Según la antigua secretaria de prensa de la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos tenía fijación por el videoclip de esta gran canción de Guns N' Roses.

Muchas canciones de rock han estado relacionadas con el presidente de Estados Unidos Donald Trump. En sus campañas ha usado grandes temas, aunque en ocasiones sus creadores no estén de acuerdo que suenen en actos políticos del presidente republicano.

Donald Trump y “November Rain”

La ex secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha publicado el libro de memorias “Speaking For Myself: Faith, Freedom, And The Fight Of Our Lives Inside The Trump White House”. Calificado por muchos críticos como “un homenaje descarado a Trump”, Sanders profundiza en este libro sobre muchas cuestiones que se discuten en la casa del presidente de los Estados Unidos a puerta cerrada.

Sanders explica en este libro que Donald Trump quería que “November Rain” estuviera en su lista de reproducción de sus mítines en 2018.  El presidente llegó a decirle a Sanders que el vídeo de este tema de Guns N’ Roses era “el mejor vídeo musical de todos los tiempos” y la hizo verlo con él en la Sala Oval, aunque ella estaba en desacuerdo.

Trump finalmente consiguió su deseo, y “November Rain” sonó el pasado jueves pasado 10 de septiembre en un evento de su nueva campaña política en Michigan.

Las críticas de Axl Rose al presidente

Aunque a Donald Trump le guste “November Rain” entre otras canciones de Guns N’ Roses, su cantante Axl Rose siempre se ha mostrado muy crítico con el actual presidente de Estados Unidos. Sin ir más lejos, el pasado mes de julio Rose defendió su derecho a expresar sus opiniones políticas, diciendo que siente la “obligación de decir algo” sobre la “irresponsabilidad de esta administración”.

A finales de 2018 el cantante de Guns N’ Roses también señaló a Trump por el descuido del cambio climático de su gobierno y acusó a la mala gestión forestal como la causa de los incendios forestales de California. Entre sus muchas críticas, la más sonada fue cuando a finales de 2016  Rose invitó al escenario a varios seguidores de un concierto de Guns N’ Roses en la Ciudad de México para darle una paliza a una gran piñata diseñada para parecerse a Donald Trump.