A comienzos del este mismo año, perdimos a esta gran vocalista irlandesa. Ahora se desvelan las cusas de su muerte,

A comienzos de este mismo año, fuimos testigos de una trágica noticia. Dolores O’Riordan, vocalista de banda irlandesa The Cranberries, aparecía muerta en una habitación de hotel de Londres. El mundo de la música perdía a una enorme artista.

Causas de la muerte de Dolores O’Riordan

Según ha publicado BBC News (y a estas alturas, una gran cantidad de medios) la cantante de The Cranberries, Dolores O’Riordan murió al ahogarse debido a una intoxicación etílica.

Una investigación por parte del tribunal forense del oeste de Londres, constataba que había estado bebiendo una gran cantidad de alcohol antes de ser hallada muerta la mañana del 15 de enero en la habitación número 2005 del hotel Park Lane Hilton en Park Lane, Londres. Tenía 46 años.

Una trabajadora del hotel fue quien se encontró el cuerpo de la cantante irlandesa en dicha habitación. O’Riordan estaba sumergida boca arriba en el baño, vestida con un abrigo de manga larga y unos pantalones de pijama. Cuando llegaron los paramédicos, la policía intentaba la reanimación cardiopulmonar en el baño. Pero fui inútil, a las 9 y cuarto de la mañana, fue declarada oficialmente muerta.

Su nivel de alcohol era de 330 mg por 100 ml de sangre, más de cuatro veces el límite legal para conducir. También hubo evidencia de que estuvo fumando y que tomó  medicamentos recetados, incluido lorazepam. Según las palabras del forense, O’Riordan murió como resultado de un “accidente trágico”.

La cantante no tenía lesiones o ni existían evidencias de que se hubiera hecho daño a sí misma. Durante muchos años, estuvo luchando contra el trastorno bipolar que sufría y la adicción al excesivo consumo de alcohol.

La versión metálica de “Zombie” de Bad Wolves

Cuando de conoció la triste noticia, Bad Wolves publicó su versión metálica de la canción más famosa y exitosa de The Cranberries, “Zombie”. La propia Dolores O’Riordan tendría que haber colaborado con su voz en dicha versión, pero apareció muerta en el baño de su habitación en un hotel londinense días antes de reunirse con la banda.

El cantante de Bad Wolves, Tommy Vext, contaba que “Fue un gran honor saber que le gustaba nuestra versión y quería cantar. Estamos profundamente tristes por la repentina pérdida de Dolores y por el hecho de que haya dejado a tres niños. así que estamos donando las ganancias de la canción a sus hijos. Es una canción muy poderosa y la letra sigue siendo relevante, queríamos publicarlo en su memoria.”