En una reciente entrevista el vocalista de Disturbed se muestra preocupado por el antisemitismo reinante en la actualidad. No solo culpa a la extrema derecha.

David Draiman explota contra las declaraciones antisemitas

El cantante de Disturbed, David Draiman, parece que ha iniciado una guerra abierta contra el antisemitismo, y según una nuevas declaraciones en una entrevista con The Jerusalem Post, considera que el odio hacia los judíos va en aumento, y ya no solo provienen los comentarios negativos de la extrema derecha, también por parte de los islamistas y de la extrema izquierda.

“Es aterrador, peor de lo que he visto en mi vida. Nunca pensé que vería el día en que las personas fueran literalmente atacadas una vez más, cuando el antisemitismo se está convirtiendo en algo común”, declaraba citando la caricatura del New York Times, y recordando las marchas de la extrema derecha y las continuas declaraciones antisemitas de Louis Farrakhan. “Nunca antes ha tenido tanto significado y, sin embargo, la gente lo está olvidando. La gente incluso está cuestionando la validez de los números que hay detrás del Holocausto. Para mí es alucinante”, agregaba el cantante de origen judío.

Pero aunque parezca mentira, Draiman no culpa a ninguna fuente en concreto, ni siquiera al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. “No es solo en la era Trump”, reflexiona Draiman. “El país estaba dividido antes que él fuera presidente, otra cosa es que la gente quiera admitirlo o no. Creo que a Trump se le da demasiado crédito. El odio existe con él o sin él. Sigue frenando este problema y no se está haciendo lo suficiente para unir a la gente. Estamos demasiado polarizados y somos muy partidistas en la actualidad, y no creo que poner la responsabilidad a los pies de Trump le haga justicia”.

El próximo 2 de julio Disturbed actuará por primera en su carrera en Israel. Aunque su vocalista ha visitado el país en muchas ocasiones, este será el primer concierto de la banda en el estado judío. Los dos abuelos maternos de Draiman fueron sobrevivientes del campo de concentración de Bergen-Belsen, mientras que muchos otros familiares por parte de su madre fueron asesinados por los nazis. La canción de Disturbed “Never Again” de su disco ‘Asylum’ de 2010, habla del Holocausto y critica a las personas que niega la matanza indiscriminada de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.