En unas horas se abren las puertas de las tres jornadas principales del Leyendas Del Rock 2016. Anoche el recinto del Polideportivo Municipal de Villena se llenó con Warcry, Fear Factory, Mojinos Escozíos y el Reno Renardo. A lo largo de los próximos tres días, este pueblecito de Levante será el epicentro del heavy metal en el sur de Europa.

En unas horas se abren las puertas de las tres jornadas principales del Leyendas Del Rock 2016. Anoche el recinto del Polideportivo Municipal de Villena se llenó con Warcry, Fear Factory, Mojinos Escozíos y el Reno Renardo. A lo largo de los próximos tres días, este pueblecito de Levante será el epicentro del heavy metal en el sur de Europa. Hablamos con Marcos Rubio, su organizador y cabeza visible, para conocer las principales mejoras y novedades del festival.

¿Como se presenta este Leyendas del Rock 2016?

“El Leyendas del Rock, en su decimoprimera edición, se presenta muy bien. Somos un festival de perfil medio y esta es nuestra edición más ambiciosa, en variedad y en calidad. El concepto general del festival también es más ambicioso, con una serie de mejoras que el público y nosotros necesitábamos, así como con una mayor inversión. Va a dar la sensación de festival maduro y hay un equipo muy potente trabajando las 24h del día, lo que se va a traducir en el bienestar general del público”.

¿Cuales son las principales mejoras llevadas a cabo en esta edición?

“La acampada es la principal mejora, con zonas de sol y sombra, con un sistema de pulseras y mejores servicios para que la gente pueda estar más tranquila. Dentro del recinto hay varias mejoras también: además de la ya conocida piscina y ludoteca ahora hay una grada portatil para que la gente pueda descansar con buena visibilidad. Hemos instalado dos pantallas LED que previamente no podíamos instalar debido a las salidas de emergencia pero que finalmente hemos colocado entre los escenarios y tras la torre de sonido. Hemos mejorado los lavabos y todo un poco, para darle al público lo mejor que podemos y devolverles su confianza”.

La seguridad de la acampada era una de las principales preocupaciones de ediciones anteriores. ¿Como habéis mejorado este aspecto?

“Hemos acotado y sectorizado la acampada. Algunas zonas están bajo carpa para tener sombra y otras al sol. Todo va controlado con un sistema de pulseras y eso hace que sea más difícil cometer ningún tipo de hurto. Claro que entre el público puede haber alguna oveja negra, pero el control es mucho mayor que otros años”.

“A nivel interno, hemos potenciado mucho la PA y hemos llevado a cabo un nuevo diseño de luces que va a ser espectacular”.

 leyendas del rock poster 2016

El festival se va desdoblando con actividades en la acampada y en la Plaza Mayor de Villena. ¿Es ese el camino de crecimiento para el Leyendas fuera de las limitaciones lógicas del Polideportivo Municipal?

“Lo que hemos buscado es complementar el festival con otras actividades. En ese sentido este año tenemos un quinto escenario en la zona de camping donde actuarán algunas bandas más novedosas y con buena proyección. También mantenemos y potenciamos los acústicos de la Plaza Mayor de Villena con Eluveitie y Gigatron y el éxito está garantizado. Cuando la gente está de compras o comiendo por Villena y se encuentra un acústico de Eluveitie, lo agradece. Y eso genera que el nexo entre ciudad y festival sea mayor”.

¿Qué banda ha sido la más complicada de cerrar este año?

“Siempre hay bandas complicadas. Detrás de Nazareth llevábamos muchos años y han sido complicados. A efectos técnicos y económicos lo más complicado ha sido Avantasia. Son el cabeza de cartel obvio. Nuestra oferta de estilos y variedad es muy amplia. De 70 grupos seguro que alguno te gusta”.

¿Te queda la espina de no haber traído a grandes bandas como Iron Maiden o similares?

“Personalmente no tengo esa espina. Nosotros ya hemos hecho Iron Maiden, Scorpions, Whitesnake, Slayer, Twisted Sister o Manowar en otros eventos como el Lorca Rock. No queremos hipotecar el festival entero a una sola banda, moviendo fechas, cambiando aspectos técnicos y demás. Claro que peleamos y ofertamos para llevarnos a bandas grandes, pero lo hacemos sin mucha convicción porque eso supondría cambiar el concepto del festival. Tendríamos que quitar escenarios, variedad de bandas… Con lo que tenemos, el público responde y eso nos parece suficiente”.

¿Que banda querríais haber traído este año y no ha podido ser?

“Muchas de las bandas que hemos intentado tener se han conseguido, como Steel Panther, Avantasia o Anthrax. También las míticas como Nazareth o Uriah Heep. Siempre se te escapa alguna, como nos ha pasado con Amon Amarth o Blind Guardian, pero la negociación es muy compleja. Tu ofertas por decenas de bandas y luego cierras lo que puedes”.

¿Qué volumen de gente esperáis en este Leyendas?

“Nuestra media habitual de 14.000 o 15.000 en los días de pago y unas 22.000 – 25.000 personas en el día gratuito que es el que más ambientazo tiene”.

Hay festivales como Rock Fest donde el principal reclamo son las bandas de gran tamaño y lo central de su ubicación geográfica, sin embargo, al Leyendas la gente viene convencida, son fans devotos que vienen si o si. ¿A qué crees que responde esa disparidad de actitudes?

“Los festivales que llevan muchos años y están consolidados tienen fans. Somos gente que intenta tratar al público como a nosotros mismos nos gustaría que nos tratasen y eso se nota. Un complemento muy importante para nuestro público es el asunto de los precios en barra. Son los precios asequibles que nos gustaría encontrar en otro festival. Por eso mantenemos el litro a cinco euros, aunque no sea económicamente aconsejable. Para la gente de otros países, los precios de barra en el Leyendas son increíbles. Quizá en el futuro habrá que incrementar un poco pero de momento es lo más barato que podemos hacer”.

Sergi Ramos