¿Sexo, drogas y rock n roll? Para el que fuera vocalista de Twisted Sister solo lo último. Ya sabemos que no es el típico rock star, y que se sale de todos los tópicos.

La relación de Dee Snider con las groupies

Dee Snider no es un rockstar al uso. Siempre ha declarado que nunca ha tomado drogas, y el alcohol lo ha mantenido bastante lejos de sus hábitos. Como parte del programa “Rules Of Rock” de Topgolf, se le preguntó al que fuera vocalista de Twisted Sister, cómo deberían las bandas tratar con las groupies. Su opinión es un poco diferente a muchas estrellas de rock: “Bueno, depende. ¿Cómo quieres lidiar con ellas? Puedes hacerlo directamente, o estar con la misma mujer durante 42 años. Yo lo hice tapándome los ojos, solo decía ‘llévame al autobús’, ‘llévame al autobús’, ‘llévame al autobús’.” Porque están ahí afuera, y en el momento en que tengas éxito, vendrán a por ti. Sí, señoritas, vosotras también”.

La fidelidad de Dee Snider

No es la primera vez que el vocalista estadounidense habla de la dificultad de mantenerse fiel si eres vocalista de una banda de rock. Hace unos años declaraba que nunca tuvo ninguna experiencia con el grupo que se pueda calificar como memorable, porque ha estado con su esposa durante cuatro décadas. “Los otros muchachos se enfadaban conmigo porque las chicas atractivas saben que son atractivas y que soportarás cualquier cosa si te chupan la polla, así que tienen una actitud. Y como no tenía ninguna intención de seguir ese camino, tenía la libertad de gritarles sobre sus tonterías y hostigarlos sin piedad. Mientras tanto, los otros muchachos me miraban, como, amigo, no nos abstendremos”, reconocía el cantante.

Independientemente de los deseos sexuales de las seguidoras de Twisted Sister, hubo otros riesgos que pusieron en peligro el matrimonio de Dee Snider con su esposa Suzette. “Mi éxito casi nos destruye, porque estaba tan lleno de mí mismo que no quería escuchar a nadie decirme no, y Suzette no era ese tipo de chica. Ella es una chica dura de Brooklyn; nunca ha sido una chica que dice sí. Pero lo logramos y nos mantuvimos juntos”, sentenciaba Snider.