Días después de regresar de su gira por Europa junto a Exodus y Testament, tuvo que ser ingresado de urgencia en el hospital.

Death Angel estuvo recientemente de gira por Europa junto a Testament y Exodus como parte del “The Bay Strikes Back 2020”. El regreso a casa después de cancelar varios shows debido a las medidas gubernamentales en el viejo continente para frenar la expansión del coronavirus, no ha sido tan bueno como se esperaba.

Will Carroll hospitalizado

El batería de Death Angel, Will Carroll, está siendo tratado en un hospital del norte de California por una dolencia no desvelada. La prometida de Will, Leeshawn Navarro, informó desde el Centro Médico del Pacífico de California en San Francisco el pasado miércoles 18 de marzo, y confesaba que lo llevó a la sala de urgencias porque ha estado “muy enfermo” desde que regresó de la gira europea a principios de este mismo mes. También le pidió a sus amigos que le enviaran “pensamientos curativos positivos”.

Por su parte, el guitarrista de Exodus y Slayer, Gary Holt, quien confesaba que ha tenido todos los síntomas del coronavirus, reconocía a través de su Instagram, que era consciente de la situación de Carrol. “Me quedé callado sobre esto, no quería decir nada hasta que estuve seguro de que era de conocimiento público, pero Will Carroll necesita muchos pensamientos positivas de forma masiva. Yo aprecio todos los cálidos deseos que he recibido, pero estoy enfermo, nada más, Will está en la UCI. Mucho peor que cualquier cosa con la que esté luchando. Ni siquiera está cerca. Está muy enfermo. Hay varios de nosotros que tenemos síntomas y estamos esperando los resultados de las pruebas. Will necesita deseos curativos de todos. Que te mejores Will”.