En una entrevista retrospectiva, el vocalista recuerda varios momentos del pasado de Skid Row. La gira como acompañantes de Bon Jovi es digna de repasar.

El éxito de Skid Row

En una entrevista retrospectiva de su carrera con Metal Hammer, el vocalista Sebastian Bach repasa algunos de los momentos más memorables de Skid Row. La banda que le llevó al éxito. Esa le viene a la mente en un concierto en concreto: “Recuerdo la sensación de que estamos empezando a ser realmente grandes. Creo que fue un mes después de la gira de Bon Jovi que tocamos en un lugar de Chicago llamado Rosemont Horizon. La gira había ido bien hasta ese punto. Pero en el concierto se esa noche le dije a las 20.000 personas que estaban frente a mí que se levantarán, que era hora de rockear. Levanté la mano y toda la audiencia coreó a Skid Row. Me di la vuelta y miré a Rachel diciendo: ‘Oh, Dios mío. Esto está sucediendo de verdad’. Ese momento en el que toda la arena se puso de pie y levantó sus manos por nosotros, ese fue el momento exacto en el que pensé que iba a ser un éxito”.

La expulsión de la gira con Bon Jovi

Es conocida las rencillas que Bach le guarda a Bon Jovi. Todo parte de la expulsión de Skid Row de la gira como acompañantes de Bon Jovi, por parte de la banda de New Jersey de forma temporal. Al parecer, el motivo principal eran las palabrotas que el cantante de Skiw Row soltaba por su boca en cada show. Bach lo explica también durante esta entrevista: “Admiramos a Mötley Crüe. Vince Neil en los años 80 subía al escenario y decía: ‘¡Escuchad  Toronto! ¿Qué diablos? ¡Mirad esta puta vagina esta noche, tíos! Él no podía ser más grosero, y yo era un fan de Vince Neil. Y también de Dee Snider de Twisted Sister. Cada segunda palabra que salía de su boca era ‘joder’, y pensé que era gracioso. Los miembros de Bon Jovi que eran padres y que traían a sus hijas al concierto, no pensaron que fuera tan gracioso. Nos echaron de allí un día, y luego volvimos a empezar. Recuerdo que caminaba por el hotel en algún lugar de América con Snake, y no podíamos creer que nos habían echado de la gira, pero pensamos que era como una insignia de honor en ese momento. Después leímos que Kiss  fue expulsado de las giras y Van Halen, ya que nadie quería seguir a David Lee Roth. Así que no estábamos tan tristes”.