El guitarrista de Metallica ha explicado en un nuevo post cómo una guitarra unió su trayectoria musical con la de Gary Moore o la de Peter Green.

La guitarra de Kirk Hammet, Gary Moore y Peter Green

Hay historias que unen a músicos de diferentes generaciones y, por supuesto, de géneros musicales distintos. Esta vez el que ha desvelado una de las grandes historias de una guitarra ha sido Kirk Hammet, de Metallica. Resulta ser que una de las guitarras que tiene, un Gibson Les Paul del 1959, fue propiedad del que fuera guitarrista de Fleetwood Mac, Peter Green. Este le vendió la guitarra al fallecido Gary Moore, que a su vez se la vendió a una tercera persona. Fue entonces cuando Kirk Hammet consiguió el preciado instrumento. Según sus propias palabras, “aproveché que el tipo iba justo de dinero y pude conseguirla. Tenía muchas ganas de tocar una guitarra que había estado tanto con Peter Green como con Gary Moore”.

Ahora, esa misma guitarra ha sido la encargada de reunir al propio Kirk Hammet con Peter Green. Resulta ser que el de Fleetwood Mac está reuniendo músicos para un proyecto musical, y el guitarrista de Metallica ha acudido a su estudio con, exactamente, la misma guitarra que usó hace ya unas décadas. Así mismo se ha encargado de hacerlo público en sus redes sociales. Rufus Publications, encargada del proyecto de Peter Green, ha explicado que la conexión entre ambos guitarristas fue genial, y que este nuevo proyecto de Green está ya a punto de salir a la luz.

https://www.instagram.com/p/B7BqLU2nUTe/?utm_source=ig_embed