Casi una década después de abandonar las filas de Judas Priest, el guitarrista volverá a subirse a un escenario. Lo hará junto a la banda de Ross "The Boss" en un festival británico.

K.K. Downing con Ross “The Boss” en el Bloodstock Open Air

El otrora guitarrista de Judas Priest, K.K. Downing, se unirá al ex guitarrista de Manowar, Ross “The Boss” Friedman, para interpretar varias canciones en el festival Bloodstock Open Air de este año que se celebrará el  próximo 11 de agosto en Catton Park, Derbyshire, Reino Unido. Esta será su primera actuación desde el 17 de octubre de 2009, fecha en la que Judas Priest finiquitó la celebración del 30º aniversario de ‘British Steel’ en la gira mundial “Nostradamus”, en el festival Loud Park de Japón en Chiba.

Ha pasado mucho tiempo, pero Downing no se muestra nervioso al enchufar de nuevo su guitarra, tal y como le contaba a The Metal Voice en una reciente entrevista: “Es como andar en bicicleta. No es como si no hubiera tocado la guitarra desde que dejé la banda, lo he hecho. Una vez que aprendas esas habilidades y has hecho muchas giras a lo largo de los años, me atrevería a decir décadas, es muy fácil de hacerlo. Pero dicho esto, siempre estoy preparado para un desafío. Por mucho que toque algunas cosas de Priest. Le dije a Ross el otro día que estoy abierto a cualquier sugerencia, de verdad. […] Pero tomaremos esas decisiones cuando nos reunamos y lo hagamos”.

Esperanzas en volver a Judas Priest

En esta entrevista también cuenta por qué le ha costado tanto volver a tocar en directo después de que abandonara las filas de Judas Priest“Para ser honesto, la respuesta franca sería que esperaba que en algún momento, hubiera una disposición y una oportunidad para todos los involucrados que me ayudara a volver a la banda. Ya sabes cómo son los miembros del grupo. Se dicen muchas cosas con prisa, muchas cosas pasan, inevitablemente. Es una relación. Por lo tanto, es difícil mantenernos unidos por cualquier razón, pero pensé que en algún momento sería inevitable que volviera a entrar en la banda y continuar donde lo dejamos. Se demostró que no ha sido el caso, así que, obviamente, tengo que aceptarlo y seguir adelante. Por todo ello estoy deseando esta oportunidad, y extiendo mi gratitud a Ross y a su banda por invitarme a un invitado especial”.