En el mundo moralmente ético en el que vivimos, ciertas declaraciones enloquecen las redes sociales. Un reconocible actor, incluyó a Satán en su lista de agradecimientos en la entrega de los Globos de Oro, y las reacciones no se han hecho esperar.

Christian Bale: “Gracias a Satanás por inspirarme en este papel”

El pasado 6 de enero se dieron a conocer los premios Globos de Oro en la ceremonia de su edición número 76. El actor Christian Bale, conocido por su papel de Batman en la era Dark Knight entre otros, sorprendió el público con unos agradecimientos un tanto atípicos. El actor ganó el Globo de Oro al mejor actor de comedia y musical por su interpretación de Dick Cheney (vicepresidente estadounidense durante la presidencia de George Bush) en la película “El vicio del poder”. Después de agradecer poder ganarse la vida con lo que le gusta hacer, y enviarles agradecimientos a su esposa e hijos, el actor pronunció un “Gracias a Satanás por inspirarme para hacer este papel”. Las reacciones a través de internet no han cesado desde entonces.

Sin ir más lejos, ‘The Church of Satan’ (la Iglesia de Satán), no tardó en aplaudir estas declaraciones a través de Twitter: “Para nosotros, Satanás es un símbolo de orgullo, libertad e individualismo, y sirve como una proyección metafórica externa de nuestro potencial personal más elevado. Como el talento y la habilidad del propio Señor Bale le valieron para ganar el premio, esto es apropiado. ¡Salve Christian! ¡Salve Satanás!”. Agregaban que “Además, el Batman de Bale de la era de Dark Knight es el mejor Batman de todos”. En eso, sí que estamos más que de acuerdo.

Christian Bale y el heavy metal

Muchos conocemos al actor británico Christian Bale, por su inquietante papel en “American Psycho”, o la trilogía de Batman “The Dark Knight”. También por sus subidas y bajadas de pesos para interpretar distintos papeles a lo largo de su carrera. Pero, en cuanto a la relación con la música que más nos apasiona, no podemos olvidar su participación en “The Big Short”. En esta película, Bale interpreta a Michael Burry, un hombre de negocios y ex neurólogo fanático del heavy metal y la distorsión, y que en su tiempo de ocio, toca la batería. Para cumplir con su papel, Bale tuvo que aprender a tocar la batería, y lo hizo con un curso intensivo de dos semanas junto a Scott Wittenberg. Su fuente de inspiración, según reconoció en diversas entrevistas, era escuchar “By Demons Be Driven” de Pantera y algunas canciones de Mastodon durante todos los días.