Los efectos de la pandemia mundial del coronavirus han sido más que negativos para la industria de la música en directo en este 2020.

Ya se han publicado varios informes que cifra las pérdidas de la industria de la música en un año donde la existencia de conciertos ha sido prácticamente nula. La crisis sanitaria del coronavirus se ha llevado por delante muchas actividades económicas, y la industria del entretenimiento ha sido una de las más golpeadas.

Pérdidas de billones

El medio especializado en la industria de conciertos, Pollstar, ha emitido su habitual informe anual. Como se esperaba, el de este 2020 ha sido demencial y proyecta unas pérdidas de 30 billones de dólares en Estados Unidos para una industria que, curiosamente en estas mismas fechas hace un año, se anticipaba de records en taquilla.

La abrumadora pérdida financiera no es una sorpresa ya que prácticamente en todo el mundo se prohibieron los conciertos en directo después de que las normativas gubernamentales emitieran órdenes de quedarse en casa, en un esfuerzo de parar la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus.

Un comunicado de prensa a finales de 2019 de Pollstar indicaba que se esperaba unos beneficios por venta de entradas de 12,2 mil millones de dólares este año, pero al final han sufrido una pérdida de 9,7 mil millones de dólares.

Hay que tener en cuenta que la cifra de pérdidas de 30 mil millones de dólares también incluye otras actividades económicas vinculadas a la celebración de conciertos y festivales, como merchandising, transportes, hoteles o restaurantes.

La vacuna, la gran esperanza

Las cosas podrían cambiar cuando se comience a vacunar a la población mundial. Ray Waddell, presidente de la División de Medios y Conferencias de Oak View Group, que supervisa Pollstar y la publicación hermana VenuesNow, comentaba que “Con vacunas, mejores pruebas, nuevos protocolos de seguridad y desinfección, emisión inteligente de entradas y otras innovaciones, la industria de la música en directo aumentará en los próximos meses, y estamos seguros de que el próximo año tendremos una historia muy diferente que contar”.