La Riviera fue el recinto escogido en esta ocasión para llevar a cabo la fecha de Toundra en Madrid. La gira del disco 'Vortex' era la culpable de que la banda volviese a tocar en casa, y los conciertos de Tomavistas Ciudad fueron la otra parte que hizo que el grupo actuase en la capital.

Toundra es uno de esos grupos que hacen algo complicado, llamativo y a la vez maravilloso en aquellos lugares donde tocan. Cuando vas a uno de sus directos puedes ver a gente con camisas hawaianas o típicas que te encontrarías en el Ochoymedio un sábado por la noche, pero también hallas a personajes que pegan más unos metros más adentro de Malasaña por la zona del Kurgan con sus camisetas de Machine Head.

Su música, pese a no tener voz, traspasa fronteras, y, en este caso, estilos musicales. El sentimiento que transmite la conjunción de las guitarras de Maca y Esteban con la batería y el bajo forman una comunión armoniosa que permite dejar volar al alma cuando lo escuchas con el corazón totalmente abierto y la mente preparada para lo que se viene encima.

Los teloneros: It It Anita

Algún telonero tenía que haber en este concierto. Al menos en esta gira de Toundra, el formato no es el de tocar 3h y hacer un Juan Palomo. It It Anita fueron los elegidos para dar el pistoletazo de salida a la noche, y lo hicieron con un rollo muy punk con el que dieron caña dentro de una montaña de sonido que atronaba en La Riviera.

It It Anita Madrid 2018

It It Anita (Foto: Dani Cruz)

La sala ya tenía una cantidad de gente bastante amplia para no ser los cabezas de la velada, y eso hizo que se pudieran lucir ante un público amplio. Enfrentados entre sí encima del escenario y perpendiculares al respetable, It It Anita calentaron el ambiente a la perfección para que después de su tormenta musical la gente se relajase un poco antes del bolo de Toundra.

La ansiada oscuridad de Toundra

En la mayoría de crónicas de esta web, cuando hablamos de oscuridad todo suele estar relacionado con black, death, doom… Esta vez no. Los propios miembros de Toundra estuvieron en el check final antes del concierto saludando a los aficionados como si se tratase de un recinto pequeño como la Wurlitzer o demás, y una vez sonó la intro y la luz se fue apagando, la señal de que empezaba lo bueno era más que clara. Las luces durante la mayoría del tiempo parecían elaboradas por un culé, de azul a rojo y tiro por que me toca (salvo al final que hubo algunos toques lilas y cañones verdes). Esto, como viene siendo costumbre, dificultó el trabajo a los fotógrafos, puesto que estos colores y la oscuridad no ayudan a obtener las mejores instantáneas.

Crónica Toundra Madrid 2018

Toundra (Foto: Dani Cruz)

La energía de los madrileños se transmitió de forma instantánea a los fans. Unos movían de arriba la cabeza, otros saltaban, otros sonreían… La música de Toundra es una de esas que al igual que une seguidores que escuchan estilos totalmente distintos también se vive de maneras muy diversas y ninguna de ellas te hace parecer un bicho raro entre la gente que ha acudido al bolo (hay cada personaje en muchos conciertos que alucino pepinillos).

Toundra Madrid La Riviera

Toundra (Foto: Dani Cruz)

En su setlist se pudieron ver tanto los temas que más lo han petado de ‘Vortex’ como sus éxitos de sus álbumes anteriores. De este modo se escucharon canciones como “Cobra”, “Tuareg”, “Magreb”, “Oro Rojo” o “Kingston Falls”. En esta última mencionada se produjo la conexión más íntima de la noche entre público-banda cuando todos empezaron a corear el inicio del tema al unísono, lo que, realmente, fue bastante emocionante para todos arriba y abajo de las tablas.

La música fluía entre todos los componentes de Toundra, y eso se notó. Esteban era el que más activo estaba de todos con movimientos continuos y sus ya clásicas posturitas; no obstante, sus compañeros no se quedaron atrás. El agradecimiento de la formación a sus aficionados era continuo en las ocasiones en las que se comunicaban con ellos (al no tener micros para la voz, había que leer los labios, pero con expresiones como “vamos” o “muchas gracias” tampoco hay que ser intérprete de signos para saber qué dicen). El tema es que todo estaba yendo tan bien que el grupo se cascó dos bises con los que llegaron a superar las 23:30h de la noche, algo poco común en los directos de La Riviera. Daba igual. Era el momento de Toundra en Madrid, los dueños de su destino, y por eso quisieron compartir un rato más con los fans tocando, porque es lo que les hace felices.

Crónica Toundra Madrid

Esteban jodiéndose (más) sus vértebras de la espalda. (Foto: Dani Cruz)

Texto: Dani Bueno | Fotos: Dani Cruz

Promotor:Festival Tomavistas

Día:2018-11-15

Hora:21:00

Sala:La Riviera

Ciudad:Madrid

Teloneros:It It Anita

Puntuación:7