Belzebubs han salido de la nada para erigirse como uno de los candidatos más prometedores a encabezar la lista de mejores álbumes del 2019. Retratados bajo la perspicaz pluma de JP Ahonen, Sløth, Obesyx, Hubbath y Samaël llegan desde Finlandia con una explosiva mezcla de death melódico y sinfónico con un toque progresivo, que quizá os sonará a Insomnium, Cradle of Filth o Turisas. Todo adornado, como no podía ser de otra forma, con un horripilante corpse paint.

Sin embargo, detrás de los jinetes del Apocalipsis nórdico hay cuatro personas normales que se sonrojan cuando son el centro de atención, se desesperan para compaginar la vida familiar y la profesional, descubren nuevos estilos que nunca pensaban que estarían escuchando, y se cuestionan a partir de qué punto deja de llamarse amor y empieza a llamarse obsesión. En esta entrevista a Belzebubs, hablamos con los cuatro miembros del grupo, un lujazo pocas veces a nuestro alcance. Aún no hay planes para verles en España -y, nos confiesan, es probable que sea muy, muy difícil… pero nunca digas nunca- pero podéis encontrar su álbum ya en las mejores plataformas físicas y digitales. O conjurar a un engendro del más allá para que os lo traiga de las profundidades de R’lyeh.

‘Pantheon of the Nightside Gods’ ha sido un éxito masivo, ha llegado a la cima de las listas, y algunos hasta dicen ya que será el Álbum del año. ¿Qué pensáis de todo esto?

Hubbath: Bueno, todo esto nos supera, la verdad. Quiero decir, nos alegramos de como quedó el álbum, pero nunca pudimos adivinar cómo reaccionaría la gente.

Sløth: Sí, “no esperes nada, prepárate para lo peor”.

Hubbath: Esa era precisamente nuestra actitud, pero también intentamos tener la cabeza centrada y no olvidarnos de cuál es nuestra propia visión. Estamos muy, muy contentos de que a los fans y la mayoría de críticos les haya gustado el disco, pero al final de todo lo que importa es que hagamos lo que nosotros queremos hacer.

¿A qué abominación lovecraftiana habéis rezado para pasar de ser una banda poco conocida y mayoritariamente underground, a petarlo con este álbum?

Sløth: (ríe) Principalmente a Shub-Niggurath y a Neferqušur. Me da la sensación que, simplemente, ahora es cuando las cosas han encajado. Hemos estado en el banquillo por muchos años y, ahora que Samaël se nos ha juntado a la batería, las cosas han empezado a funcionar.

Obesyx: Seh, creo que su entrada a la banda ha sido una de las mejores cosas que nos han pasado. Necesitábamos y mucho algo de sangre fresca y nuevas ideas, y la magia negra en poliritmo de Samaël nos ha hecho ver temas y riffs viejos bajo un nuevo enfoque.

“La magia negra en poliritmo de Samaël nos ha hecho ver riffs viejos bajo un nuevo enfoque”

Sløth: Siempre hemos apostado por romper las barreras de los géneros cuando era necesario, por lo que no lo dudamos ni por un momento.

Samaël: Lo que queréis es que me ponga rojo.

Sløth: Fácil, píntate más si eso pasa.

Tenéis un buen número de artistas invitados en este álbum. ¿Cómo ha sido trabajar con cada uno de ellos?

Obesyx: ¡Ah, sí! Bueno, Desibelius, por ejemplo, es otro motivo de por qué estamos tan ilusionados por este álbum. Ahora que somos amigos, podemos hacer de verdad todas esas ideas orquestales locas que tenemos, en lugar de hacer el panoli con ellas.

“Con Desibelius ahora podemos dejar de hacer el panoli con las orquestas.”

Hubbath: Trvebadovr, Mørkrost, Skvllcraft y ICS Vortex nos prestaron sus voces, dando más profundidad a los temas que la que Sløth y yo podríamos llegar a conseguir.

Sløth: Seh, y para acabar, pero no por ello menos importante, conseguimos pillar a Antikrist y a su bajo sin trastes por banda para “The Crowned Daughters” y “Dark Mother”. Fue un auténtico caramelo trabajar con todos ellos, y para nuestra sorpresa todos enseguida se sumaron cuando se lo pedimos.

Belzebubs entrevista

Hubbath: Yeah, por ejemplo, resulta que Vortex lleva siendo fan nuestro desde nuestros EPs mierdosos.

¿Cuáles son vuestras bandas favoritas, o las que más os han influenciado últimamente?

Obesyx: Principalmente, he estado digiriendo bandas sonoras de Vangelis o Kilar.

Hubbath: Le he estado pegando una escucha a las recomendaciones de Samaël: Lunatic Soul, Riverside, Porcupine Tree, Steven Wilson, Pineapple Thief…cosas un tanto raras para mi.

Samaël: Y yo he hecho lo contrario y me he mirado la playlist de Hubbath. Behemoth, Rotting Christ, Moonspell, Be’Lakor, Sentenced, etc.

Sløth: Kamasi Washington.

Hubbath: Perdona, ¿qué?

Sløth: Es jazz, no creo que lo conozcas.

“Mis influencias son jazz, no creo que las conozcas”

¿Cómo es vuestra relación con JP Ahonen? ¿Cuál es su papel en la banda?

Sløth: ¿El documentalista? Lo hemos tenido pegado al culo desde que tengo memoria, por lo que ahora ya estamos acostumbrados a él. Me gustar pensar en él como algo así como…. ese colega algo lento que todo el mundo tiene, que es un poco pringao y que se queda en un rincón así como empanaíllo.

Obesyx: Puto acosador.

Hubbath: Pero es inofensivo… casi.

Sløth, ¿cuál es el secreto de compaginar la vida familiar y la vida en la carretera? ¿Has hablado con Lucyfer sobre cómo organizaros cuando estés en la carretera?

Sløth: Ojalá supiera el secreto de eso. Mi vida seria mil infiernos más fácil. Como padre, te da la sensación que siempre estás en el lugar equivocado. Cuando estás de gira o en el estudio, hechas de miedo a los diablillos, y cuando estás con tu familia sientes que deberías estar trabajando en la banda. No me da la gana largarme a hacer más tours largos, así que a la que empecemos a montar giras tendrán que ser más como escapadas tácticas aquí y allí.

¿Tienes algún consejo para aquellos que tienen que lidiar con sus propios engendros del Diablo?

Sløth: Aprovecha cualquier momento con esos energúmenos. Crecen muy rápido. El pequeño Leviathan ya no es un bebé, y Lilith se está convirtiendo en una mujer fuerte e independiente. Maldigo el día que un pelao va a llamar a la puerta y se la va a llevar lejos de mi. He empezado a hacer algo de meditación, yoga, y todas esas mierdas del mindfulness para no romperle la cabeza al pintamonas ese y pintar el suelo con sus sesos.

Entervista Belzebubs

“Hago meditación para no pintar el suelo con los sesos del pintamonas que se ligue a mi niña”

Samaël, ¿cómo llevas la diferencia de edad con los otros miembros de la banda? Y, bueno, la… ¿familiaridad?

Sløth: Qué quieres decir con famil…

Samaël: SÍ SON COMO FAMILIA PARA MI NOS LLEVAMOS MUY BIEN SIGUIENTE PREGUNTA ¡POR FAVOR!

Hubbath, te has visto empujado a la escena pin-up tras la demanda popular de un calendario picante. ¿Qué otro tipo de material especializado podemos esperar en el futuro?

Hubbath: UH, no me lo recuerdes. Además del típico merch de la banda, estamos trabajando en un te negro como el sobaco de un grillo con Pitch Black North. La gente también ha pedido figuritas de acción, así que nos lo estamos mirando.

Sløth: No son figuritas de acción. Son coleccionables hechos en vinilo.

Obesyx: Muñecos al fin y al cabo.

Sløth: No, son más como obras de arte. Pequeñas esculturas, ¿vale?

Obesyx: Bueh, me voy a divertir conmigo mismo cuando le ponga las manos encima… espera, eso no acaba de sonar del todo bien.

Obesyx, pareces bastante experimentado en relación a… la industria musical. ¿Nos puedes compartir algún detalle poco conocido de las canciones que has conjurado?

Obesyx: Oh, gracias, muñeca. Sí, imagino que sí se puede decir que he metido mano aquí y allí. Durante nuestra pausa estuve haciendo un montón de trabajos raros: músico de sesión, roadie, técnico de sonido,… hasta de trovador en el ferry entre Turku y Estocolmo. Me encantaría darte un repaso e ir más al detalle de cómo funcionan los riffs, melodías y armonías, pero prefiero reservarme eso para cuando saque tutoriales o tabs. Con suerte, vamos a encontrar un momento para compartirlo.

Laura Cano