Dentro de su gira en solitario, el líder de Pearl Jam volvía casi un año después de triunfar en el Mad Cool de Madrid con la banda estadounidense. Esta vez con un show cálido y acogedor, con muchos temas clásicos acompañados de versiones y un tono íntimo que conquistó a su público.

El entorno constaba de la presencia de butacas en pista y una estancia a media luz que ofrecía un cuarteto de cuerda (el Red Limo String Quartet), que hicieron presagiar que esta iba a ser una noche memorable. Como curiosidad, cabe destacar el mensaje que minutos antes de la actuación advertía a los asistentes: “Debido a la naturaleza intimista de los conciertos en solitario del artista, está prohibido el uso de móviles o dispositivos similares para tomar imágenes del mismo” -detalle que ignoraron la gran mayoría de fans-.

Eddie Vedder Madrid

Eddie Vedder (Foto: Ignacio Sánchez)

El concierto comenzó con el mítico tema “Alive” de Pearl Jam interpretado de forma instrumental por el cuarteto antes de salir el estadounidense para recibir la ovación de su público. El espacio estaba decorado a modo “vintage”, proyectándose de forma intermitente imágenes a en una pantalla Windows 95. Ésto, sumado a su distintivo timbre vocal y varias guitarras, que Vedder ha ido alternando según la resonancia de la canción, fueron los elementos idóneos para hacer de su actuación un ambiente mágico y “familiar”, a pesar de reunir a más de 10.000 personas).

Arrancó con una versión acústica de “Far Behind” (de su disco ‘Into The Wild’ nominado en su momento al Grammy como mejor disco folclórico) tema muy bien construido y pegadizo con el que deja patente su habilidad como guitarrista. Prendido de su guitarra,  acogió a su público con otro clásico de Pearl Jam, ‘Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town’ donde hizo delicias entre los asistentes, en lo que fue el primer clímax de la noche. “Buenas noches, lo siento pero mi español no es muy bueno. Aún así mi español es mejor que el inglés de Trump. Mi hija tiene 10 años y su inglés también es mejor que el de Trump. Quería deciros que si vives en Madrid estás acostumbrado a esta belleza, pero para mí despertar en España es algo increíble, un sueño hecho realidad”, proclamó entre risas ganándose del todo a la asistencia.

Aparecen más acompañantes

Uno de los momentos más emotivos consistió en el tributo que le dedicó Eddie Vedder a su amigo Tom Petty, interpretando ‘Wildflowers’ bajo una proyección con fotos de ambos. Mención de honor para Glen Hansard, que fue telonero y le acompañó en varias canciones, como en “It Happened  Today” de REM, donde implicó a todo el público, incluyendo a Javier Bardem, buen amigo de Vedder, situado entre la multitud, provocando el famoso “oh nanana” al unísono con un encendido de luces y éxtasis conjunto.

Eddie Vedder Madrid 2019

Eddie Vedder (Foto: Ignacio Sánchez)

Canciones como “Man Of The Hour” ponían de pie el pabellón al completo, aunque era con cada canción, cada cierre, cuando la gente expresaba su admiración ante tal actuación. En varios de los temas pudieron escucharse esos sonidos y giros melódicos del grunge, el estilo que Nirvana y Pearl Jam, entre otros, que se convirtieron en refugio para muchos jóvenes de la América de finales de los años ’90.  Su música de aquella época, interpretada en esta ocasión con pasión y fiereza, es un canto a la naturaleza inconformista de la juventud.

Crónica Eddie Vedder Madrid

Eddie Vedder (Foto: Ignacio Sánchez)

La orquesta dio solemnidad como mostraba  la impecable “Guaranteed” solo interrumpida en su final por el sonido de los aplausos de un público que  “rompía el protocolo” para ponerse de pie y dar palmas como si del último tema se tratara. Vedder pidió abandonar los móviles para ‘The end’ y la oscuridad más bella iluminó por si sola con su voz en alto en un WiZink tan poco iluminado, cuyo brillo nos llegaba bajo la voz del americano.
La fuerza e intensidad siguió con ‘Better man’ que animó a todos a ponerse en pie. Mezcla de coros y luces que cautivaron a todos los asistentes.

Crónica Eddie Vedder Madrid 2019

Eddie Vedder (Foto: Ignacio Sánchez)

Otro suceso a destacar del concierto fue en el que Eddie se dio cuenta de que entre las primeras filas del público había dos niños muy pequeños. Pidió iluminar la estancia  y a través de la seguridad hizo llegar una púa a cada uno de ellos, quienes estaban boquiabiertos  sobre los hombros de sus padres. Mencionar también la simpatía y humildad de Eddie al servir un vaso de vino y ofrecérselo a una fan situada en primera fila y brindar juntos acompañados de aplausos y risas. Una noche excepcional sin lugar a dudas donde pudimos palpar la magia de principio a fin a través de la música de un Eddie Vedder cercano y brillante.

Texto: Paola Velasco | Fotos: Ignacio Sánchez

Promotor:Live Nation Bélgica

Día:2019-06-22

Hora:21:00

Sala:WiZink Center

Ciudad:Madrid

Teloneros:Glen Hansard

Puntuación:9