El batería de la banda angelina revela cómo llevan las drogas cuando estaban de gira y evitaban las inspecciones de las autoridades.

Es de sobra conocida la vida de excesos de Mötley Crüe. Las drogas formaban parte de su día a día, y a pesar de varios escándalos como consecuencia de sus consumo, nunca fueron detenidos por su posesión o tráfico. El batería Tommy Lee revela en una entrevista actual, los trucos que los miembros de la banda usaban para transportar las drogas en el autobús de gira o en los aviones privados cuando estaban de gira.

Mötley Crüe y las drogas

El batería de Mötley Crüe, estuvo en el podcast Wild Ride el año pasado, pero hace poco ha vuelto a circular un vídeo en el que Tommy Lee se adentra en algunos detalles de los momentos más peligrosos de la banda angelina.

“Nunca lo guardaba en mi cuerpo”, relata Lee. “La guardaba en una tapa del suelo, si estábamos en el autobús de gira o en la parte trasera (hay un respiradero) casi en la salida de emergencia. Tan rápido como nos detenían y nos paraba inmigración, abríamos la tapa, muy despacio, lo cogíamos todo, lo subíamos al techo del autobús y cerrábamos la ventilación. Los perros y los agentes de inmigración entraban en autobús, y estaba todo bien. Tan pronto como se cerraba la maldita puerta del autobús, lo volvíamos a coger todo“.

Lee continúa explicando que “en el avión, más o menos igual. En un avión tienes la tapicería de tu techo. Tomábamos cocaína, lo que fuera, hacíamos todo lo que podíamos antes de llegar allí, lo que quedaba, lo poníamos en ese hueco encima del asiento, a veces con un pedacito de cinta adhesiva de doble cara”.

El batería de Mötley Crüe reconoce que tuvieron varios registros, incluyendo la presencia de perros, pero “nunca nos arrestaron”.