El próximo 4 de septiembre podremos volver a revivir el clásico de 1999 Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2, estos juegos marcaron a las generaciones que vivieron la adolescencia y juventud en las décadas de los '90 y '00.

La saga de Tony Hawk’s no solo influyó por la novedad de poder manejar el skate sin salir de casa si no por una banda sonora espectacular que hizo descubrir muchos grupos a los gamers de la época. Esa banda sonora se vuelve a repetir en este remake por lo que podremos volver a grindar o hacer flips mientras escuchamos a Rage Againts The Machine, Millencolin, Bad Religion o Anthrax entre muchos otros.

Tony Hawk’s Pro Skater se convirtió en una referencia y uno de los emblemas de dos décadas de las que seguro que con el paso del tiempo se recordaran tan influyentes y explosivas culturalmente hablando como los ’60 y ’70.

Cambio de milenio

Mientras cambiaba el siglo y el milenio la cultura alternativa reventaba por todos lados, dentro del rock/metal se vivía la aparición de nuevos estilos como el nu metal con bandas como Korn, Slipknot, System Of A Down o Marilyn Manson.

El rap se consolidaba como un fenómeno mundial y rompía su carácter de gueto, éste se mezclaba con el rock dando lugar a bandas como Red Hot Chili Peppers, o los ya mencionados Rage Againts The Machine además de ser una de las fusiones que daba origen al nu metal.

A Korn se les considera los padres de este estilo pero otros ejemplos de la época fueron Linkin Park y Limp Bizkit, en ellos se puede apreciar claramente esa nueva sonoridad en lo instrumental mientras se combinan vocales rapeadas con lineas melódicas.

Otro movimiento que golpeó de pleno y Tony Hawk’s Pro Skater lo reflejó perfectamente, fue el boom del punk rock americano, fue la edad de oro de este género musical con bandas como Green Day, Offspring, Blink 182 o Sum 41. Este estilo fue uno de los que más se identificó con el mundo del skate, coger un tabla y rodar escuchando en los cascos “No Cigar” de Millencolin te hacía sentir jodidamente libre y joven.

El grunge

Si hay un género propiamente de los ’90 es el grunge. Aunque se originó a finales de los ’80 tuvo su máxima popuralidad en los ’90. Grupos como Pearl Jam, Alice In Chains, Soundgarden y sobretodo Nirvana alzaron este estilo que mezclaba el rock alternativo, el punk y el noise rock entre otros estilos. Kurt Cobain, líder de Nirvana, fue considerado “la voz de una generación” y su suicidio lo convirtió en un fenómeno pop.

De las bandas de grunge, Pearl Jam es la que sigue en plena actividad, acaban de publicar su nuevo álbum “Gigaton” y su tema Present Tense aparece en la serie/documental de moda en Netflix, “The Last Dance” en la que cuenta el fenómeno de los Chicago Bulls y de Michael Jordan en los ’90.

Todos estos nuevos estilos se unían a una escena musical ya consagrada por la madurez de bandas míticas como AC DC, Iron Maiden, Metallica, etc. Los festivales de música se hicieron eco de ello, creció el número de festivales con carteles muchos más ecléticos incluyendo sesiones de dj’s después de los conciertos y es que otro de los estilos que explotó en estas décadas fue la música electrónica y con ella la cultura de club y las raves.

La aparición de  tantos estilos favoreció el origen de  las tribus urbanas, los parques y calles se llenaron de metaleros, góticos, raperos, punks…La “normalización” y popularidad de los piercings y tatuajes facilitaron esa caracterización de estilos, al igual que la ropa “streetwear” que aunque su aparición se remonta a los años ’70 en California su popularidad mundial la alcanzó en estas décadas.

Marcas como Vans o Dickies se hicieron mundialmente famosas y aparecieron otras como Carhartt que no tardaron en esponsorizar a skaters por todo el mundo.

El Efecto 2000

El atentado de las Torres Gemelas en 2001 fue uno de los eventos que cambió el mundo para siempre, dos años antes se vaticinó otro desastre en este caso tecnológico, el cambio de cifras de 1999 a 2000 auguraba el colapso informático de los ordenadores, por suerte se consiguió evitar ya que no fue un mito.

Esto hizo que se palpara la distopía a la vuelta de la esquina e influyó en la estética y la temática de muchos grupos. Se popuralizó el movimiento cyberpunk que reflejó tanto en el cine como en la música una distopía gobernada por máquinas.

Ghost In The Shell

Ghost In The Shell

El Efecto 2000 no llegó pero si el ordenador personal a la mayoría de hogares y con ello el uso masivo de internet, posiblemente uno de los eventos que más ha transformado la sociedad. El mundo virtual emergió, la gente se empezó a relacionar a través de la pantalla con los primeros chats y redes sociales, que a la vez facilitaban la manifestación cultural al alcance de cualquiera como Fotolog o My Space, por ejemplo.

Los usuarios de internet tuvieron la posibilidad de poder escuchar música o ver películas si necesitar los soportes físicos de la época y esto hizo que la industria cambiara para siempre, el resto es historia.

En lo que respeta al mundo gamer la década de los ’90 trajo un salto exponencial con la aparición de la Play Station o Nintendo 64, estas consolas dieron pie a los videojuegos en 3D. Fue Play Station la que ofreció la posibilidad de poder jugar a Tony Hawk’s 1 y 2. En la década de los ’00 la cosa no se quedó corta ya que aparecieron la Play Station 2 y la Xbox que marcarían la llegada del nuevo milenio. Este germen provocó que en la actualidad la industria del videojuego supere con creces, por ejemplo, a la industria del cine.

Cultura punk rock en los medios audiovisuales

Por otro lado también se vivió la transgresión de la televisión, la MTV empezó a emitir series como “Jackass”, “The Osbournes” o “Viva la Bam”, podías empezar el día viendo como Bam Margera metía un caimán en la cocina de sus padres y acabar el día flipando con los capítulos de “South Park”, los cuales marcaron el camino a muchas series de animación de la actualidad, aunque siempre con permiso de “Los Simpsons”, pioneros del género que vivieron en estas décadas sus mayores aventuras. Homer y sobre todo Bart representaban ese espíritu rebelde.

Hubo otras series que se convirtieron en culto como “Cálico Electrónico”, serie española y de las primeras emitidas a través de internet, “Celebrity Deathmatch” en donde se podía ver combatir a Marilyn Manson contra Ricky Martin por ejemplo o la sensacional “Beavis and Butthead” la cual contaba las estupideces del día a día de un dúo de jóvenes amigos.

Beavis and Butthead

Beavis and Butthead

El cine tampoco se quiso quedar al margen de esta corriente, en esta época surgieron películas como la grandísima “Detroit Rock City” (“Cero En Conducta” fue el título en España) que cuentan las aventuras de cuatro amigos para asistir a un concierto de Kiss. La saga de “American Pie” fue otro de los éxitos de estas décadas con una banda sonora en la que aparecían Mute de Blink 182, Flap Lip de Sum 41, Scumbag de Green Day y un largo etc. Otro emblema del cine fue “School Of Rock” que desató el gusto de los más jóvenes por el mundo del rock.

En Europa aparecían películas como “Trainspotting” un clásico del cine con una banda sonora de lujo que incluía canciones de New Order, Iggy Pop o Primal Scream. Precisamente New Order era uno de los ejes sobre los que giraba otra de las películas de culto, hablamos de “24 Hour Party People” (2002) esta película cuenta la evolución de la escena musical de Mánchester entre finales de los ’70 y principios de los ’90.

Evolución que reflejó claramente Joy Division que dejaron el post punk para convertirse en New Order fusionando el rock con la música electrónica.

En resumen estas dos décadas dieron para mucho. Como dijimos al principio se produjo una explosión de creatividad dentro del mundo alternativo que creó un espíritu de rebeldía y de ganas de romper con los establecido social y culturalmente hablando.

Tony Hawk’s Pro Skater proyecta todo esto; rebeldía juvenil, calle, música, grafitis, rock, punk…En definitiva libertad de ser como quieras, ese fue el sentimiento general de aquella época.

Muchos son los skaters de hoy que se iniciaron en su día gracias al Tony Hawk’s igual que muchos amaron estos estilos musicales gracias a este juego que en breves tendremos la oportunidad de volver a disfrutar.

Larga vida al Tony Hawk’s Pro Skater y recuerda; Skate or die!

Aser Rodríguez