El frontman de Five Finger Death Punch, Ivan Moody, ha explicado en una nueva entrevista todos los problemas que ha tenido la banda a la hora de escribir su nuevo disco.

Problemas durante su composición

El líder de Five Finger Death Punch, Ivan Moody, habló con la edición inglesa de la revista Metal Hammer sobre el próximo álbum de la banda, cuyo lanzamiento se espera para principios de 2020. El LP, que está siendo producido por el productor habitual de la banda, Kevin Churko, en la ciudad natal de 5FDP, Las Vegas, parece que ha supuesto un gran esfuerzo por parte de todos los miembros de la formación. Moody, que es el principal letrista del grupo, ha explicado que “este álbum no ha sido fácil de hacer. Siempre había alguien que se iba durante el proceso. Alguien siempre quería despedir a otro, alguien siempre estaba descontento con el estilo de vida de algún miembro. Estas cosas nos pasan a diario”. A eso añade que “si no hubiera habido baches en la carretera, este disco hubiese sido una mierda. Es cuando resolvemos los problemas cuando damos lo mejor de nosotros mismos”.

El camino a la sobriedad

El cantante de Five Finger Death Punch explicó en la entrevista que este nuevo disco “prácticamente lo abarca todo”, pero que su camino contra la adicción al alcohol toma una parte fundamental del lanzamiento. “Esta es la primera pieza musical que he escrito desde que todo esto sucedió”, ha explicado, “así que todas estas emociones, finalmente, las he podido apagar mediante las letras. Es algo terapéutico, que habla sobre el alcoholismo, sobre mi familia, sobre mis compañeros de banda y sobre mirarme a la cara y decirme que tenía que parar con todo eso”. Se esperan nuevos teasers del lanzamiento de cara a las próximas semanas.