas en una colección.

¿Has trabajado con compositores externos?

He compuesto dos canciones con Fredrik Åkesson de Opeth y dos canciones con Nibbs de Saxon. Más allá de ellos no he trabajado con nadie más.

¿De dónde surge la relación con Fredrik?

Conozco a Fredrik desde hace dos o tres años. Conozco a Opeth, me encantan y soy amigo de la banda. Es algo que pasó por accidente. Un día nos vimos en Estocolmo y le comenté que estaba comenzando a trabajar en mi disco en solitario. Él me dijo que querría trabajar conmigo y así ha sido.

“Conozco a Opeth, me encantan y soy amigo de la banda”

En el disco encontramos un arreglo nuevo del clásico “Scarborough Fair”, ya popularizado por Simon & Garfunkel.

Tenía algunas ideas para versiones. Quería hacer un tema de Alex Harvey y de algún otro artista, pero finalmente no me terminaba de sonar bien. “Scarborough Fair” es una vieja canción de folk de la zona de Yorkshire, donde yo vivo. No es un tema de Simon & Garfunkel. Lo de ellos es un arreglo de aquella canción folk. Esa canción es una que solíamos cantar en los campamentos de verano en los 60. Hacer esa canción me trae buenos recuerdos. La razón por la que escogí hacer una versión de Wishbone Ash es porque fueron muy influyentes para mí como vocalista y bajista en los primeros tiempos. Solía ir a verlos en directo muy a menudo y eran una gran banda de directo.

Vas a hacer una gira como speaker en abril. ¿Qué tipo de espectáculo va a ser? ¿Stand-up comedy, monólogo, cuentacuentos?

No va a ser stand-up comedy, sino que va a ser más como un talk-show. Yo y Don Jamieson estaremos hablando de los viejos tiempos ante el público. Es un concepto novedoso en el que estuve pensando recientemente y va a ser divertido. Hablaremos de los tiempos de sexo, drogas y rock and roll.

Biff Byford

Biff Byford (Foto: David Charles)

Siempre te he considerado una persona bastante reservada. ¿Cómo vas a enfocar un show de ese tipo durante un par de horas? ¿Te lo tomas como un reto?

Quiero hacer algo distinto para los fans, realmente. Es un toque distinto en lugar de hacer un show de rock típico. Será una conversación de unos 30 o 40 minutos sobre los viejos tiempos.

¿Te apetece hacer una gira de clubs con una banda en solitario?

Quería hacer algo distinto, no una típica gira. Es un show de palabra y música. Puede que en algún momento haga algunos conciertos por Italia, España y Europa del Este donde la gente no habla el inglés de manera tan fluida. Ahí tendría sentido hacer un concierto más habitual. Al final solo tengo un disco en solitario, pero podría hacer algunas versiones de Saxon. Sí, creo que haré eso.

Sergi Ramos