Eddie Van Halen, el eterno líder de la banda que lleva su apellido, donó 75 guitarras de su colección personal a escuelas de Los Ángeles, para repartirlas entre sus alumnos en los centros de enseñanza musical.

Eddie Van Halen regaló 75 guitarras eléctricas de su colección personal, a escuelas muy necesitadas del área de Los Ángeles, a través de la Fundación Holland’s Opus como una forma de inspirar la música en los niños.

“La música me mantuvo alejado de las calles y los problemas, y yo quería ayudarles” (Eddie Van Halen)

Tricia Steel directora del programa de la Fundación, explicó que el líder de Van Halen llevó las guitarras concretando que quería que fueran usadas en las escuelas y que en ningún caso se vendieran.

Eddie quería que fuera una organización benéfica la que recibiera las guitarras para asegurarse que sus deseos fueran cumplidos, y no acabaran en alguna subasta o entre el mecenazgo del rock.

Van Halen mantuvo así oculta su identidad hasta que se aseguró que la organización benéfica era una entidad creíble, y pudiera asegurarse que los instrumentos iban a acabar en las manos de los niños con extremas dificultades económicas. Una vez revelado el origen del donante, las reacciones no se hicieron esperar, la mayoría de la gente de la Fundación estaban en shock, y otros simplemente emocionados.

El técnico de guitarras de Eddie Van Halen habló con el director del programa y trajo el primer lote de guitarras, llegaron en lotes cuando estuvieron todas listas. Comenzaron a llamar a los maestros para recibirlas, algunas personas dijeron “¡Dios mío, deberías pedirle que firme las guitarras y ponerlas en Ebay!”.

Tricia Steel, la directora de la Fundación, fue concisa: “No ese no es su deseo. Quiere que estos niños tengan esta experiencia. Quiere que los pequeños sean los únicos beneficiados”. Y eso fue lo que pasó. Eddie fue a la oficina con su esposa, estaba muy feliz de que sucediera así. Eddie quería sentir que estaba devolviendo algo, lo que le sacó de las calles y de alguna manera le dio la oportunidad de cambiar el rumbo de su vida para siempre.

“Miro siempre hacia el futuro porque Dios puso los ojos en la parte frontal de la cabeza” (Eddie Van Halen)

Lo mismo pasó con su padre. Su padre le puso un instrumento en sus manos y Eddie tenía bastante claro que la música le salvó la vida. Eddie era y será un icono de la guitarra, y de la música. Hay personas que están destinadas a tocar música, y a veces eso es suficiente para activarlo. Superar la vida ya es bastante difícil, especialmente en la escuela.

Habrá muchos jóvenes que por unas circunstancias u otras, tal vez, se queden en el camino. Pero Eddie Van Halen quiso darles esa oportunidad, la ventana del tiempo en la que son receptivos, y que tengan algo a lo que aferrarse, que tenga un significado para ellos, y que en algunos casos tengan esa oportunidad que les cambie la vida. Como le sucedió a Van Halen, superar la vida y vivir con el propio sentido del logro.

Adney Sid