En Bikini no cabía un alfiler. Seguramente motivados por la curiosidad, yo el primero, a las nueve de la noche aguardábamos impacientes la salida del controvertido holograma. Arrancó el concierto con unos minutos de retraso y con la voz de Dio cantando “King Of Rock And Roll”...

El holograma del siempre queridísimo Ronnie James Dio, ya utilizado en el festival alemán “Wacken Open Air” de 2016, llegaba a Barcelona el pasado 13 de diciembre de 2017, en una gira que DIO’S DISCIPLES han bautizado como “DIO Returns – The World Tour”. Cual Lázaro, el pequeño gran frontman resucitaba sobre el escenario de la sala Bikini para interpretar hasta seis temas de su dilatada carrera musical.

Como sabréis, el holograma fue creado originalmente por la empresa Eyellusion, y cuenta con el respaldo total de Wendy Dio, la esposa del cantante. El anuncio de realizar una gira de DIO’S DISCIPLES, usando ese sistema, no estuvo absente de polémica, sobre todo en las redes sociales. Muchos se negaban en rotundo a participar del espectáculo, otros lo criticaron con fervor… pero la realidad es que, a la postre, en Bikini no cabía un alfiler. Seguramente motivados por la curiosidad, yo el primero, a las nueve de la noche aguardábamos impacientes la salida del controvertido holograma. Arrancó el concierto con unos minutos de retraso y con la voz de Dio cantando “King Of Rock And Roll”, ¡pero con su imagen sin aparecer! La verdad es que la situación era surrealista, supongo que por causa de algún problema técnico que se solucionó en cuestión de un minuto más o menos.

Dio Returns (Foto: Josep M. Llovera)

Finalmente, apareció Dio en escena… La reacción del público fue algo escéptica. La verdad sea dicha, al principio cuesta creer lo que estás viendo. En el centro del escenario había colocada una especie de portería de fútbol sala, por donde se proyectaba el famoso holograma. En ocasiones, sobre todo al gesticular, daba la sensación de que Dio estaba en una jaula. En realidad no podía salir de esos dominios, obviamente, con lo cual, su figura permanecía bastante estática y algo limitada de movimientos. A pesar de esos detalles, la sensación que transmite el holograma sobre el escenario es buena, bastante realista, casi espiritual diría yo. Repartidos a lo largo de la actuación, la imagen revivida de Dio nos regaló temazos de la talla de “Last In Line”, “Holy Diver”, “Heaven And Hell” de BLACK SABBATH o “Man On The Silver Mountain”, de RAINBOW, seguida esta de “Rainbow In The Dark”, con la que se puso fin al concierto.

Dio Returns (Foto: Josep M Llovera)

Sobre las tablas nos encontramos con la formación habitual de DIO’S DISCIPLES, compuesta por miembros de la propia banda de Dio: Simon Wright a la batería, el doble de Timo Tolkki a la guitarra, de nombre Craig Goldy, y Scott Warren al teclado, junto al bajista Björn Englen (YNGWIE MALMSTEEN) y a los vocalistas Tim “Ripper” Owens (ex JUDAS PRIEST, ex ICED EARTH, BEYOND FEAR) y Oni Logan (LYNCH MOB). Entre los dos cantantes se fueron turnando temas de la talla de “Straight Through The Heart”, “I” de BLACK SABBATH, “Egypt (The Chains Are On)”, “Catch The Rainbow” fusionada al “Gates Of Babylon” de RAINBOW, “Stargazer”, también de RAINBOW, o “Mystery”. “Ripper” Owens apareció en escena el primero, una vez el holograma terminó de cantar “King Of Rock And Roll”. Tim interpretó “Mob Rules” de manera formidable, con su inseparable gorra y masticando chicle, como es habitual en él, haciéndome pensar que este hombre cada vez se parece más a Fred Durst de LIMP BIZKIT.

Dio Returns (Foto: Josep M Llovera)

Y así fue transcurriendo el concierto. Entre grandes éxitos de Dio, RAINBOW y BLACK SABBATH, amenizados con solos de batería y de teclado, DIO’S DISCIPLES ofreció una actuación que se nos hizo cortísima. La verdad es que una hora y veinte de show resulta irrisoria, sobre todo para los foráneos de Barcelona que nos desplazamos hasta la sala Bikini. Sin tener en cuenta las llamas que se encendían cada vez que Dio subía o bajaba los dos escalones del pedestal, supongo que para disimular algún desajuste de la imagen, la experiencia resultó satisfactoria. Y es que, cuando el fuego emergía, el vocalista parecía una bruja de Salem en la hoguera. Es difícil de predecir si el espectáculo “DIO Returns – The World Tour” tendrá continuidad en un futuro, pero, por lo menos, en Barcelona ya lo hemos podido experimentar. Tanto “Ripper” como el argentino Oni Logan interpretan con gran semejanza los temas que en su día cantó Dio, la única pega es que DIO’S DISCIPLES podrían haber alargado el repertorio hasta las dos horas, al menos. ¡Muchos hits se quedaron fuera! Sea como fuere, aquellos que vimos actuar a Dio en un pasado, tuvimos la oportunidad de volver a verle, aunque fuera holografiado, y los que no… ¡Pues menos da una piedra! Como se suele decir.

Promotor:RM Concert

Día:13-12-2017

Hora:21:00

Sala:Bikini

Ciudad:Barcelona

Puntuación:8