Donald Trump ha utilizado la música del clásico "Crazy Train", y el vocalista y su esposa ha enviado un aviso al presidente de los Estados Unidos para evitarlo en el futuro.

Las canciones de Ozzy no son para hacer política

Ozzy Osbourne, siempre representado por su esposa y manager Sharon Osbourne, han criticado al presidente Donald Trump por utilizar sin autorización la canción “Crazy Train” en un vídeo de Twitter que se burla de los candidatos demócratas de 2020.

El actual presidente de Estados Unidos publicó este vídeo el jueves por la mañana a través de sus redes sociales, e incluye imágenes documentadas de las dificultades técnicas que empañaron la primeras primarias demócratas del pasado miércoles, combinada con la inmortal canción de Ozzy Osbourne. Al final del vídeo la frase “Trump Pence Make America Great Again! 2020”, llena toda la pantalla.

En un comunicado publicado a través de las redes sociales, Sharon Osbourne se mostraba bastante contraria a este vídeo: “En base al uso no autorizado de esta mañana de ‘Crazy Train’ de Ozzy Osbourne, estamos enviando un aviso a la campaña de Trump (o cualquier otra campaña) que tienen prohibido usar cualquiera canción de Ozzy Osbourne en anuncios políticos o en campañas políticas. La música de Ozzy no se puede utilizar para ningún medio sin aprobación. Mientras tanto, tengo una sugerencia para el Sr. Trump: tal vez debería comunicarse con algunos de sus amigos músicos. Tal vez Kanye West (‘Gold Digger’), Kid Rock (‘I Am The Bullgod’) o Ted Nugent (‘Stranglehold’) permitirán el uso de su música”.

Hace aproximadamente un año, Sharon Osbourne comentaba que se despertaba “asustada” al saber que Trump es el presidente de los Estados Unidos y explicaba que no se “siente segura de que todo será fácil y que la gente tiene el control de lo que deberían controlar”.