Seguramente a muchos les sorprenderá que me tome ciertas licencias a la hora de hacer la crítica de este nuevo trabajo de Vita Imana 'Bosa', alias mi banda favorita y alias el conjunto de personas que tienen un lugar especial en mi corazón y mi alma.

En la amalgama de críticas por doquier donde se valoran los aspectos instrumentales, técnicos, vocales y conceptuales aquí va la mía, repleta de sentimiento y víscera teñidos de esperanza por esta nueva era del grupo.

El Camino de Vita Imana

Es difícil de cojones sacar adelante un proyecto musical cuando tienes que sacar tiempo de las piedras para compaginar tu curro con las horas de ensayo y los horarios del resto de miembros del grupo. A eso se le suma que en un grupo de personas heterogéneo se tenga que llegar a acuerdos y decisiones de cara al futuro de una banda y no son pocas las vicisitudes y obstáculos a las que tienen que enfrentarse. Después de tantos años amando y siguiendo el trabajo de esta banda de groove metal madrileña, poco puedo decir en cuanto a los aspectos musicales y técnicos ya que no tengo ni putísima idea y cualquier amago sería pretencioso de cojones.

Vita Imana Goatklaw

De lo que sí creo controlar es de sangre y pasión, de sacrificar tu tiempo libre para dedicarte a tus pasiones y dejarte la piel una y otra vez a pesar de las hostias. Yo creo ver eso en Vita Imana a cada paso que dan, su humildad se derrama en cada nota y el sacrificio tiñe de sudor el escenario cada vez que lo pisan. Me siento afortunada de conocerles a nivel personal y de haber sentido y visto la calidad humana que hay a su alrededor, un halo cálido de trabajo bien hecho y sueños firmes, de sonido duro y frío como una roca en el fondo del océano y aterciopelado en ocasiones como el agua de mar en calma…

Con ellos he roto con el pasado, he estado en otros lugares, me he perdido en la inmensidad de una remota isla ficticia, he tocado las profundidades del mal más atroz y he sentido la victoria de haber superado obstáculos que parecían inalcanzables. No sería justo juzgar un trabajo como algo individual porque una novela no se lee por capítulos separados, escribo esto mientras “Taikos III” resuena en mis entrañas como humo cálido penetrando en mi ser en la oscuridad de mi habitación.

Estoy orgullosa de este viaje, de SU viaje, de estos trozos de Vita Imana repartidos como piezas necesarias en el puzle de mi vida revoloteando en mi memoria. Tengo miedo de que los obstáculos les lleven algún día a la decisión de poner fin a su camino, por eso cada disco lo vivo como si fuera un regalo único que quiero proteger a toda costa. Cada tema se sucede y sé que son parte de ellos, puedo imaginarles re ideando estrofas, haciendo arreglos y proponiendo elementos que dejen el sello de cada miembro. Ningún trabajo de Vita pasa desapercibido para mí por todos los matices que estoy exponiendo, quizá para muchas personas sea insustancial pero la carga emocional que hay detrás de ‘Bosa’ es inmensa.

Vita Imana Bosa

Vita Imana ha pasado por momentos difíciles y a pesar de todo siguen desnudándose para nosotros. Podrían hacer temas duros y tralleros y plantear un disco que funcione a nivel sonoro sin preocuparse de otras cosas que actualmente no parecen valorarse en una banda de estas características. Yo busco sentir, viajar, que el disco me abra en canal, la heterogeneidad del sonido y composición de ‘Bosa’ es una montaña rusa de emociones que hace que me sienta afortunada de poder vivirlo un año más…

Los sentimientos a flor de piel en ‘Bosa’

Estoy orgullosa de que ahora cuenten con una persona que haya captado la esencia de Vita y a la vez haya aportado su toque, sólo puedo decir que ojalá lo aproveche al máximo y siga en la línea que ha transmitido en ‘Bosa’, sólo tengo palabras de agradecimiento hacia Toni por haberme llevado hacia nuevas experiencias escuchando a mi grupo favorito.

Siento haber decepcionado a quienes esperabais un análisis tema por tema pero eso se lo dejo a los profesionales, sólo soy una persona que busca el consuelo en la música, que ha crecido con ella y se agarra a sus discos y grupos favoritos para nunca quedarse solo. Como tema favorito os recomiendo sin ninguna duda ”El Duelo”, por ese toque tan característico de Vita en la Intro, la inevitable magia de Miriam, el desgarro de Toni y los elementos melódicos vocales… Todo un viaje.

GRACIAS Vita Imana, por enseñarme tanto en cada trabajo y por dejarme entrar en vuestra vida. Os amo.

Goatklaw