El vocalista británico confiesa que su estado de salud no está pasando por su mejor momento. Reconoce que en febrero del año pasado le diagnosticaron Parkinson.

La nueva batalla de Ozzy

En una entrevista exclusiva con Robin Roberts para “Good Morning America”, Ozzy Osbourne, su esposa y manager Sharon Osbourne y sus hijos desvelaron la batalla constante del cantante son sus problemas de salud después de una caída y el diagnóstico de Parkinson en febrero del año pasado.

“Ha sido terriblemente desafiante para todos nosotros”, confesaba Ozzy en esta entrevista. “Hice mi último show de Nochevieja en The Forum. Luego tuve una fuerte caída. Tuve que someterme a una cirugía en el cuello, que me aturdió los nervios”. Por si las cosas no fueran ya de por sí complicadas, el artista británico confesó que le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson, un trastorno neurodegenerativo que progresa lentamente en la mayoría de las personas y que no tiene cura.

“Es PRKN 2”, añade su esposa Sharon. “Hay mucho tipos diferentes de Parkinson; no es una sentencia de muerte ni mucho menos, pero sí afecta a ciertos nervios de tu cuerpo. Y es como si tuvieras un buen día, otro buen día, y después un mal día”.

El apoyo de sus seguidores

El pasado 2019 no fue un buen año para Ozzy con tantos problemas de salud. Reconoce que se ha sentido muy arropado por todos sus seguidores. “Son mi aire”, reconoce el cantante. “Me siento mejor. He reconocido el hecho de que tengo Parkinson. Y solo espero que aguanten y que estén allí para mí porque los necesito”.

En la actualidad Ozzy Osbourne está tratándose con medicamentos para el Parkinson y para paliar los dolores de los nervios después de algunas operaciones: “Se me durmió este brazo por la cirugía, mis piernas siguen enfriándose. No sé si ese es el Parkinson o qué, ya sabes, pero ese es el problema. Porque se cortaron los nervios cuando hicieron la cirugía. Nunca había oído hablar de dolor en los nervios, y es una sensación extraña”.

El vocalista quería lo que estaba sucediendo. No quería ocultar nada a sus seguidores: “Ocultar algo es difícil, nunca te sientes bien. Te sientes culpable. No soy bueno con los secretos. Ya no puedo andar con eso. Es como si me estuviera quedando sin excusas. Me siento mejor ahora que he reconocido que tengo Parkinson”.

Ozzy Osbourne actuará en España en una fecha única el próximo 22 de noviembre en el Wizink Center de Madrid con Judas Priest como  invitados especiales de este esperado show. Las entradas siguen estando a la venta en la web de Live Nation y en la red de Ticketmaster.