El puesto de batería no siempre es el más vistoso de una banda, pero cuando esta figura reluce por encima del resto en su grupo, su fama suele salir disparada y el respeto ante dicha persona igual. Conocemos a muchos baterías que han marcado una época, pero hay otros que se están haciendo un hueco a día de hoy a base de tesón y trabajo.

Los Tomas Haake, Mike Portnoy, Ray Luzier, Joey Jordison, Chris Adler, Dave Lombardo, Marco Minnemann y demás baterías afamados durante muchos años siguen siendo referentes para tanto otros baterías de metal (y otros géneros) como para el público en general. El tema reside en que, además de ellos, otros músicos (algunos incluso con edades muy cercanas) están empezando a incrementar su auge por diversos motivos entre el respetable.

Estos colosos de los parches y platos están viendo que otros compañeros que hasta ahora gozaban de mucha menos popularidad van dejándose ver poco a poco y cogiendo renombre. Tanto es así que alguno de ellos, pese a su juventud ya tiene niveles de popularidad muy altos.

En la lista que hemos elaborado hemos destacado a 10 por el auge que han tenido (lo que no quiere decir que sean los mejores como tal), pero han sido los que han reunido el foco de atención en distintos ámbitos (ya sea por su forma de tocar, por su inclusión en bandas, por su atracción en redes sociales…). Por este motivo, algunos otros grandes baterías como por ejemplo Tatsuya Amano (Crossfaith), Travis Orbin (Darkest Hour), Jay Weinberg (Slipknot), Art Cruz (Lamb Of God), Matt Garstka (Animals As Leaders) o George Kollias (Nile), por mencionar algunos, no han entrado en este decálogo, pero podrían haberlo hecho perfectamente (al igual que muchos otros que no están mencionados).

Estos son los 10 baterías modernos, baterías de moda, nuevos baterías, nueva generación de baterías de moda… como se le quiera denominar, pero vaya, que aquí van los elegidos:

Dirk Verbeuren

El belga no es de los más jóvenes precisamente de esta lista, pero su auge se ha llevado a cabo en los últimos años desde que entró a Megadeth en 2016. Pese a que su banda anterior es la que le hizo que pudiera acceder a ese puesto (Soilwork, donde toca desde 2005), su puesto en Megadeth ha generado que el siempre sonriente Dirk Verbeuren haya difundido su imagen en masa sobre todo en las redes y se haya ganado un mayor reconocimiento.

Carlos Cruz

Este hombre es un músico con todas las letras. No solo toca la batería, pero es por lo que más se le conoce. Su naturalidad y su buen gusto han hecho que la figura de Carlos Cruz se haya expandido no solo entre los fans de Warbringer y de la escena, sino que otros músicos hayan decidido contar con él cuando necesitaban batería. Es el caso de Machine Head, que para grabar sus temas posteriores a la salida de Dave McClain contaron con el californiano antes de cerrar su nueva formación con Matt Alston. El resultado fue redondo, como cada vez que se sienta a la batería.

Chris Ulsh

Si hay una banda que está creciendo en la escena metalera internacional en estos últimos años como la espuma a base de buena música, esa es Power Trip. El varapalo por la reciente muerte de su frontman Riley Gale ha sido grande, y es que este grupo lo tenía todo para seguir ascendiendo sin frenos. Uno de esos elementos es su batería Chris Ulsh, que con su forma rabiosa de tocar ha conquistado a muchos aficionados a su manera de darle a las baquetas. No es el más técnico del mundo, pero su actitud es lo que le proporciona gran parte de su fuerza.

Aric Improta

Si hay un sinónimo de show en la batería hoy por hoy, el nombre de Aric Improta es el elegido. No solo es que toque de una manera muy técnica con una fuerza y actitud encomiables, sino que sus acrobacias mientras toca y el espectáculo que ofrece desde su parcela (sin dejar de tocar) es una delicia para cualquier persona que esté viendo un concierto ya sea de Fever 333 o de Night Verses. Un sinónimo de diversión sin duda (para el público y para el mismo).

Vladislav Ulasevish

El batería de Jinjer, Vladislav Ulasevish, a quien se conoce de manera más sencilla como Vlad, es otro de los que desde que su grupo ha ido subiendo en la escena como la espuma gracias a su impecable forma de tocar. La técnica con la que interpreta temas tan contundentes como los de Jinjer y la naturalidad con la que lo hace ha llamado la atención de muchos, y su gran habilidad es también parte del ascenso que están teniendo los ucranianos por todo el mundo.

Alex Bent

El puesto de batería en Trivium parecía casi maldito hasta la llega de Alex Bent. Uno de los hándicaps que la banda ha sabido potenciar ha sido el de la conexión con sus aficionados a través de redes sociales (donde Matt Heafy es el más destacado pero el resto no se quedan atrás). Entre Twitch, Instagram y demás, la figura de sus miembros se ha hecho más y más popular, Alex Bent ha podido ver su comunidad de fans incrementada por ello. Tiene una gran técnica, pero es probablemente el que menos energía transmite al respetable de toda esta lista. Le falta un poco de chispa para conectar en otros niveles.

Matt Halpern

La técnica que conlleva la música de un grupo como Periphery genera que no cualquiera tenga un nivel adecuado como para enfrentarse a sus composiciones, y Matt Halpern no ve reto en dicha tarea. Su técnica es un prodigio, y el buen rollo que transmite a la hora de tocar esas baterías tan complejas le hace un completo merecedor de estar en esta lista. Una mezcla encomiable de actitud y técnica a la batería.

Max Portnoy

El nombre de su padre está claro que ha afectado a su repercusión desde que es un adolescente, pero eso no quiere decir que Max Portnoy no haya tenido una gran escuela desde pequeño para aprender batería desde pequeño y que ahora que ya es adulto no se haya convertido en un excelente músico. La sombra de Mike Portnoy siempre estará cerca de su nombre, pero el apellido, de momento, augura virtuosismo en el instrumento y, sobre todo, actitud.

Mario Duplantier

El francés no podía faltar en esta lista. Sus composiciones, su manera de tocar, la relevancia que ha adquirido en estos años (como la de Gojira), su carisma y su faceta más cómica con su personaje “Evil Mario” hacen de Mario Duplantier un tipo al que sea difícil no admirar. A nivel técnico, es de lo más técnico que se puede encontrar aplicando sus conocimientos a las canciones, y eso ligado a la contundencia que poseen hacen de Mario un “must” para cualquier batería solo por disfrutar del instrumento en todas sus facetas.

Eloy Casagrande

Es el batería moderno a día de hoy sin duda alguna. Su extraordinaria potencia física hace que la contundencia de cada uno de sus golpes sea una bocanada de energía en cada uno de ellos, pero su pulida y avanzada técnica en todas y cada una de sus canciones y demás composiciones que hace públicas a través de vídeos en sus redes han hecho que tenga legiones de fans por un combo imbatible: calidad, energía y carisma. Si Sepultura le ha dado una vuelta a su imagen y ha tenido un auge en los últimos años, gran parte de la culpa es del brasileño Eloy Casagrande.

El propio Mike Portnoy lo decía en una entrevista en la que hablamos con él sobre nuevos baterías que le inspiran hoy por hoy. El previamente mencionado Aric Improta y el último Eloy Casagrande fueron sus mayores destacados, y es que suscribimos sus palabras al completo: hay muchos baterías muy técnicos en Instagram que son muy buenos, pero eso no es lo más importante en un batería, sino que cuando toque transmita lo que está haciendo. Baterías del mundo, no os intentéis flipar, solo pasadlo bien y eso os hará molar.

Dani Bueno