El batería de la banda de San Francisco comenta el estado actual de James Hetfield en una reciente entrevista. Aunque se muestra muy hermético en sus respuestas.

Lars Ulrich habla del estado de su compañero

Pocas noticias se han tenido sobre el estado de James Hetfield desde que Metallica diera a conocer la noticia de la cancelación de su gira por Oceanía, con el objetivo de que su vocalista y guitarrista pudiera entrar en rehabilitación para combatir sus adicciones. Esta gira tendría que comenzar el 17 de octubre en Perth e incluía más de 10 fechas con Slipknot como banda invitada.

Lars Ulrich, batería de Metallica, comentaba la situación actual de Helfield en una reciente entrevista con USA Today: “Está haciendo lo que necesita; está en proceso de curarse a sí mismo. Me siento mal por todos los seguidores de Australia y Nueva Zelanda, pero estamos emocionados para que James vuelva más fuerte y saludable que nunca. En el camino, obviamente, hay un obstáculo ocasional. Pero ha sido una gira increíble, y esperamos volver allí, con suerte el próximo año”.

El artista norteamericano no quiso entrar en el terreno personal, y cuando se le preguntó si le sorprendió cuando Hetfield le confesó su decisión de volver a rehabilitación, se limitó a responder que “no tengo nada más que añadir, emitimos un comunicado hace una semana. Creo que la mejor sorpresa son los comentarios positivos de nuestros fans y compañeros por igual. Es muy conmovedor, y nos ha sorprendido la cantidad de amor, aprecio y apoyo que hemos recibido en la última semana desde que tuvimos que posponer esta gira. Es algo increíble”.

Festivales en 2020

En plena recuperación de James Hetfield la banda anunció que en el próximo año encabezará unos cuantos festivales en Estados Unidos. Después de una misteriosa cuenta atrás que publicaron en su web, el grupo de San Francisco confirmó su presencia en cinco de los mayores festivales de América del Norte: Epicenter, Welcome To Rockville, Sonic Temple, Louder Than Life y Aftershock. También James Hetfield tiene una cuenta atrás para recuperarse antes de estos mastodónticos eventos de Metallica el próximo año.