El bajista y cantante de Slayer en un maestro a la hora de provocar a sus seguidores. Lo ha vuelto a conseguir, una vez más.

Cuando los artistas hablan de política, siempre consiguen que una parte de sus seguidores estén de acuerdo, y que otros no. Es así. Tom Araya ha conseguido enfadar a un buen sector de fans de Slayer, al compartir una foto a través de Instagram.

Tom Araya enfada a muchos fans

El bajista y cantante de Slayer, Tom Araya, ha conseguido enfadar a parte de sus fans. A través de Instagram, compartió una foto en cadena en la que hace comparaciones entre conservadores y liberales. La foto mensaje comienza “Si alguna vez te has preguntado en qué lado estas, ¡esta es una gran prueba!”, y comienza a enumerar una serie de comparaciones entre los “dos bandos”.

Hay una docena de comparaciones en dicha publicación. Algunas como “Si a un conservador no le gustan las armas, no compra una. Si a un liberal no le gustan las armas, quiere que todas las armas sean prohibidas”. 

“Si un conservador decide que necesita atención médica, va a contratarla o puede elegir un trabajo que se la proporcione. Un liberal exige que el resto de nosotros pague por la suya”.

“Si un conservador es vegetariano, no compra carne. Si un liberal es vegetariano quiere que todos los productos cárnicos se prohíban.”

Tom Araya y su foto con Trump

No es la primera vez que Araya consigue enfadar a sus seguidores. Es más, siempre ha reconocido que “tienes que hacer eso, ¿sabes a lo qué me refiero? Estoy en Slayer, y estando en SLAYER, a veces haces cosas así sólo para molestar a la gente.”

Una de las últimas polémicas respecto a su ideología política, viene por una foto que publicó de los miembros de Slayer junto a Donald Trump. Desvelaba en una entrevista con el programa de radio chileno Futuro que se la enviaron a su esposa. “Me reí. Pensé que era gracioso. Y pensé que era gracioso por toda la retórica que está recibiendo Donald Trump y cómo todo el mundo lo odia. Y decidí publicar la foto. Sabía que a algunas personas no les gustaría.”

A pesar de entrar en esa provocación para muchos seguidores, Araya contaba que “Me sorprendió la respuesta, tanto de las personas que pensaron que era divertido, que fue genial y que apoyan a Trump, como a las otras personas que no les gustó. No creo que yo apoye a Trump. No voté por Trump y no voté por Hillary Clinton. Esas son las dos personas que están más alejadas de lo que yo votaría. Me sorprendió la respuesta y cómo reaccionó la gente. Pero todo fue divertido. Fue para hacer reír a la gente, porque pensé que era divertido. Y también para molestar a algunas personas. No me di cuenta de que iba a molestar a tantos fans de Slayer”.