El batería de Metallica desvela en una reciente entrevista los grupos y artistas que más ha escuchado durante su confinamiento.

En una entrevista para Rolling Stones el batería de Metallica, Lars Ulrich, hablaba de sus quehaceres diarios durante su confinamiento. Confesaba que hacía muchas actividades con su familia y que, además de ver series y películas, también estaba dedicando mucho tiempo a escuchar música.

La música que escucha Lars Ulrich en cuarentena

Lars Ulrich desvelaba en una reciente entrevista la música que había estado escuchando en las últimas semanas durante su cuarentena. “Diría que el álbum de Fiona Apple [‘Fetch The Bolt Cutters’] es simplemente impresionante”, reconocía el batería danés. “El primer día que salió hace una semana, creo que me senté y lo escuché durante tres, cuatro horas seguidas leyendo las letras. Para ser honesto, me sorprendió lo inusual y brillante que es, debido a que no es convencional. Cada pocos años, hay un disco que sale y tiene un sonido diferente. Creo que el último de Artic Monkeys de hace dos años [‘Tranquility Base Hotel & Casino’] también tuvo el mismo efecto. […] También me encanta el álbum de Ed O’Brien. Y su actuación en ‘Kimmel’, hace una semana, lo hemos estado viendo bastante veces”.

Pero no solo nuevos discos ha estado escuchando el batería de Metallica, y como muchos de los mortales recurre a los clásicos. “Aparte de eso, supongo que también te encuentras con muchos de tus viejos amigos”, continuaba contando. “Probablemente la música que más he escuchado en los últimos dos o tres meses es Rage Against The Machine. ¿Soy el único que piensa que su música se vuelve más y más relevante cada día? Se conecta más y más sobre lo que está sucediendo en el mundo. Parece que esos cuatro discos fueron grabados la semana pasada. Y cuando esté haciendo mis tristes pequeños ejercicios, lo pongo y es como, santo cielo, y escucho ‘Calm Like A Bomb’ o ‘Sleep Now In The Fire’ o ‘Bombtrack’. ¿Qué demonios? ¿De dónde viene esto? Rage Against The Machine es siempre un amigo de confianza”.