El nombre de Iron Maiden nos lleva a repasar cinco de las torturas medievales más crueles que la mente humana ha creado, el orden del “top five” os lo dejamos para vosotros.

La hija del carroñero

Esta tortura funcionaba a modo de tenazas gigantes, se introducía a la víctima en posición fetal dentro de una estructura metálica con aros los cuales ejercían presión por medio de tuercas de forma que iban quebrando todos los huesos del cuerpo, rompiendo las costillas, la columna vertebral y dislocando el esternón. Se ejercía tanta fuerza sobre el cuerpo que la sangre brotaba por todos los orificios del cuerpo.

El potro

Era una de las torturas de la edad media mas común. Como se puede ver en la foto, consistía en una mesa donde tumbaban a la víctima que ataban de pies y manos a unas ruedas giratorias. Los verdugos iban tensando estas cuerdas lo que provocaba que las extremidades se fueran estirando hasta superar los 30 centímetros, dislocando y fracturando brazos y piernas, a veces hasta el punto del descuartizamiento.

El proceso de tortura consistía en dos partes. Los primeros estiramientos buscaban que el preso confesara, si este lo hacía el estiramiento era tal que no volvía a andar, si no confesaba llevaban la tortura hasta el final.

El Potro

 

La sierra

Posiblemente una de las más brutales, estaba reservada a las mujeres que eran acusadas de llevar en su vientre al hijo de Satán. Eran colgadas boca abajo atadas por las piernas y con una enorme sierra iban cortando su cuerpo desde la vagina hasta llegar al pecho. Se dice que debido al echo de estar boca abajo la sangre seguía circulando hasta la cabeza lo que hacía que estuvieran conscientes hasta que llegaban al pecho.

Tormento de agua

Es sorprendente comprobar que esta tortura todavía se sigue practicando hoy por alguna servicios secretos para obtener información. Se tumbaba a la víctima sobre una mesa y atada de pies y manos se le tapaban las fosas nasales, se introducía un tubo de metal por la boca y a continuación se le iba introduciendo agua produciendo una sensación de ahogo insoportable, llegando a provocar la muerte por la distensión o ruptura del estomago.

Una variante era introducir un trapo por la garganta al que se le iba echando agua poco a poco lo que hacía que cada vez fuera más difícil respirar, el esfuerzo por tragar el agua provocaba convulsiones muy dolorosas.

La doncella de hierro

De aquí extrajo su nombre una de las bandas más importantes de la historia del metal, Iron Maiden. La tortura consistía en introducir al preso en un sarcófago de hierro con forma humana, su interior estaba lleno de clavos que cuando cerraban el sarcófago se introducían en la carne, en el estomago, en los ojos, etc. Aunque resulte difícil de creer estos clavos no le provocaban la muerte lo que hacía que fuera muriendo poco a poco desangrado llegando a durar la agonía hasta dos días.

Doncella de hierro

Muchos son los grupos de metal y sobre todo death metal que han usado estas temáticas para sus nombres, portadas o letras, provocando todo tipo de reacciones contrarias, llegando a censurar algunas portadas como la del álbum “Far Beyond Driven” de Pantera o “Tomb of the Mutilated” de Cannibal Corpse. Debemos tener en cuenta que el uso de esta temática simplemente forma parte de una expresión artística, como pueden ser las pinturas negras de Goya o el cine de terror.

Aser Rodríguez