El encuentro entre ambas estrellas de la música acabó de una manera inesperada para muchos después de que el frontman de Metallica terminase emocionado.

El encuentro entre Miley Cyrus, Metallica y Elton John en el programa The Howard Stern Show de SiriusXM será inolvidable, al menos, para uno de los miembros de la formación de San Francisco. Las palabras del británico sobre “Nothing Else Matters” emocionaron a James Hetfield.

James Hetfield, emocionado con Elton John

Las palabras de Elton John sobre “Nothing Else Matters” fueron un regalo para Hetfield, que vio como halagaba sin tapujos uno de los mayores hits de la historia de Metallica y del mundo del rock y el metal. “Es una de las mejores canciones compuestas bajo mi parecer, un tema que nunca se hace viejo. Estaba muy impaciente para tocarla por su estructura, su melodía, sus cambios de tiempo. […] Metallica es la ‘creme de la creme’ de las bandas en su estilo, tanto en el heavy metal como en la música. Es la puta hostia. […] Es una canción muy bonita. Si quitas las guitarras y la cantas a capela es de ensueño. Es una melodía preciosa. […] Es un clásico”, declaraba John ante un notablemente emocionado James.

Una vez finalizó el turno de Elton John, el batería Lars Ulrich respondió a lo que dijo ante la admiración de todos los miembros del grupo (con Miley Cyrus junto a ellos) y destacó que el hecho de llevar 40 años en activo y tener este tipo de reconocimientos es algo que valoran mucho. También estuvieron bromeando sobre la posibilidad de que Miley Cyrus se uniese a Metallica y James Hetfield únicamente tocase la guitarra, lo que derivaría en algún nombre como Mytallica o Mileytallica (entre risas). Después ello, Elton quiso añadir que Miley es la mejor cantante de rock que hay y que la gente se está dando cuenta de ello ahora.

Antes de tocar, Lars destacó que ahora le preguntan cómo fue el proceso de ir al estudio cuando grabaron ‘The Black Album’, pero que él está más interesado en ir al estudio la semana que viene para seguir trabajando en el siguiente. Cuando grabaron ‘The Black Album’, James y Lars revelan que sabían que tenían que cambiar a nivel musical, pero no querían. Ese disco no plasmaba cómo era la banda en directo, pero a la hora de producirlo les dijeron qué debían cambiar y no les acababa de convencer. Parece que no les fue mal del todo.