Publicado el 25 de mayo de 2012, 'Carolus Rex' es un álbum conceptual basado en el auge y caída del Imperio sueco, cuyo título le da el monarca Carlos XII. Este sexto trabajo de los nórdicos, fue lanzado con letras tanto en inglés como en sueco.

2012 fue un año clave para Sabaton. Los suecos decidieron lanzar un álbum basado en la historia de su país natal, con dos ediciones diferentes del mismo: una en inglés y otra en sueco. Pero poco después de la grabación del disco, casi todos los miembros de la banda decidían abandonarla, quedándose únicamente Joakim Brodén y Pär Sundstrom en ella. Sin embargo, ‘Carolus Rex’ se convirtió en uno de sus discos más aclamados, siendo considerado por muchos fans uno de los mejores de su discografía. Es por ello que decidieron seguir adelante con nuevos miembros, promocionando su nuevo trabajo, y llegando a tocar por primera vez en el escenario principal de Wacken Open Air y otros grandes festivales. ‘Carolus Rex’ fue el impulso definitivo para Sabaton, que aún a día de hoy, siguen creciendo.

La introducción “Dominium Maris Baltici” da paso a “The Lion From The North”, uno de los temas más rápidos y directos del disco. Tiene todos los elementos de lo que podríamos considerar un tema clásico de Sabaton, con coros épicos, teclados que sobresalen en la mezcla, y la inconfundible voz de Joakim Brodén con esos tonos graves tan característicos. La animada “Gott Mit Uns” precede a “A Lifetime Of War”, con un tono más solemne y épico, que narra las penurias de la Guerra de los 30 años, antes de pasar a un ritmo más rápido en “1648”.
Un órgano introduce “The Carolean’s Prayer”, donde se habla de los soldados del rey Carlos XI de Suecia y que cuenta con un memorable estribillo.

Sin embargo, el tema por excelencia de ‘Carolus Rex’ es el que le da el título al disco. “Carolus Rex” es una de las mejores canciones que ha escrito la banda y que no falta en ninguno de sus conciertos. Posteriormente, en “Killing Ground” se narra una de las mayores hazañas de la armada sueca, doblegando a un ejército que le doblaba en tamaño, contrastando con “Poltava”, donde se produjo su mayor derrota. Finalmente, “Long Live The King” cuenta como el rey Carlos XII muere y es devuelto a Suecia en una canción que perfectamente podría pasar por una marcha fúnebre, para terminar el disco con “Ruina Imperii”, el fin del imperio.

‘Carolus Rex’ nos transporta a la perfección a lo largo de la historia del Imperio Sueco, en un disco que fácilmente podría ser el mejor que han editado Sabaton en su carrera.

José Luis Abrego