Días después de que el ahora ex percusionista Chris Fehn presentara una demanda contra los miembros de Slipknot, el vocalista Corey Taylor se manifiesta a través de las redes sociales.

Corey Taylor piensa que Chris Fehn se equivoca

Durante más de 20 años, Chris Fehn ha sido el percusionista en directo y en estudio de Slipknot. Hace unos días, presentaba una demanda contra sus propios compañeros de banda en la que se le acusaba de no haber sido recompensado económicamente de forma legal. Alegaba que la banda de Iowa tenía un entramado empresarial para no repartir de forma clara las ganancias del merchandising y de las actuaciones en directo. Como bien sabéis, hace unas horas Slipknot comunicaba que Chris Fehn ya no formaba parte del grupo.

A través de Twitter, un seguidor de Slipknot le sugería a Corey Taylor que llamaran al vocalista Anders Colsefni como reemplazo de Fehn. Aunque el tweet se eliminó después, Taylor no se mostraba descontento con la idea. “Joder, me encantaría”, respondía el cantante. Pero otro fan se sumó a los tweets, y opinaba que este movimiento por parte de Slipknot era “un poco tonto”, lo que llevó a Taylor a responder de forma exacta a lo que él quería decir con “mierda” cuando se dio a conocer la noticia de la demanda por parte del percusionista. “Crees que es una tontería, pero piensa en ser acusado injustamente de robar dinero de alguien que te importa y que muchos de tus fans lo crean. Buenos días, por cierto”, sentenciaba Taylor.

Chris Fehn todavía no se ha pronunciado

Después del comunicado de Slipknot anunciando la salida del percusionista Chris Fehn, todavía no ha habido respuesta por su parte. Hay que esperar si la demanda genera juicio o no, porque como en muchas ocasiones, puede haber un acuerdo entre ambas partes. Las acusaciones de Fehn, desde un punto de vista tributario, son bastante graves. No hay que olvidar, que en la demanda señala de forma específica a Shawn Crahan y Corey Taylor por estos negocios de dudosa ética y legalidad. Fehn animaba en su demanda a que se hiciera una contabilidad analítica completa de todas estas empresas y de los activos de Slipknot. Así se calcularía los daños y las ganancias que le pertenecen, pero podría poner las declaraciones de ingresos, y los correspondientes pagos de impuestos de Slipknot, en una situación delicada.